¿Queremos trabajo, desempleo?

¿O acabar con los dos?

El siguiente texto fue repartido en panfletos en la manifestación contra el paro, en el centro de Atenas, el 15 de diciembre.

Día tras día se hace cada vez más comprensible por el cuerpo social la gravedad del momento en que se encuentra este mundo. En la vorágine de la crisis, se producen todas aquellas rupturas verticales, cuyo receptor es la misma relación Trabajo-Capital, en sus cimientos. Aunque de momento la ofensiva es tal que desafía incluso a la existencia física de los trabajadores (deficiencia de asistencia, aumento de personas sin hogar, inmigración), apenas estamos comenzando.

La dificultad de reproducción del Capital en sus diversas formas, poco a poco tomará la forma tradicional que le corresponde, es decir, la de la dictadura sobre las clases bajas. El aumento del nivel de represión en las metrópolis del mundo, desde las detenciones masivas y las balas de goma en las plazas de América, los tanques en las calles de Moscú, las nuevas técnicas de gestión de las manifestaciones en Roma y los muertos en las insurrecciones árabes, hasta la represión de movilizaciones pacíficas o de ocupaciones en Grecia y la cobertura que le ofrece (a la represión) su representación ultraderechista en el Parlamento, se convierten en el nuevo rostro del Orden capitalista en la guerra que está por estallar. El ciudadano- el hijo consentido del Estado/tutor-(suponiendo que fuera expresado social y políticamente por la clase media ampliada) se desvanece junto con las dulces promesas de una perspectiva social y de diálogo entre los fragmentos sociales.

Uno de los principales aspectos de este proceso, junto con la generalización del trabajo precario, es el creciente número de despidos. La legislación laboral en relación con estos temas se va derrumbando pieza por pieza, y paulatinamente nos conducimos a una centralización de estas características, como un hecho social. Los recortes de gastos, los despidos y la reserva laboral en el sector público, los contratos a plazo fijo en departamentos del sector público (profesores que cobran por hora, trabajo de todo tipo a destajo, médicos de horario flexible, contratados por obra, señoras de limpieza arrendadas, etc) traen a la primera fila de la actualidad una nueva realidad laboral: la de la desmasificación del trabajo y la continua alternancia entre el desempleo y el trabajo flexible. Es indicativo que los puntos acumulados en la tarjeta de desempleo es prácticamente el único criterio para encontrar trabajo. Llevas 12 meses desempleado (o trabajando en negro), y luego con los puntos acumulados de este período de desempleo puede ser que trabajes con un contrato de 8 meses, sin llegar a edificar relaciones con tus compañeros de trabajo, y dale que dale.

Esta tendencia del proceso de la lucha de clases, determina ya en gran medida las formas que obtienen las luchas, es decir, sus posibilidades y límites (desde luego, junto con aquellos trabajadores que aún su trabajo se rige por algunas de las viejas relaciones laborales y formas de lucha, como por ejemplo lugares de trabajo masivos, fábricas, etc.) Se nota que el descenso del valor de los títulos universitarios y el hecho de que no están conectados con algún trabajo, las sucesivas alternancias de roles laborales y la deslegalización de las demandas salariales que se está promoviendo a través de los convenios (contratos) de trabajo individuales, hacen que la identidad laboral sea más flexible y que las luchas sean discontinuas, no sindicalizadas en el sentido tradicional de la palabra, y que se difundan en el campo social. Esta última característica, a causa de la ofensiva al sector de la reproducción (Sanidad, Electricidad, impuestos, Transporte), parece estar ganando terreno como una organización práctica del proletariado y de la clase media que se está aproximando al estado del proletariado, a través de los movimientos en las plazas, las asambleas barriales, la ósmosis de los sindicatos con los consumidores de los servicios (metro, electricidad, hospitales). Mientras el Estado renuncie a la continuidad “normal” de la cotidianidad, estas formas de organización, que por ahora están en sus inicios, se pondrán a prueba a un grado cada vez mayor, endureciéndose la furia de la represión y los enfrentamientos internos.

Para muchas personas, las alternativas de la supervivencia o de una vida digna bajo las circunstancias que conocíamos, van a pasar por nuevos campos. Estos pueden ser tanto el mercado negro como los márgenes de la Mafia, ya que el Estado se vuelve hacia la economía sumergida para aumentar el porcentaje de beneficio, o incluso unas estructuras de auto-gestión de la pobreza (como, por ejemplo, la vida en guetos, u otros fenómenos que hemos visto recientemente en Grecia – el traspaso del costo de la educación a los padres a través del voluntarismo, colectas para recolectar dinero para comprar los apuntes universitarios, etc.) Por otro lado, es una apuesta la organización de unas tentativas de desarrollo de un movimiento de características combativas, que construya redes y relaciones entre sus miembros, más allá del coste y del Capital. Aquí se muestra la importancia de estas primeras aventuras de auto-organización en los barrios y de las iniciativas correspondientes en los lugares de trabajo: tales son los proyectos, abiertos y horizontales, los cuales dando pasos cortos pero sinceros y creando lazos, pueden superar la mediación consolidada de los mecanismos partidistas o la introducción de ideologías que favorecen la fragmentación, como el nacionalismo y el racismo. Por lo tanto, la dinámica de estas iniciativas no puede ser usada de herramienta, como creen los partidos de la Izquierda, los cuales están preocupados por las estrategias del Estado griego y por la soberanía nacional.

Las reflexiones que están naciendo, aparecieron en 2001 con la crisis y los disturbios en Argentina, pero con otros datos, respecto de la producción y composición de los barrios, y fueron respondidas en cierta medida con la autogestión y la solidaridad entre los desempleados (piqueteros) y la ex clase media que salió a la calle (cacerolazos). Aparte de la fuerza que tienen la expropiación y el funcionamiento de las fábricas por los trabajadores, que hasta un cierto punto parecen ser una solución dentro del capitalismo, la autogestión como una práctica se verá afectada tanto por la competencia internacional y la ley del coste, como por el contenido del mismo trabajo en los centros modernos, es decir, la total ausencia de sentido y la alienación total. Si hoy la revolución parece imposible, es porque toda actividad humana se ha sometido al Capital, por lo que no podemos imaginar la vida el día siguiente. Este afán del movimiento de construir las plataformas de una sociedad sin clases, tiene que ser abandonado. Es seguro que una potencial rebelión global, se plantearán todas las cuestiones: ¿cómo van a llegar los bienes a la gente? ¿Cómo vamos a cultivar y comer? ¿Cuál será la forma de la Educación y de la Sanidad? Todas estas preguntas críticas son respondidas con ejemplos de la lucha más allá del trabajo asalariado. La insistencia en volver al trabajo asalariado es, sin duda, necesaria como una estrategia, por ejemplo empleada para los desempleados para fortalecer la lucha de clases, pero como proyecto no es realista (ya que hoy día el Capital no necesita de una gran parte de la población activa), pero también oculta la verdad histórica y brutal: ¡que el trabajo y el desempleo juntos nacieron y juntos morirán!

 

Anuncios

El fin de semana del 19 y 20 de noviembre estalló una nueva ola de protestas populares en Egipto a causa de la sistemática violencia del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas contra las masas egipcias. El pueblo está cansado de su comportamiento dictatorial, del uso de una fuerza extrema contra los manifestantes, de los juicios militares que en 10 meses han llevado a 12.000 compañeros a las cárceles, de la censura, de la tortura, de los secuestros y de los asesinatos selectivos de militantes. El pueblo está cansado del sectarismo que promueve para distraernos de nuestra verdadera lucha, por la justicia, la igualdad y la libertad. [العربية] [English] [Italiano]

El fin de semana del 19 y 20 de noviembre estalló una nueva ola de protestas populares en Egipto a causa de la sistemática violencia del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas contra las masas egipcias. El pueblo está cansado de su comportamiento dictatorial, del uso de una fuerza extrema contra los manifestantes, de los juicios militares que en 10 meses han llevado a 12.000 compañeros a las cárceles, de la censura, de la tortura, de los secuestros y de los asesinatos selectivos de militantes. El pueblo está cansado del sectarismo que promueve para distraernos de nuestra verdadera lucha, por la justicia, la igualdad y la libertad.

El imperialismo ha llamado a una “transición ordenada” a la democracia en Egipto. Los militares se han mostrado muy serviles en aplicar esos designios. El pueblo egipcio exige el fin de la dictadura y barrer con todos los rescoldos del odiado régimen de Mubarak. El pueblo egipcio quiere sentirse dueño de un país regido por y para ellos.

Los anarquistas de Egipto, y el movimiento de solidaridad internacional con los revolucionarios libertarios, apoyamos con todas nuestras fuerzas la justa lucha del pueblo egipcio para continuar su revolución y condenamos la masacre de manifestantes, que muestran que el CSFA no es demasiado diferente de Mubarak.

A diferencia de otros sectores que albergan ilusiones en la democracia burguesa, nosotros consideramos que la democracia y el Estado son irreconciliables. La verdadera democracia es la que puso en práctica el pueblo egipcio cuando creó sus comités populares y dirigió sus propias comunidades, sus propios pueblos, sus propios asuntos desde abajo. Llamamos a fortalecer esos comités populares, llamamos a descentralizar el país, a convertir cada puesto político en revocable por los comités si desobedece el mandato popular.

También consideramos que la esperanza democrática es incompatible con el sistema capitalista, basado en el control por parte de unas élites de la economía y de los medios de vida y que condena diariamente a la muerte por hambre a 25.000 seres humanos. La verdadera democracia solo es posible cuando una sociedad gestiona democráticamente la economía y los medios productivos de una nación. Para ello es necesaria la propiedad colectiva de la tierra y de las empresas y su gestión por parte de los propios trabajadores y campesinos. Si unos pocos siguen controlando la riqueza del mundo, unos pocos seguirán teniendo el poder sobre la mayoría. El libre mercado es una forma más sutil de dictadura.

Por tanto, llamamos a los sindicatos y a los trabajadores a asumir un papel de dirección en la lucha actual, a ocupar sus lugares de trabajo, a transformarlos en cooperativas obreras y a prepararse para la autogestión completa de la economía egipcia.

La crisis egipcia no se resolverá con medias tintas. Necesitamos el compromiso de la juventud, de las mujeres, de la clase trabajadora, para arrancar las raíces de la tiranía y de la violencia de nuestro país: el sistema capitalista y el Estado. Unámonos bajo las banderas de la lucha contra el dominio militar, pero permitidnos sostener una opción revolucionaria y libertaria para las masas egipcias.

25 de noviembre de 2011

Movimiento Socialista Libertario (Egipto)
Federazione dei Comunisti Anarchici (Italia)
Organisation Socialiste Libertaire (Suiza)
Workers Solidarity Movement (Irlanda)
Zabalaza Anarchist Communist Front (Sudáfrica)
Workers Solidarity Alliance (EEUU)
Confederación Sindical Solidaridad Obrera (Estado español)
Grupo Libertario Vía Libre (Colombia)
Centro de Investigación Libertaria y Educación Popular (Colombia)
Instituto de Ciencias Económicas y de la Autogestión (Estado español)
Federación Comunista Libertaria (Chile)
Revista Política y Sociedad (Chile)
Melbourne Anarchist Communist Group (Australia)
Common Struggle – Libertarian Communist Federation (EEUU)
Unión Socialista Libertaria (Perú)
Common Cause (Canadá)
Confederación General del Trabajo (Estado español)
Coordination des Groupe Anarchistes (Francia).

Related Link: http://www.anarkismo.net

 

CÁRCEL=MUERTE.

noviembre 30, 2011

CÁRCEL,CIES,CENTROS DE MENORES =TORTURA ¡COPIA Y DIFUNDE!

Los mecanismos con los que el estado nos reprime son innumerables, pero la cárcel representa la herramienta más dura con la que el sistema nos castiga. La prisión supone maltrato en sus diferentes ámbitos y, por lo tanto, en su totalidad. No sólo nos referimos a la forma más ruda y directa, la agresión física.

La dispersión, el aislamiento, la desasistencia sanitaria y jurídica, la medicación forzosa, las condenas de más de treinta años, pero también las condiciones del encarcelamiento voluntario, el llamado tratamiento penitenciario, los grados, los módulos de respeto, las UTEs, los permisos de salida, el control telemático, las libertades condicionales, etc, son formas de tortura encubierta, el hecho mismo de estar encerrado en contra de tu voluntad es tortura.

