De la democracia capitalista a la dictadura capitalista.

noviembre 25, 2011

Elecciones

En cada legislatura se vuelve a caer en la misma trampa, en el mismo cepo que atrapa las voluntades obedientes como si la democracia existente fuera la única manera de salir de las miserias materiales y existenciales, como si fuera el recurso político mas adecuado para cambiar nuestras vidas.

Me causa estupor ver en las redes sociales toda una amalgama de sentimientos encontrados y discusiones estériles compitiendo con los diferentes escenarios políticos e ideológicos para entrar en el marco “democrático” y guerras verbales pidiendo el abstencionismo, votos nulos y en blanco. Lo podría entender como un debate constructivo si se cuestionara en profundidad quienes manejan los hilos de esta gran comedia del arte que disfrazados de arlequines y bufones cortesanos manipulan con total virtualidad un guión de intrigas para llevarse al espectador al redil que pretenden.

La “permisibilidad” de la democracia capitalista que ha concedido en estos últimos años (bienestar) con sus gestores políticos ha llegado a su fin. Según ellos se ha acabado la fiesta y toca apechugar con sus experimentos neoliberales. De momento les interesa mantener esta farsa democrática para seguir legitimando sus planes a medio plazo, cosa que están logrando aparentemente. El fatídico 20N ha teñido de color azul todo el mapa peninsular enseñando desde sus medios informativos ese ansiado color para avanzar en sus idearios fascistas y así culminar sus verdaderas intenciones.

La dictadura ya está en marcha, arrollando como un tren desbocado para estrellarse contra la gran masa social y aniquilar cualquier aspiración que quede en las mentes ilusas que aún creen en este sistema democrático. Los grandes abstencionistas son precisamente, los que manejan los hilos desde su búnker ese grupo secreto que maneja el mundo a sus anchas controlando la globalidad de sus operaciones financieras y la hegemonía de su poder, ellos no votan solo dictaminan como tiene que ser la legitimidad de las opresiones que recaen sobre nosotros como meros esclavos.

La otra abstención esa que no se quiere reconocer por miedo a reconocer el fraude y el fracaso de sus gestiones económicas, se tapa e ignora debajo del tapiz azul. Denostados por los ilusos y culpabilizados por el fracaso electoral de las izquierdas en detrimento del triunfo de la derecha, raya la estupidez al creer semejante afirmación, cuando la propia trampa está ubicada en el propio sistema electoral. De todas formas se sigue manteniendo esa guerra que fracciona las divisiones y el poco entendimiento de los conceptos más estériles que mantiene la propia democracia, si bien no se plantea ni por un segundo el verdadero sentido de este montaje. Desde la supuesta izquierda democrática jamás ha cuestionado la explotación ejercida desde la legalidad como si fuera un ejercicio normal y democrático, volviendo a dar legitimidad a la razón de ser del propio sistema capitalista.

Otra cuestión que casi nunca sale a luz cuando hay estos eventos teatrales, es la auto ausencia del jefe del estado, otro que no vota porque está por encima de sus propias funciones parasitarias, mantenedor de una imagen estática alimentada por una renta usurpada de los españoles, pero es un garante secreto de las grandes fortunas mundiales y principal avalador de la estabilidad nacional, mientras tanto la vida política profesional sigue haciendo de bufón de las cortes, el gallinero  electoralista sigue enfrascado en las quinielas rezando que les toque el premio que estabilice su futuro.

El futuro no existe, solo el presente el que construye las vidas diariamente…pero las perspectivas son inciertas dado como se desarrolla esta crisis tan surrealista que estamos padeciendo. La dictadura capitalista parece que no tiene límites, pero ese límite lo tenemos que frenar los que no creemos en este sistema, los anarquistas los resistentes, los insumisos, los libertarios, los autodidactas los anticapitalistas, los ecologistas no alienados, los antifascistas..los autosuficientes..en definitiva los denominados abstencionistas esos que trabajamos al margen de la democracia establecida aunque nos tengan sujetos con sus leyes represoras.

Maijos Cuacos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: