Sepa por qué usted es machista.

x_María Elena Wals.

1. Porque le falta el principal de los sentidos: el del humor.

2. Porque se siente Dios, aunque no sea Ministro.

3. Porque cree todo lo que le dicen los medios (o miedos) de difusión de la Argentina actual, y ya tiene el cerebro más lavado que mate cebado por un polaco.

4. Porque su mamá es una santa, por lo tanto las demás mujeres son unas brujas.

5. Porque su mamá es una bruja, por lo tanto las demás mujeres también.

6. Porque no tiene mamá y no consigue quien lo mime.

7. Porque en realidad le gustan más los hombres, aunque no ejerza.

8. Porque quiere hacer mérito ante los centros de poder, exclusivamente masculinos: empresariado, Fuerzas Armadas, animadores de TV, deporte, sindicatos, clero, pompas fúnebres, etcétera.

9. Porque todo ese asunto de la gestación y el parto le da miedo y asquete, como la educación sexual al Ministro de Educación.

10. Porque usted tiene los mismos atributos de Woody Allen pero no le dan el mismo resultado.

11. Porque no soporta la idea de un rechazo sexual hacia usted o hacia otro, y cree que la bella siempre debe estar a disposición de la bestia.

12. Porque usted no vive en el presente (y para eso lo ayudan mucho) sino en la prehistoria mental, y se da manija con tangos del 40.

13. Porque usted es burro y en lugar de corregirlo con tiempo y esfuerzo lo disimula con agresividad.

14. Porque usted es culto pero culturiza fuera de la maceta, y leyó a Julián Marías y no a Simone de Beauvoir.

15. Porque en el fondo es antisemita, antinegro, antiobrero, antijoven, pero como eso ya no corre se desquita con la misoginia, que aquí y ahora viene con premio (pero no se descuide: por poco tiempo más).

16. Porque usted ama el orden por sobre todo, y cada cosa en su lugar las mujeres en la cocina (o en cueros en tapas de revistas), y Pinochet, Castro y García Meza en el poder.

17. Porque cree que la inepcia es cuestión de sexo, que es como creer en la cigueña o en elecciones inminentes.

18. Porque teme que las mujeres hagamos rancho aparte, y no piensa que son los hombres quienes lo inventaron y perpetúan. (Ver punto 8.)

19. Porque supone que la mujer quiere imitar al varón, y no sabe que antes muerta que imitar a semejante fabricante de desastres, desde la guerra atómica hasta el IVA.

20. Porque le gusta que al mundo lo manejen los colectiveros.

21. Porque tiene mucha paciencia para dejarse pisar la cabeza por cualquier matón y muy poca para comprender errores de mujeres, que al fin y al cabo son, históricamente, debutantes en la mayoría de las profesiones.

22. Porque teme que las mujeres “pierdan la femineidad”, cosa
imposible de perder, salvo que usted llame así a cosméticos y pilchas.

23. Porque usted teme que le roben algo y no sabe bien qué, a pesar de que a diario lo saqueen y basureen, y no precisamente las mujeres.

24. Porque es sincero, y vale más machista recuperable que feminista; patrocinante como un papito que a las pretensiones femeninas dice que sí PERO…

Ahora ya sabe. Con estos 24 puntos usted ahorra años y fortunas en psicoanálisis. Usted puede ser hombre o mujer, el machismo tampoco es cuestión de genes: poca gente más machista que algunas mujeres, sólo que ellas lo son por instinto de conservación, por despiste, por imitar a los
hombres, por comodidad o porque así las dejan hablar por TV.

Usted también lo es por todas estas razones pero además porque se cree superiorcito: hace unos 10.000 años que le pasan el aviso y claro, usted sigue comprando un producto inexistente. Ahora puede seguir siendo machista, pero con apoyo logístico. No se trata tampoco de ejercer la represión desde estas páginas. Es posible que la perseverancia le acarree aplausos y sensación de deber cumplido, amén de las palmadas de la patota. Pero ojo que no hay premio mayor que saberse persona inteligente y civilizada. Si no opta por eso, estará contribuyendo a la contaminación mental, que es la que nos mata. Y no la humedad. Estará inflando la maquinaria del prejuicio y la prepotencia y al fin se va a quedar solo como un ciempiés, de luto, convertido en drácula de utilería y en hazmerreír de las criaturas primaverales.