Son muchos lxs presxs de todo el estado los que ya están realizando huelgas de hambre y de patio, acompañadas de otras acciones, además de enviar escritos de “denuncia” a los organismos que encubren la cruda realidad penitenciaria(Defensor del Pueblo, Tribunal de Estrasburgo, etc.), aunque la convocatoria común es de un ayuno cada primer día de mes, empezando en octubre.

¡SOLIDARIDAD CON NUESTRXS COMPAÑERXS EN LUCHA!

María Elvia López Coll, prisionera en la cárcel de Brians 1 (Martorell), ha realizado este año tres huelgas de hambre, ha denunciado numerosas veces las condiciones miserables dentro de la cárcel (la mala alimentación, la escasa higiene, los precios del economato, etc.), además de los atropellos, el racismo, los malos tratos y torturas, la anulación de la voluntad y con ello la destrucción de la humanidad que implican las prisiones.

Su actitud rebelde y el hecho de no querer someterse ni rendirse ante los chantajes de los carceleros y la junta de tratamiento (a la que ella denomina santa inquisición, porque es el verdadero nombre que se merece ya que se creen tan perfectos y según ellos velan por la moralidad y las buenas cotumbres…), fueron castigados y reprimidos constantemente: tachándola de enferma, negándole los permisos de salida que le correspondían, quitandole el trabajo que tenía en el CIRE (por protestar), y haciendole sentir que hay un estigma sobre ella por haber ejercido la prostitución, por ser extranjera, luchadora y rebelde. Es que como ella dice las cárceles son para encerrar a los pobres y es a costa de estos que los poderosos se enriquecen usándolos como mano de obra barata en el CIRE, y que los carceleros ganan su plus de peligrosidad.

Ultimamente María fue regresada al primer grado (que son módulos de aislamiento, las celdas son individuales, el acceso a patio normalmente queda reducido a entre 1 y 3 horas. Significa estar en una cárcel dentro de la misma cárcel.), como castigo por haberse levantado en el comedor sin obtener el permiso a pesar de haberlo pedido repetidamente.

(…) cansada de que no entendieran de que si una se siente mal es MAL, dejé en la mesa los cubiertos, la bandeja Y ME LEVANTÉ… está prohibido pensar por una misma porque aquí no solo se pierde la libertad sino también el pensar y el tomar tus propias decisiones y el estar enfermas y hasta el comer tranquilo (…)

Por esto fue llevada a la sala de torturas (Cangrejo) donde la ataron boca abajo, se burlaron de ella constantemente y no le permitieron ir al baño, forzándola a cagarse encima y solo después de 3 días le permitieron ducharse.

(… ) recuerdo que cuando me lograron desprender del muro donde estaba aferrada me tumbaron al piso y allí lograron atarme y elevarme para llevarme hasta el especial donde me llevaron al Cangrejo. El Cap Víctor dijo: te ríes no? Y la señorita Jazmina contestó ¿se está riendo? Cuando estoy nerviosa no puedo articular palabra, suelo respirar deprisa. Además como podía ver si me estaba riendo si estaba boca abajo. Como pude le conteste “te gusta esclavizar a las presas y humillarlas, y aprovecharte de ellas como en mi última huelga de hambre me amenazaste con tus partes (sanciones), le sacaste la comida a mi compañera de celda, no permitías ni que me tomara un café porque era un parte, ni siquiera sabes la diferencia entre una huelga de hambre y una huelga de sed, solo que te gusta ver humilladas a las mujeres. Y como estás denunciado no sabes ya como joderme porque yo no tengo miedo (…)

Resaltamos de esto último la brutalidad del jefe de los carceleros al prohibirle tener comida a su compañera de celda, y al hecho de que durante su huelga de hambre la amenazaban con sancionarla si la veian bebiendo algun liquido como café o zumo.

(…) a mi que estoy comenzando mi cuerpo a descomponerse no puede nadie invitarme un café, porque dicen que yo me lo he buscado y que una huelga de hambre es solo tomar agua y quieren que me derribe rapido. Que a los hombres se les permite hacer huelga de hambre pero a las mujeres no. Que yo por ser el sexo debil ya deberia haberme derribado.(…)

Cabría mencionar que su última huega de hambre fue una respuesta a la situación concreta de torturas a la que fué sometida nada más que por el hecho de ponerse de pie, levantarse en el comedor. En este pequeño gesto late un profundo grito contra este sistema carcelario.

(…) Mi persecución es por denunciar las cosas que pasan aquí. Este señor Víctor le gusta provecharse de las internas, hacer uso de su poder, humillarlas, esclavizarlas, es difícil en ocasiones en este módulo poder tener un cap con quien podamos hablar, sin ser sancionadas y que nos lleguen los productos de higiene, hay normas ridículas. Sólo que yo no me quise callar y denuncié ésto al Síndic de Greuges, al Juez de Vigilancia Penitenciaria, contestándome que era yo la única que denuncia. Pero sin embargo unos artículos míos y posteriores huelgas de hambre de porque, las Juntas de Tratamiento me seguían denegando mis permisos, basándose en problemas de drogadicción cuando yo no entré por ningún problema por esa causa. Y ahora me acusan de haberle pegado un bandejazo a una funcionaria y haberle pegado a otros como si yo fuera rambo y donde están las cámaras donde acreditan eso ellos, cuando son ellos que me han golpeado y me han dado golpes y no tengo partes de lesiones. Y tengo un primer grado.

En la experiencia cotidiana de la lucha por existir dentro de los centros de exterminio surge la constatacion de que la violencia de los gobernantes y de sus esbirros tambien se disfraza de negocio, trabajo, ley y reforma. Una serie de argumentos que extienden el control y lo carcelario más allá de cualquier limite, argumentos que a fin de cuentas normalizan la opresión y rechazan sin disimulo el ansia de la libertad.