Euskal Herriko Plataforma eta koordinadora feministek azaroaren 25ean herrietan eta hirietan egingo diren mobilizazioetan parte hartzeko deia egiten diote euskal jendarteari.

Hauek dira, azaroaren 25erako, hiriburuetan antolatutako deialdiak:


BAIONA: 18:00etan elkarretaratzea Herriko etxearen aitzinean (Portneuf).
IRUÑA: 20:00etan manifestazioa Gaztelu Plazatik.
GASTEIZ: 20:30etan manifestazioa Andra Mari Zuriaren plazatik.
BILBO: 20:00etan manifestazioa Arriagatik.
DONOSTIA: 19:00etan manifestazioa Boulevard-etik.

 

 

 

 

1.- Si no existiera la prostitución (sexo a cambio de dinero) no existiría un mercado para la trata sexual; la trata sexual de mujeres y niñas, se da porque existe una demanda de cuerpos de mujeres por parte de los hombres, que ha generado un mercado mundial de compra venta. Es en este contexto ya establecido, que se da el mercado de seres humanos de manera ilegal y forzada. Si no estuviera cultural -y en ocasiones normativamente- aceptada la prostitución, el negocio de la trata de personas no tendría donde desarrollarse.

2.- Los empresarios de la prostitución –dueños de burdeles, hoteles, night-clubs etc.- son los mismos que participan en el negocio de la trata sexual, ya que son quienes manejan y conocen el mercado. Los tratantes de personas, explotadores y dueños de prostíbulos son los más interesados en generar y promover discursos para la legalización de la prostitución, ya que es en este contexto donde pueden desarrollar impunemente su comercio humano. Desde este enfoque, es imposible que el discurso de la penalización del consumo no encuentre resistencias; pero la prostitución sigue siendo prostitución esté legalizada o no, siendo forzada o voluntaria. Los empresarios, como los miembros de la Asociación Empresarial del Clubes de Alterne (ANELA) ha pedido al congreso ilegalizar la prostitución en las calles y casas alegando molestias y alteración del orden público, sin embargo promueve la que se circunscribe a los locales. Esto permite un mayor monopolio y defensa de sus espacios de actuación, cerrando aún más la posibilidad de investigar la trata de personas con fines de explotación sexual, además se promovió la legalización por cuenta propia (por cuenta ajena hubiera supuesto el pago de impuestos y seguridad social). Esta asociación defiende los derechos sexuales y reproductivos de las prostitutas, anuncian “polvos a 15 euros” y legitiman la prostitución con el contrasentido de la necesidad de regular a las mujeres migrantes, todo en su página web. 1

3.- Se retroalimentan y mantienen límites demasiado estrechos; el consentimiento puede definir si es libre ejercicio o delito (cuando se trata de personas adultas, en caso de hacer referencia a niñas y adolescente SIEMPRE estamos ante un delito) pero el análisis de las condiciones de vulnerabilidad que influyen en una manifestación de consentimiento son de reciente incorporación (cuando se incluyen) y queda en manos de una libre jurisprudencia. De la trata de personas a la prostitución hay poca distancia; la existente entre el cumplimiento de los 18 años y el día previo; Según estudios recientes del Regeringskansliet Ministerio de Industria, Empleo y Comunicaciones (Suecia), la edad media para entrar en la explotación sexual comercial está en los 14 años. Hay suficientes testimonios de víctimas como para que sepamos cuáles son los términos en los cuales los tratantes “negocian” el silencio con sus víctimas, generalmente una amenaza es suficiente.

4.- La prostitución invisibiliza la realidad de las víctimas de trata; El 90%de las prostitutas en España son extranjeras, estos son datos de la Guardia Civil.