Asi lo confirman algunas reflexiones de Maria:

(…) una de las cosas tristes es que aquí hay personas que no comprenden la situación que estamos viviendo en la prisión. Una ecuatoriana que va a las clases de ingles que enseña una chica joven llamada Laura. La chica ecuatoriana le pregunto que si cuando terminaran las clases nos traería cualquier galletita de despedida de las clases. Ella le respondió que como ella era una de los INDIGNADOS y que como le bajaban el sueldo pues que no traería NADA, porque la situación de nosotras no era lo mismo que la de la calle, porque había gente que la esta pasando mal y sin trabajo y que los políticos se subían los sueldos y que a ella se lo rebajaban y que no es la misma situación. Me imagino que ella pensara que nosotras vivimos en un hotel cinco estrellas o que la justicia nos ha dado lo que nos merecemos y que antes nos da demasiado. Yo desde aquí veo los noticieros y estoy con todos los que sufren opresión en el mundo, pero hay gente que antes de trabajar en estos sitios debería por lo menos vivir diariamente 3 meses y compartir con nosotras nuestras angustias y nuestra rabias, miedos y nuestra impotencia.(…)

(…) aquí les parece que afuera no hemos tenido nada y que muchos emigrantes debido a los medios de comunicación que solo muestran las dificultades del tercer mundo como nos suelen llamar y de las ONG para pedir dinero, de las cuales muchas se lucran con la necesidad de los demás y este dinero nunca llega a estas personas y si llega es que solo lo quieren mostrar pero no es la verdad. Lo digo porque he conocido muchas de estas organizaciones y sus familias que administran sus dineros. Por estas informaciones de prensa y radio, ahora nos vemos marginados, en todos los aspectos tanto en las cárceles y fuera. Y con mi compañera (de celda) que es algo xenófoba y es algo que me incomoda, porque para mi solo hay un mundo y lamentablemente el ser humano esta empeñado en destruirse a si mismo. (…)

(…) Ahora estoy en una huelga de hambre que pienso cumplir y que claro que ellos les da igual que me muera, porque aquí se juegan sus puestos, porque es más importante su dinero que un extranjero más que muera en una prisión y que defienda su inocencia, que ellos un grupo de funcionarios ganan su plus de peligrosidad. Ellos piensan que yo, esta colombiana, muerta de hambre, como nos suelen decir, no tiene dignidad y yo aquí prefiero morirme antes de decir lo que no he echo, y eso no los hace menos asesino de lo que están aquí. Sólo que ustedes tienen el permiso de la ley. (…)

Ahora mismo, a fecha del 15 de noviembre de 2011, se encuentra en el hospital psiquiatrico dentro de la prisón (UHPP), aún más aislada ya que la psiquiatra del centro decide quién la puede visitar y quién no, y donde dejó la huelga de hambre que había iniciado. Sin embargo, y con todo lo que significan los psiquiatricos, otra forma de encarcelamiento y castigo de la “anormalidad”, drogando legalmente a las personas para someter su voluntad (es decir controlar en lugar de apoyar), María por ahora se siente más protegida ahí, no tan expuesta a los abusos de los carceleros. Mientras tanto, su abogado interpuso un recurso contra la regresión de grado, contradiciendo los hechos en los que se basa la sanción, además de mencionar los malos tratos a los que estaba sometida María Elvia.

(…) aquí en la lucha secreta y no tan secreta es muy dura para mí ya que a veces con mis ideas no me puedo callar delante de la injusticia que ven mis ojos, les contesto con buenas palabras pero me les enfrento con ideas, mi lucha es contra toda clase de opresión (…)

Dentro = Fuera

Considerando que la sociedad en la que vivimos se basa en el condicionamiento, la disciplina y el castigo con un máquina de control y propaganda que funciona las 24 horas del día (cámaras de videovigilancia, policías, mass mierda (medios de comunicación burgueses o medios de formación de masas), escuelas, fábricas, etc.), la prisión sólo es la expresión más cruda de esta realidad carcelaria, un laboratorio social y de experimentación de medios de control y al mismo tiempo la amenaza constante bajo la que llevamos a cabo nuestras vidas (sin embargo las nuevas cárceles ya no se están construyendo dentro de las ciudades a vista de todo el mundo, sino en sitios apartados para aumentar el aislamiento y mantener la máscara de la vida feliz y progresista en las metrópolis). Además constituyen un beneficio a las empresas que explotan a los y las presas como mano de obra barata trabajando para el CIRE. Desde esta perspectiva, nuestra lucha contra las cárceles tanto como el apoyo que podemos dar desde la calle a los y las presas en lucha siempre está relacionado con la lucha por la liberación total y la destrucción de la sociedad carcelaria, el sistema tecno-industrial, el Estado y cualquier relación de poder y opresión.

Maria es mujer, prostituta, migrante, rebelde, presa de esta sociedad. Maria necesita nuestro apoyo, así como todas y todos quienes no se resignan a la obediencia, a la imposición del control social, de la sociedad carcelaria, de la opresión. Por todos y todas aquellas que gritan libertad, y también por todos que ya no están entre nosotras: ¡No tenemos nada más que perder que nuestras cadenas! ¡Abajo los muros!

Algunas individualidades
Barcelona, 19 de noviembre

* Los escritos en cursiva corresponden a fragmentos de cartas, comunicados y reflexiones de María Elvia.

La movilización, ¿imposible?

noviembre 30, 2011

ManifestaciónEs evidente que el sistema capitalista actual, valiéndose de su arma más poderosa, el consumismo feroz y todo lo que ello conlleva (medios de comunicación, publicidad, márketing político…), ha logrado unas cotas de adormecimiento y conformismo de la sociedad nunca conocidas.

Salvo los tradicionales y minoritarios movimientos “antisistema”, aquí no se moviliza nadie, con una sola excepción, el 15M, que merece un estudio aparte que más adelante citaré.

Es urgente analizar las posibles respuestas a esta falta de movilización antes de dar cualquier paso. Entre ellas, las primeras que se me ocurren son:

1-En realidad el sistema actual es el mejor posible y fuera de él hace mucho frío. Aunque estemos pasando una mala racha la solución la darán los políticos, empresarios y banqueros, motores de la economía y los únicos capacitados para implantar medidas correctoras que generen las condiciones más favorables para crear empleo. Solamente tenemos que tener paciencia, aguantar las fuertes medidas de austeridad que nos esperan y ya llegarán tiempos mejores en los que podremos volver a comprar muchas cosas, que es la base de la felicidad. Es cierto que el sistema es injusto pero está claro que si lo cambiamos la mayoría vamos a tener que renunciar de antemano a muchos caprichos que el actual sistema, en determinadas condiciones, sí nos permitiría disfrutar. Sería la destrucción del “sueño americano”, auténtico bastión del capitalismo imperante.