En este país, según el Instituto europeo para la prevención del crimen, un 5% manifiesta hacerlo libre y voluntariamente, el resto, que supone un 95% de mujeres y niñas, su violencia, sus riesgos para la salud, sus condiciones “laborales” y su negativa a vivir en esa situación están invisibilizadas. Son un 95% de personas que no existen. Según los datos del Ministerio del Interior, solamente en los seis primeros meses del año se desarticularon 95 redes de trata de personas, una más que probable minoría de las que están operando actualmente.

5.- Muchas mujeres en situación de prostitución manifestaron haber sido acusadas de tratantes; en ocasiones son testigos mudos de la trata sexual y la explotación de niñas y niños para la prostitución, el miedo a represalias, y las amenazas trasforman su condición de víctimas a cómplices.

6.- El cliente decide si la persona es una prostituta o una persona tratada (cuyos documentos han sido retenidos) la venta compra final de sexo en ambas situaciones queda en manos del cliente, una de las grandes limitaciones de la legalización de la prostitución en el contexto de la trata de personas es el hecho de que no existe ningún procedimiento para que la demanda se informe verazmente sobre la edad de las víctimas (o si cuando la persona comenzó en la prostitución tenía menos de 18 años) su situación, o su efectivo consentimiento, esto incide como otro de los factores que impiden erradicar la explotación sexual comercial infantil o la erradicación de niñas y niños en la pornografía; el cliente/explotador ha pagado por un servicio en el cual puede declarar que no conocía la edad de la víctima o su condición de privación de libertad. Sea de conocimiento del cliente o no, el delito es el mismo; y dejar en manos consumidor de sexo la decisión de comprarlo o no, además se suponer un excesivo ejercicio de poder masculino, no garantiza ninguna protección frente a la trata de personas. 2

7.- Los informes internacionales identifican esta vinculación. Los documentos e informes internacionales vinculan la trata sexual de mujeres con la prostitución, identificando a esta última como una práctica que es rigurosamente necesario analizar para comprender uno los elementos que intervienen en el trabajo de prevención, atención y procuración de justicia de las víctimas de la trata de personas con fines de explotación sexual.

8.- Existen esfuerzo infructuosos por delindar del discurso la relación entre ambos fenómenos. A pesar de que la trata de personas es un delito ampliamente condenado y rechazado, en algunos discursos donde aparece la prostitución se plantea de manera totalmente desligada de la trata, en un discurso cargado de equívocos y confusiones que dificultan un posicionamiento de la sociedad al respecto. La violencia, humillaciones, el elevado número de ITS y la degradación social no varía dependiendo de si está penalizada o no la prostitución. El alto grado de violencia que estas niñas y mujeres padecen está sorprendentemente ignorada u oculta a la hora de defender la postura de la legalización.

9.- Ambas situaciones requieren de un anonimato que impide obtener información En el caso de las personas tratadas, son los perpetradores, clientes y explotadores quienes protegen su propio anonimato, en el caso de la prostitución son las mismas mujeres las que lo solicitan por el estigma social que supone, para evitar posibles agresiones, para que su familia o vecinos no les discriminen etc. Esta situación supone que poder obtener datos sobre la situación real sea verdaderamente complejo, o que la información sea camuflada. Deberíamos considerar las diferencias nunca habladas entre el trabajo sexual y otro tipo de empleos que hacen que estas mujeres requieran y soliciten ser anónimas socialmente. Por otro lado los reglamentos que solicitan la las mujeres que para ser consideradas trabajadoras sexuales deban inscritas en registros públicos, podrían estar obligándoles a sufrir públicamente la violencia y discriminación que el juicio social, familiar, económico y judicial, tiene para ellas.

10.- Si a lo anterior le sumamos que la prostitución para ser considerada libre y por cuenta propia debe excluir el lucro de terceros, nos resultará difícil encontrar algún caso de libre consentimiento; y sin embargo este discurso de libertad y ejercicio de los derechos de las mujeres intenta invisibilizar todas sus contradicciones.