2-La clase trabajadora con trabajo estable quiere seguir como está, hasta la fecha le ha ido bien y quiere seguir disfrutando de vacaciones todos los veranos y cambiarse de coche cada seis y de móvil y ordenador cada dos, además de comprar ropa todas las temporadas, tanto para ellos como para los hijos, que se quedarán en casa hasta que puedan emanciparse en las mismas condiciones. Para que lo pasen mal mejor están en casa. Si las condiciones de trabajo empeoran es mejor aceptar lo que me ofrecen los empresarios y trabajar más para ganar más que hacerme el valiente y poner en peligro toda mi forma de vida. Si tengo un poco menos de tiempo libre qué le vamos a hacer, pero lo básico está salvado.

3-La juventud, mayoritariamente en paro o con trabajos precarios, son los hijos citados en el punto anterior. Completamente identificados con la forma de vida de sus padres y perfectamente protegidos bajo el paraguas familiar, esperan tranquilamente su oportunidad estudiando eternamente, preparando oposiciones a funcionario, la gran panacea, o bien tirando tranquilamente con un sueldo de 900 euros, más que suficiente puesto que todo es para ellos (coche, pareja, copas) puesto que en casa están cubiertos todos los gastos primarios.

Llegados a esta situación que a mi entender describe al grueso de la población puesto que nos quedarían los más pobres y la mayoría de los inmigrantes, silenciados gracias a las llamadas “Ayudas Sociales”, me pregunto si se puede hacer algo al respecto, y parece que sí, o por lo menos algo ha ocurrido.

Como ya he comentado antes lo que ha ocurrido es el movimiento 15M, con gran éxito, al menos en un principio. Sin embargo algo ha pasado que también lo ha adormecido. En mi opinión ha habido una gran oportunidad el 20N de ratificar y demostrar el poder del pueblo y de los indignados mediante una abstención masiva.

Parecía lógico suponer que los lemas “no nos representan” y “lo llaman democracia y no es” traerían como consecuencia una campaña por la abstención puesto que a nadie extrañaría que desde el propio 15M se propusiera que “si no nos representan y no es democracia, no votamos”. De esta forma, si era cierto que el 75% de la población se identificaba con el 15M, parecía que podría aspirarse a un 60% de abstención, porcentaje lo suficientemente importante como para sentar las bases de más movilizaciones y de transformaciones más importantes. Algo ha pasado. Si lo identificamos, podremos luchar contra ello.

Juan Antonio

Texto_sobre_el_20N.

noviembre 29, 2011

Texto_difundido_antes_de-20N.

Las elecciones del 20-N y el desarrollo del factor consciente.

Las elecciones del 20 de noviembre de 2011 tienen lugar en una situación singular, cuando los cimientos de “España” y Europa crujen y se agrietan. Lo que madura es una crisis global de Occidente que va mucho más allá de la economía y que, por tanto, demanda una respuesta múltiple y compleja, esto es, integral, más allá de las obsesiones economicistas de una izquierda que sigue siendo el instrumento político principal del capitalismo y del artefacto estatal, por delante de la derecha.

La izquierda en el gobierno, el PSOE secundado por el PCE-IU en todo lo importante, ha destruido la sociedad y ha envilecido a la persona. En 2004-2011 el gobierno izquierdista ha promovido con furor todas las formas imaginables de no-pensamiento, docilidad, incivilidad, amoralidad, embrutecimiento, inespiritualidad, deshumanización, neo-ignorancia, aculturación, chabacanería, egocentrismo, hedonismo, auto-destrucción del individuo, culto por lo degradado, zafiedad, enfrentamiento entre las personas, feísmo y barbarie, por medio de sus muchas religiones políticas y operaciones de ingeniería social. De ello ha salido una sociedad en descomposición, agónica, y un sujeto nulificado en trance de dejar de ser humano.

Además, ha devastado la economía, creando un sistema productivo imposible por parasitario, endeudado, despilfarrador, hiper-consumista, entregado al gran capital y a la banca, hiper-intervenido por el Estado, corrupto y supeditado al imperialismo alemán. Así, tenemos 5 millones de parados, una situación sin salida y el hambre a punto de ser una lúgubre realidad en cientos de miles de hogares.

Tal es la obra de la izquierda en todas sus manifestaciones, del progresismo, de la intelectualidad y estetocracia mega-subsidiadas, de los miles de grupos, tinglados, ONGs y sujetos que han medrado a lo grande en estos años aciagos con las suculentas subvenciones otorgadas por el gobierno del PSOE a fin de que hicieran la loa del Estado.

Desde antes incluso de la muerte de Franco la izquierda ha hegemonizado la vida política del país. Con el final del fascismo se hizo la fuerza política más influyente, en la que el capitalismo y el Estado se apoyaron para realizar sus fines en las nuevas condiciones. La infame Constitución actual, de 1978 (actualización de la no menos infame de 1812), proviene sobre todo de un pacto entre el Estado fascista reconvertido, representado por Adolfo Suarez, y el Partido Comunista de España (PCE), a las órdenes de Santiago Carrillo. De ese atroz texto político-jurídico han salido los males que nos devastan.

El PCE, secundado por el PSOE y la extrema izquierda, frustró en 1974-1978 la posibilidad de una salida revolucionaria a la crisis general del régimen franquista que permitiera la regeneración de la sociedad tras 40 años de barbarie. Para ello otorgó un respaldo total al régimen de dictadura constitucional, partitocrática y parlamentarista como solución de recambio. Al mismo tiempo destruyó los movimientos populares, para crear una sociedad de la docilidad y el servilismo, de la atomización y el individualismo. Desgastado en tan rufianescos quehaceres sufrió una regresión como partido, siendo sustituido por el PSOE.

El triunfo electoral del PSOE en 1982 abre un periodo de rápido crecimiento del capitalismo español, que es promovido a las mil maravillas por la política e ideología de la izquierda. La acumulación y concentración de capital progresó a un ritmo vertiginoso y de ello surgió la empresa multinacional española, que antes no existía. Ésta, la expresión más temible del capital, fue creada bajo la dirección de los gobiernos de la izquierda en los años 80 y 90 de la pasada centuria. Hoy su número rebasa las 2.500. Particularmente cordiales fueron, y son, las relaciones entre el PSOE y la gran banca.

Por tanto, quienes identifican izquierda con anticapitalismo se engañan y engañan. Los hechos prueban que la izquierda, en todas sus manifestaciones, ha sido desde el final del franquismo, y lo sigue siendo, la expresión más perfecta de los intereses estratégicos del gran capital multinacional español, más aún que la derecha.

En el presente, declinante el PSOE a causa de los catastróficos efectos de sus políticas, el gran capital y el Estado están promoviendo para las elecciones del 20-N al PCE-IU, en tanto que fuerza política “anticapitalista” destinada a controlar los movimientos populares, para llevarlos a un pacto con el Estado y el capital y luego destruirlos, como hizo en 1974-1978. El PCE-IU ha recibido de la banca, que se sepa, 1,8 millones de euros para la campaña electoral.

Además, sobre todo desde la privilegiada posición que tiene en las Cajas de Ahorro, esa peculiar manifestación del capitalismo estatal-empresarial, como PCE-IU y como CCOO, se ha hecho parte sustantiva de la burguesía de Estado, que incrementa su cuota de capital con el auge del capitalismo estatal y de la explotación de las clases populares por vía fiscal. Desde las Cajas, algunas de las cuales están entre las mayores entidades financieras del país, realiza un sinnúmero de negocios, partidistas y privados, de muy variada naturaleza.

Es intolerable, por ejemplo, que mientras por un lado sale a la calle a arrastrar pancartas con el lema “No a los desahucios”, por otro, desde las poltronas de los consejos de administración de las Cajas, el PCE-IU ordena la ejecución de un número notable de desahucios cada día. Su mundo es el de la mentira, la amoralidad y la demagogia. Se llama “anticapitalista” cuando es el mejor promotor del capitalismo entre las clases populares.

Dentro del Movimiento 15-M soporta a duras penas las asambleas con un único propósito, destruirlas para imponer un nuevo régimen de dictadura parlamentarista y partitocrática, para hacer que las y los políticos profesionales nos manejen como muñecos. Si no lo lograse, su objetivo será destruir el 15-M como hizo con los movimientos populares genuinos en 1974-1978.

Dado que el PCE-IU vive deliciosamente del Estado a través del régimen de subvenciones y fundaciones, se lucra con las Cajas y es parte sustantiva del capitalismo de Estado, lo mejor de su política se centra ahora en defender “lo público”, esto es, sus negocios. Al presentar lo estatal como “público” está fomentando sus intereses como organismo parasitario y explotador, sirviendo a su amo principal, el Estado.

Para amontonar votos, por tanto dinero del Estado, en sus arcas, promueve la especie de que la derecha va a desmontar el Estado de bienestar. Al aterrorizar a las clases populares con formulaciones absurdas y mentirosas pretende aparecer como paladín del pueblo.

Los fundamentos del Estado de bienestar los creó Franco, con su famosa ley de 1963, de modo que no se entiende por qué va a deshacer la derecha lo que hizo aquel fascista para organizar de la mejor manera posible al capitalismo y al ente estatal. En las actuales condiciones de desastre y naufragio económico el Estado de bienestar menguará pero se mantendrá, pues lo exige el conservar una mano de obra con un mínimo de eficacia productiva, y un Estado con unos ingresos suplementarios de naturaleza colosal, que ahora le son más necesarios que nunca por la mengua de los tributos y la crisis de la deuda soberana.

Quienes alborotan a favor del Estado de bienestar son herederos de la política del franquismo, son izquierdistas con camisa azul. Quienes dicen que el Estado es “lo público” están afirmando que el ejército es parte sustantiva de “lo público”, que es pueblo en definitiva, como decía Franco. Son, pues, unos militaristas, por tanto unos fascistoides.

En las actuales condiciones de progresivo desplome de Europa, de acumulación de crisis de toda naturaleza (política, cultural, educativa, demográfica, medioambiental, intelectiva, relacional, de construcción del sujeto, estética y otras varias además de la económica), centrarse en la economía para mendigar más dinero y más servicios del Estado asistencial es hacer lo que el capital espera y desea. Ahora, ante la crisis múltiple, general y universal en desarrollo lo que se adecua a la realidad es promover la idea de revolución integral.

En efecto, sólo una revolución integral que transforme sustantivamente la sociedad, el individuo y el sistema de valores, que cree una nueva organización de la vida colectiva y una nueva persona, es capaz de elevarse a cosmovisión inspiradora de soluciones a los muchos y colosales problemas de nuestro tiempo. La economía es sólo parte, lo humano es lo más decisivo, y resolver el problema de su destrucción planeada desde arriba demanda una revolución total, regeneradora y restauradora. Ésta ha de reinventar y reformular la vida en sociedad a la vez que la condición del sujeto en tanto que ser humano que se afirma como tal, y no como consumidor, fuerza de trabajo, adoctrinado múltiple, hedonista ultra-degradado y siervo del par Estado-capital, primando lo espiritual sin desatender lo material.

El gran caos y declive en que se precipita Europa, en particular sus países más débiles, es un acontecimiento histórico que demanda una respuesta integral. Sucede tras 500 años de hegemonía planetaria europea y sólo puede ser respondida con una grandiosa concepción sobre cómo ha de ser el futuro, con un desarrollado sistema de propuestas y soluciones, con una interpretación del presente y del porvenir realizada con altura de miras y visión estratégica, con valentía y clarividencia, con creatividad y responsabilidad, que se proponga dejar atrás el orden social actual, una atroz dictadura de las elites del poder político, militar, funcionarial, académico, mediático, tecnocrático, religioso y económico.