La Relatora Especial de Naciones Unidas, sentencia en su informe que “La mayor parte de la prostitución, tal y como se practica actualmente en el mundo, suele reunir los requisitos para que pueda ser considerada trata. El poder y vulnerabilidad deben entenderse también desde la óptica de las disparidades basadas en el sexo, la raza, la etnia y la pobreza. Dicho de manera sencilla, el camino que lleva a la prostitución y a ese estilo de vida una vez que se ha caído en ella, raramente se caracterizan por el pleno ejercicio de derechos de las víctimas o la obtención de oportunidades adecuadas”.

Notas:

1 http://www.anela.es

2. La explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes en Guatemala ¿un problema nuestro? UNICEF Noviembre 2005

María José Gómez
http://rebelion.org/noticia.php?id=139795

CARTA A LAS MUJERES.

noviembre 21, 2011

CARTA A LAS MUJERES.

(Aunque no andaría mal leerla los hombres.

x_Profesor_J.

Queridas compañeras: Desde que algunos hombres poseedores de la tierra, ganados y los instrumentos de producción establecieron la unidad reproductiva que generase hijos exclusivamente destinados a continuar la propiedad y otros a trabajarla, se instauro el patriarcado, el autoritarismo y la destrucción de la afectividad y la solidaridad que permeaban las comunidades. La aparición de la figura del “pater familias” con su patrimonio privado, o sea, ya no compartiendo como antes se hacia en el matriarcado, y la sujeción de la mujer y los hijos, fue el inicio de las formas estructurales que asume la dominación y que se reproducen en todas partes hasta llegar al “estado”. Desde esas lejanas épocas la mujer se ha rebelado y escapaba en masa, muchas veces junto a esclavos e hijos, para reconstruir en espacios libertarios la continuidad de las formas comunitarias del ser social. Famosas son en la historia las mujeres guerreras llamadas las amazonas, asi como las heroicas defensoras de la comunidad de Lesbos que fueron pasadas a cuchillo por los valientes machos de los ejércitos patriarcales. También las mujeres escapaban con los ejércitos de esclavos sublevados que se establecían en regiones de difícil acceso a retomar las practicas de vida comunitaria en posesión conjunta de la tierra, de los instrumentos y del resultado de la actividad productiva. La lucha de la mujer nunca ha sido de igualdad de derechos con los hombres, sino de acabar con las causas de la desigualdad; nunca ha sido por ocupar posiciones reservadas a los hombres, sino de acabar con las estructuras jerárquicas y verticales que permiten posiciones o lugares superiores e inferiores. Algunas han levantado la lucha de la igualdad y hoy las mujeres votan, son presidentes de la república, son parlamentarias, empresarias de éxito, dirigentes políticas o sindicales, etc. pero el mundo esta cada día peor, por lo que esa “igualdad” ha sido una farsa y una ilusión de los vendedores de pomadas. Ese poder inicial de algunos hombres contra mujeres, hijos y otros hombres, se expreso también en ideología y valores. Por ejemplo, la practica patriarcal de matar a la mujer que se toca con otro hombre, continua como comportamiento usual en muchos hombres de hoy, los dueños de la hembra “eres mía”, “hazme tuyo”, la ha poseído, etc.). Es la llamada reproducción cultural que aun puede realizarse debido a que continúan las mismas estructuras que determinan las conductas y modelan la personalidad. Las religiones vienen a reforzar esto diciendo que el hombre debe casarse con una virgen, como las religiones nacidas de los patriarcas de oriente medio o en Grecia, en que sus representaciones de autoridades divinas obviamente son de viejos patriarcas de barba blanca, imagen fiel de los dueños del poder, como Zeus o Jehová, con hijos primogénitos que continúan su obra. Otro ejemplo es que el patriarca puede tomar concubinas, como Salmón, que tenia 300 esposas y 700 concubinas, todas de uso exclusivo, o como lo declaran las antiguas leyes romanas, y que hasta hoy se reproduce en prostibulos abarrotados y en millones de desempleadxs_de todos los sexos ofreciendo su cuerpo en las calles para calmar el insaciable y privilegiado apetito masculino, claro que hoy existe igualdad de derechos, y por eso deben pagar sin esperar exclusividad, o pagando cuarto y comida u otras cositas para la amante y mientras mas sucursales tenga mas considerado y aplaudido es por los otros machos, mientras la esposa o la denominada mujer oficial, que debe hacer como que no se entera de estos enjuagues so pena de perder pan y pedazo o de recibir un soberano azote, le lava los calzoncillos (previa revisión, es claro, no hay una que no lo haga para tratar de descubrir las huellas del delito), las medias y lo demás, limpia los pelos que deja en la bañera, etc. Otro ejemplo es que hay religiones que no permiten la unión si no es para procrear, como el famoso caso del obispo católico brasileño que negó el matrimonio de un hombre en silla de ruedas imposibilitado de tener hijos, o el rechazo a la unión afectiva de personas del mismo sexo, en tanto los curas, pastores y obispos se acuestan con quien quieren, lo que me parece muy bien y muy sano, aunque algo hipócrita, saliendo cada cierto tiempo en los diarios la noticia cuando la cosa se excede un tanto de la debida prudencia o se dejan escapar los vicios, como los que les meten mano a menores o dejan grávida a alguna feligresa sembrando la confusión en las creyentes que ya comienzan a desconfiar de que aquí hay gato encerrado. Y así hay muuuuuchos casos donde esa cosa que llaman ética determina padrones de conducta cuya violación es señalada con el dedo como estigma ante la sociedad que hace la vista gorda con la mayor complicidad de todos y cada uno con esa de guardar las apariencias. La historia de las brujas de Salem es muy linda y muy simbólica, además que fue escrita en la época del macartismo de la caza de brujas comunistas. Es realmente maravilloso como todas se sacan la ropa y danzan quebrando esquemas gritando a la libertad. Así entendemos por que quemaban tanta bruja en la edad media, porque ellas, las malditas, provocan los deseos mas sucios en los inocentes y puros hombres machos fuertes. Así se obliga a las mujeres a una auto- represión que no les permite efectivar constantemente toda la ternura y el amor que llevan dentro, teniendo muchas veces que recurrir al simple expediente de ponerles los cuernos a los redomados y contumaces don juanes. Rebelarse solita, calladita y temblando para no ser descubierta por el orangután. Cuantas mujeres respirando aire puro no se cruzan por las calles por millones después de haber soltado ese grito de libertad y que lindo seria poder mirarse y sonreírse en alegre complicidad.  Poquísimas son las uniones duraderas, y eso lo sabe cualquiera, pero en casos hay que cuidar las formas “todo sea por los hijos”, y los pobres, sin imaginar que es por “su bien”, se ven obligados a vivir en la isla de la fantasía, el paraíso de la mentira, la sociedad del espectáculo, aunque llenos de traumas y complejos por la ausencia de una vida afectiva real. Prácticamente todas las mujeres intentan suplir esa falta de cariño general en esta sociedad gobernada por el frío calculo, haciendo notables esfuerzos en torno a los hijos, ayudándolos, acariciándolos, rodeándolos de afecto y comprensión, para luego lanzarlos a la vida (dije vida?, bueno, podemos usar esa palabra como un simbolismo un tanto metafísico para entendernos) del mundo egoísta que les espera, mirando con ansiedad el camino o la puerta a la hora del regreso (“Ay, por que esta demorando tanto este niño?, ” Será que le ha pasado algo por el camino?”), pero todo eso solo crea un circulo vicioso de amor egoísta y dependencia, el refugio del hogar, que luego es el pretexto para encerrarse entre cuatro paredes lejos de los otros que por su vez están haciendo lo mismo. La mayor parte de los casos atendidos por psicólogos, las llamadas enfermedades mentales, que se extienden por el mundo como reguero de pólvora, son derivadas de las condiciones del actual sistema, sus estructuras y los comportamientos que deben someterse a ellas. Vivimos separados unos de los otros, con momentáneas ráfagas (o tiro a tiro) de amor y ternura muy de tanto en tanto, mientras construimos nuestra personalidad la mayor parte del tiempo sin practicar plenamente los sentimientos, ya que tenerlos adentro es una mala costumbre que deforma. Todo ello obliga a muchas mujeres a adecuarse para sobrevivir, adaptarse a las circunstancias y enseñar a los demás a ser como corderos, he ahí otro grande objetivo perseguido por la dominación, asumen el mundo como esta, bajar la cabeza y hacer lo mejor posible con sus hijos y consigo misma, soportando al energúmeno que llega cargado de bebida y distribuyendo mamporros a diestra y siniestra, porque ha estado