En los turbulentos tiempos que corren se ha de tener en cuenta el refrán, “A grandes males, grandes remedios” y alejarse de la mediocridad, el posibilismo, la añoranza del pasado de hiper-consumo con aniquilación de lo humano y devastación medioambiental, el economicismo, la cobardía, las visiones parciales, la ruindad vital y las “soluciones” fáciles.

Eso llevará bastante tiempo realizarlo por todas y todos. Crear y popularizar la gran y magnífica idea de la revolución integral es la tarea más importante en los próximos años.

En las actuales elecciones la izquierda y la derecha son lo mismo, y sólo se diferencian en sus miserables grescas verbales por poder y dinero. Igual es el PP que el PSOE, lo mismo representa Esperanza Aguirre que el PCE-IU o UPD, o que el PNV, CiU o el BNG. Además, son unas elecciones que, como todas ellas, son no libres, al estar realizadas en condiciones de inexistencia de libertad de conciencia y con un aparato partitocrático que todo lo manipula. Asimismo se basan en un elaborado sistema de engaño, pues se elige lo que no tiene el poder real, el parlamento y el gobierno, mientras que no se elige lo que sí posee la totalidad del poder, el Estado y el gran capital.

Las elecciones legitiman una situación de dictadura, en la que el Estado, el tirano colectivo, gobierna al pueblo, impidiendo que el pueblo se gobierne a sí mismo, de la única forma posible, con una gran red de asambleas omnisoberanas que, con base en lo local, se eleven al plano de lo comarcal, regional y nacional múltiple. En ellas y sólo en ellas puede hacerse real la libertad política para todas y todos pues cualquier forma de parlamentarismo, monárquico o republicano, con estos o los otros procedimientos, es un régimen tiránico que debe ser rechazado y resistido. Por tanto, la abstención se impone.

La Europa de los vividores, gozadores, triperos y pancistas que creían poderse permitir todos los excesos y, en efecto, se los permitían, está acabándose en buena hora. Sobre sus ruinas hemos de edificar una Europa que recupere lo mejor de la herencia clásica, lo más sustantivo del saber, la civilización, el arte y la cultura, que sea una sociedad de la libertad y la pluralidad, de la convivencia y la ayuda mutua por amor, de la limitación drástica del consumo y la auto-contención, del esfuerzo y el servicio desinteresados, ni agresora ni agredida, ni explotadora ni explotada, respetuosa y atenta con el individuo a la vez que colectivista y comunal. La izquierda, con sólo una idea fija, que todas y todos llevemos una vida de cerdos con el estómago como único órgano a satisfacer, es el obstáculo principal para avanzar en esa dirección. De ahí dimana su descomunal mediocridad, deshumanización, espíritu reaccionario y zafiedad.

Lo importante no es preguntarnos qué va a pasar sino qué vamos a hacer, a qué nos vamos a atrever, con qué nos vamos a comprometer cada uno y una de nosotras. Se aproxima el momento en que cada cual habrá de hacer elección de su destino.

Triunfante el PP, las acciones populares se han de dirigir contra el Estado y el capital tanto como contra el PP, el PSOE y el PCE-IU. No se puede admitir que resurja la política de división y enfrentamiento popular izquierda/derecha. Hay que promover una línea de integración de todo el pueblo en torno a la idea de revolución integral contra la derecha y la izquierda, que son la misma cosa.

Por la revolución integral, pues, abstención el 20-N

Félix Rodrigo Mora.

Una vez mas

Mano tendida al compañerx

Puño cerrado al enemigx

Compañerxs de la organización de la conspiración de células del fuego les escribo a pocas horas de que comenzará el juicio “caso bombas”, una mala copia del “caso Cervantes”.

El poder y sus lacayos esta intentando condenar por la colocación de un artefacto incendiario en una iglesia, por este hecho arriesgo una condena de 5 a 20 años de pena efectiva, esto dentro del marco de la ley antiterrorista. Se prepara la hoguera de la caza de brujas.

Hasta el 14 de agosto del año 2010 habitaba la casa ocupada la krota, lugar donde se encontraba una biblioteca anarquista (la que fue un festín para las policías ese asqueroso día),mi hermoso hogar paso a ser uno de los “centros de poder” de la fiscalia, uno de los cimientos de la fallida tesis de asociación ilícita terrorista…que insulto para quien escupe el ejercicio de lxs poderosxs. Lxs habitantes de este lugar planteábamos abiertamente la propagación de las ideas antiautoritarias, a lo cual lxs el estado teme.

Mi detención (que duro 9 meses de prisión y 3 meses de arresto domiciliario) no me tomaba por sorpresa los medios de comunicación masiva cimentaban hace varios meses, solo me asombra lo burdo de este, me esperaba mas de las “inteligencias policiales”, en mi contra no existe ninguna prueba directa de mi participación en este y ningún atentado solo hay una acusación de las ideas, con esto no pretendo aferrarme a la legalidad o entrar a la defensa de mi inocencia, el que hacer anarquista no puede ser de otra forma si no es ilícito. Cada hora sentada en el banquillo de lxs acusadxs me siento sucia de ser parte de este proceso democrático, no tengo nada que probarle a ningún juez la única opinión que me importa es la de mis cómplices del crimen de luchar por la libertad y la anarquía, se me quiere encarcelar por no besar la cruz arrepentimiento por no bajarles la cabeza, el panorama es difuso puede que logren encarcelar mi cuerpo o quizás en un futuro próximo, lxs disidentes del capital tiene un pasaje reservado a la cárcel, son los costos de querer expropiarles nuestras vidas a lxs verdugos de los amantes del orden.

Me hermano con ustedes sin jamás cruzar una palabra, cada día que el capital les quita no me pasan inadvertidos se lo que es la soledad de una celda fría, la rabia que te seca la boca al ver cerrar la puerta y odiar cada mañana que ves a esx celadorx, la solidaridad no me es un ejercicio lastimero o “humanitario”, es una herramienta de lucha antiautoritaria, ya no puedo vivir en la paz social del capital me duele y me inquieto al ver a más en las jaulas, hablen o no el mismo idioma sean o no de la misma especie tengan cola, patas o plumas.

Compañerxs ustedes han sido un maravilloso aporte para la difusión de las ideas nihilistas revolucionarias y anarquistas, sigan así, sus letras siempre son un placer leerlas

Hoy puedo disfrutar de un cielo sin rejas, el roce de la piel de algún compañero, caminar por las calles de esta inerte ciudad, en un par de semanas…¿Quién sabe?.