trabajando o buscando empleo o robando alguna cosa y ha tenido que desahogar con los amigos en el bar, quejándose de las cosas, a veces de la explotación del capitalismo sin importarse un pepino por la dominación y explotación de la mujer que el mismo realiza. Muchos hijos escapan a la libertad de la calle y los agentes del estado los devuelven a la prisión de la paz del hogar. Las mujeres mas cultas, por decirlo así, o que han estudiado en la universidad, organizan el feminismo y se lanzan a la batalla contra los hombres, el machismo y la dominación masculina sin tocar un pelo de las estructuras que reproducen esas actitudes. Otras mas sutiles se van por la discusión del genero y los roles, o sea las funciones de cada sexo establecidas por el poder y reiteradas por la costumbre, y así vamos, pero sin practica colectiva que establezca y repita otras formas de comportamiento, esos intentos de concientización están destinados al fracaso. Nada conseguirán los “conscientes” que llevan dos vidas, la intima, personal y familiar, y la vida transitoria de colectivos destinados a “cambiar las cosas”, pues en sus espacios privados difícilmente pueden poner en practica los principios colectivos que solo se realizan cuando y donde hay justamente derribar gobiernos o decretos anti-populares, acumulando fuerzas y colectividad actuante y permanente. No es posible modificar esos comportamientos sin alterar las estructuras que los crean, mantienen y estimulan, como ha pasado, por ejemplo, en los países del socialismo real, que conservando las mismas estructuras salieron de la experiencia aun mas machistas y autoritarios que antes. Por eso parece conveniente aprender de las primeras mujeres luchadoras, que no perdían el tiempo en intentar convencer a los hombres, sino que partían con todo, con hijos, esclavos, otros hombres, otras mujeres, a vivir plenamente la libertad del ser. Hoy día eso por fin es posible nuevamente, pues en los mas diversos países se agrupan hombres y mujeres en resistencia, ya no a operar instrumentos orgánicos o ideológicos dentro las estructuras vigentes, sino construyendo espacios propios, fuera de las instituciones, reuniéndose entre todos cara a cara y no en fila mirándose las espaldas para votar, sino dialogando e intercambiando ideas tomando decisiones que afectan a la vida de todos, esto es, espacios libertarios donde la mujer se crece y se proyecta grandemente en la comunicación horizontal afectiva y respetuosa con los hombres, donde es posible tomarse de las manos y hacer circular con intensidad toda la ternura acumulada, cuidar a los hijos entre muchos mostrando para ellos la escuela de la nueva vida donde la solidaridad, el apoyo mutuo, la lucha y el abrazo son la mejor educación posible, donde el cariño cotidiano de muchos permite a los hijos crecer con una personalidad mas sólida y generosa, sin tener que repetir las brutalidades de los muchachones que cuando pasa una chica deben bombardearla de insolencias y alusiones sin respeto, que obligan al hijo a “ser como los otros” y ya va detrás de una para salir de perdedores. Hay mucho que aprender de esas comunidades en resistencia, pero se necesita que las mujeres que aún no están en ello entiendan que su emancipación y la de sus hijos pasa por salir a la lucha de constituir nuevas comunidades en su barrio o donde sea, que unas conversen con otras y tomen la iniciativa de convocar a una asamblea de barrio o de cuadra o donde sea, siempre que sea un terreno o espacio territorial que permita la convivencia cotidiana de los vecinos, que analicen los problemas del barrio y la realidad del desempleo, que hagan ollas comunes o comedores populares. No importa que comiencen cinco compañeras con sus hijos, las y los demás se van a acercar poco a poco. Para eso no se necesitan lideres ni ideologías, sino la disposición de escuchar, acoger, pensar, sentir, decir y saber que los otros también escuchan, acogen, piensan, sienten y dicen, tejiendo entre todos una maravillosa red de pensamientos, decires y sentimientos. Esas comunidades son las que están cambiando el mundo hoy ocupando tierras urbanas y rurales, levantando barricadas, saliendo a las calles del barrio en las convocatorias de acción global o marchando en multitudes levantando la Autogestión. Pero sin ustedes esa tarea esta destinada al fracaso. Por eso, hasta la próxima barricada, o flor, o beso, es lo mismo. Abrazos.

Mujeres en el franquismo: represión y resistencia.

La memoria libertaria de Columba Fernández.

Columba Fernández, asesinada en 1936, simbolizó a todas las mujeres luchadoras que sufrieron la represión en Gasteiz.
La plaza del 3 de Marzo, que en 1976 fue escenario de la masacre policial en la que 5 trabajadores fueron acribillados por la policia a las ordenes de Fraga, acogió un emotivo acto en el que se reivindicó el papel de la mujer y la importancia de  su lucha por la libertad.
Mas de 200 personas arroparon la iniciativa “Mujeres en el franquismo: Represión y Resistencia” con la que se dio la bienvenida al autobus de Izarren Argia en la capital alavesa. Entre otros textos se leyó uno en memoria de la luchadora libertaria Columba Fernández. Texto que reproducimos a continuación:
” La represión franquista tuvo múltiples expresiones. La más salvaje sin duda fue la muerte sistematizada que arrancó la vida a miles de personas.
El mapa del sufrimiento lo completan los encarcelamientos masivos, las largas condenas en cárceles y campos de concentración, la tortura,los trabajos forzosos, las expropiaciones, destierros, depuraciones, el exilio… Las consecuencias de tantos años de vulneración de los derechos humanos, civiles y políticos siguen vigentes.
Contra el olvido y la impunidad es necesario conocer la historia, por ejemplo la de la cárcel de Saturraran donde entre 1937 y 1944
estuvieron recluidas miles de presas políticas, en Saturraran fallecieron más de 200 mujeres y niños.
En el caso concreto de Vitoria-Gasteiz, también tuvimos nuestro pequeño Saturraran, aquí la cárcel femenina fue situada en el Colegio Sagrado Corazón. Las monjas carmelitas se hicieron cargo de una parte de la vigilancia de las más de cien mujeres allí encerradas. Estas presas eran exhibidas por las autoridades franquistas cada cierto tiempo por las calles vitorianas. Con el pelo rapado y un mechón con un lazo rojo, eran obligadas a pasearse por las inmediaciones. Muchas veces con escobas, para barrer la céntrica calle Dato, otras tantas, el escarnio venía acompañado de la ingesta de aceite de ricino para purgar sus estómagos y contribuir así a la humillación pública.
Mientras tanto, miles de personas eran asesinadas en Eu skal Herria en aquellos primeros años de terror franquista. Entre todas
ellas se han documentado los casos de al menos 94 mujeres (10 en Araba, 15 en Bizkaia, 40 en Gipuzkoa y 29 en Nafarroa) exterminadas entre 1936 y 1940.
Muchas de estas víctimas fueron asesinadas extrajudicialmente y enterradas en fosas clandestinas por lo que continúan aún desaparecidas. Es el caso de la vecina de Gasteiz, Columba Fernández, a la que hoy queremos recordar especialmente ya que la historia de esta víctima sirve de ejemplo para resumir la injusticia y crueldad a la que fueron sometidas cientos de mujeres.
Columba Fernández fue detenida en la capital alavesa el 31 de Julio de 1936, entonces tenía 38 años. Aquel día Columba se encontraba en la entrada de la cárcel de la calle La Paz, como otras muchas personas, a la espera de noticias sobre sus familiares detenidos, con la esperanza de poder visitarles o hacerles llegar ropa o comida.
Los carceleros arrestaron a una de las mujeres que junto a Columba se agolpaban en la puerta de la prisión, la acusaban de haberse dirigido a los soldados con la frase “con vino y tabaco os están engañando”. En los interrogatorios posteriores la mujer arrestada alegó que ella no había abierto la boca, y en su declaración acabó señalando a Columba Fernández como la autora de la frase. Columba fue detenida al día siguiente.