Y por ultimo para ustedes queridos persecutores que analizaran cada coma con un sin fin de especialistas para armar un nuevo proceso, espero que les resulte , sus amos estarán orgullosxs.

 Guerra contra toda forma de dominación sedición y revuelta!!!!

¡Viva la conspiración de las células del fuego, que se expandan por todo el globo!

¡que tiemblen los carceleros, jueces, fiscales y matarifes, fuego a las cárceles y mataderos!

¡En la lucha por la destrucción de la autoridad nadie esta solx!

Presxs en guerra a la calle! Diego Ríos, Gabriela Curilem huyan lejos de cámaras y uniformes!

!!!VIVA LA ANARQUIA!!!

Mónika Caballero

Anarquista.

“Anarkherria 1986-2011”.

noviembre 29, 2011

Martes, 29 de Noviembre de 2011.

Anarkherria 1986-2011 liburuaren aurkezpena. Jakue Pascualena.
(2011-11-29) Donostian; Udal liburutegian, 11:00etan.

Donostia * E.H
Hoy, 29 de noviembre, a las 11:00 horas, presentación de “Anarkherria 1986-2011” a los medios en la Biblioteca Municipal de Donostia.

“Ladran queriendo cambiar la historia y su relato; cabalguemos para cambiar a sus falsarios relatadores”
“Los abajo firmantes hemos sido resistentes contra la dictadura franquista durante los años 60 y 70 (…) A todos nos unía la necesidad de rebelarnos contra una dictadura impuesta a sangre y fuego”.
Fuente: “La Comuna” de Presxs y exiladxs del franquismo

 

Ladran, luego cabalgamos.

El significado de esta famosa frase puede aplicarse perfectamente a lo que últimamente se viene oyendo y leyendo a bastantes políticos del actual establishment español. No solo a personajes de la derecha nacionalista española (y a sus acólitos socialistas), sino también a la derecha nacionalista vasca. Porque día sí y día también nos vienen metiendo obsesivamente la imperiosa necesidad de que las formaciones políticas que conforman Amaiur condenen los 50 años de «terrorismo vasco».

No todos los abajo firmantes somos votantes o militantes de Amaiur; vaya eso por delante. Pero todos los abajo firmantes hemos sido resistentes contra la dictadura franquista durante los años 60 y 70, muchos militando en aquella naciente ETA, y otros en organizaciones políticas clandestinas de diversa índole. A todos nos unía fundamentalmente la necesidad de rebelarnos y resistir contra una dictadura impuesta a sangre y fuego.

Y esa resistencia la planteábamos con todas las herramientas a nuestro alcance: octavillas, manifestaciones, pintadas, reuniones, concentraciones, huelgas… Y sí, efectivamente, algunos incluso empuñando las armas, como respuesta directa a lo que la propia violencia franquista utilizó para sojuzgar y aniquilar a una República elegida democráticamente. Es lo que se han visto abocados a hacer, en la historia pasada y presente, los y las resistentes a las dictaduras y opresiones por todo el mundo. Y, como tantos de ellos, la mayoría de nosotros terminamos en el exilio y en las cárceles franquistas para muchos años, cuando no muertos en comisarías y cuartelillos.

Nuestra dignidad de combatientes y resistentes contra aquella dictadura no nos la van a quitar ni quienes aun hoy no han condenado aquella criminal sublevación militar (aunque exigen condenar la resistencia contra la misma…), ni quienes, una vez de haber perdido la guerra, fueron incapaces de plantear una resistencia radical a aquel sistema que les había arrebatado su propia libertad, y se quedaron esperando tiempos mejores (en las cárceles franquistas vimos a muy poquitos militantes jeltzales o socialistas…) mientras la juventud organizaba la lucha contra el franquismo.

Ni a la derecha vasca ni a la socialdemocracia neoliberal española se le ocurre exigir, con el mismo ahínco e intensidad, que todos los franquistas incrustados aún en los diferentes aparatos del Estado y su Administración condenen los 40 años de dictadura y sean juzgados y privados de la inmunidad de la que aún disponen. Según ellos solo Amaiur, o cualquier otra formación política que provenga de aquella resistencia antifranquista, debe renegar de toda su historia. No lo vamos a hacer. Desde hace años muchos estamos en absoluto desacuerdo con la continuidad de la actividad armada de ETA, y hoy la propia Amaiur, desde su creación, lo ha manifestado por activa y por pasiva reiteradamente. Porque las herramientas cambian; deben cambiar. Pero los objetivos no.

La aportación que el movimiento abertzale y socialista vasco hizo en la lucha contra el franquismo sigue siendo un elemento clave para entender la pujanza que aun hoy tienen aquellas reivindicaciones; a las que se han unido, afortunadamente, todas las que los nuevos movimientos populares (DRY, 15M…) vienen exigiendo por todos los rincones del Estado.

De ahí que algunos ladren: es que cabalgamos. Ladran, queriendo cambiar la historia y su relato; cabalguemos para cambiar a sus falsarios relatadores.

(*) Firman este artículo Sabin Arana, Xabier Armendariz, Julen Arregi, Armando Aulestiarte, Andoni Bedialauneta, Gregorio Bilbao, Jesús María Bilbao, Josu Bilbao, Jose Ramón Castaños, Estepan Epelde, Jesús Estrada, José Luis Etxegarai, Chato Galante, Juan Ramón Garai, Enrike Gesalaga, Miguel Ángel Gómez, Josu Ibargutxi, Jose V. Idoyaga, Joseba Iriarte, Mikel Iturbe, Patxi Jaka, Antxon López, Iñaki Martín, José Julián Pascual, Darío Rodríguez, Imanol Urrutia, Jon Zubikarai, Kepa Zugadi, Juan María Zulaika, Boni Ortiz, Manuel Blanco Chivite, Luis Puicercús, Antonio Pérez, Felisa Etxegoyen, Iñaki Olano, Francesc Tubau Subirà …

Seguimos recogiendo firmas de presos y presas del franquismo en el correo:

estatal@lacomunapresxsdelfranquismo.org