Columba era conocida en Gasteiz por ser militante anarquista y participar activamente en movilizaciones obreras. En febrero de 1932, ya había sido detenida junto a varias decenas de huelguistas en una protesta impulsada por la CNT que paralizó la ciudad.
Con esos marcados antecedentes, acompañados de esa denuncia de “insultos a la autoridad” ingresó directamente en prisión.
Columba rechazó la acusación. Su versión difería absolutamente de lo que se le imputaba haber dicho aquel día en la entrada de la cárcel. Según ella, los soldados de guardia estaban bebiendo y le ofrecieron vino, que rechazó. Insistieron en darle vino pero Columba, firme a sus convicciones libertarias, afirmó ser vegetariana y abstemia, por lo que se marchó del lugar sin aceptar la invitación a beber con ellos.
El juez nunca tomó declaración a los soldados implicados, porque ya no se encontraban en Gasteiz tras haber sido destinados al frente de Madrid.
La Dirección General de Seguridad redactó un expediente demoledor. “A Columba se le considera como muy peligrosa, relacionada
muy de cerca con elementos marxistas, habiendo intervenido directamente en cuantas alteraciones de orden público, excitando siempre a la violencia y distinguiéndose siempre por sus insultos a la Fuerza Pública”.
La Guardia Civil ratificaba lo dicho, remarcando que tenía “pésimos antecedentes” al igual que su marido y que “habían cobijado a tres atracadores en cierta ocasión”. Añadía que Columba mantuvo correspondencia con un “peligroso sindicalista” de Logroño.
Acusada de un delito de coacción, ella mantuvo su inocencia pero el consejo de guerra la condenó a 4 años de prisión. El 17 de Septiembre de 1936, fue sacada de la cárcel de Vitoria supuestamente para ser llevada a su destino penitenciario para cumplir condena en la cárcel de Laguardia. Sin embargo, como en tantos otros casos, Columba fue asesinada en el trayecto por el escuadrón de la muerte que la trasladaba, tras lo cual fue enterrada en alguna cuneta de manera clandestina, su cuerpo nunca ha aparecido.
Columba es una de tantas, como ella otras 9 mujeres fueron asesinadas por la represión franquista en Araba: Juana Aldaiturriaga,
Mónica Barron, Isabel Corral, María Eguiluz, Victorina González de Larralde, Eulalia Victorina González de Larralde, Eulalia González, González de Zarate, Marcelina Landa, Cipriano Lataburu, y Verania Martínez.Extraído del periodico CNT

NOW

 

 

 

 

 

La mujer machista: ¿Victimaria o Víctima?

octubre 30, 2011.

La familia y sus tradiciones, el sistema educativo, la escuela, la religión, y todo lo que nos rodea, constantemente nos enseña un mundo que se conjuga en masculino, las mujeres somos psicólogos, médicos, ciudadanos, padres, dando la noción de que entre un grupo de personas, no hay mujeres, o estas no son lo suficientemente importantes como para merecer la distinción.

Por: Laura Pérez

Psicóloga Social

Todas las mujeres, prácticamente sin excepción, hemos sido criadas dentro de una sociedad patriarcal, algunas han corrido con la suerte de tener Madres y/o Padres sensibilizadxs ante los temas de genero, pero aun así no se puede evitar crecer dentro de una sociedad machista, misógina, donde lo femenino es sinónimo de débil, y lo masculino es igual a fortaleza.

Muchas mujeres asumen esto con naturalidad, inclusive piensan que es una ridiculez, una pérdida de tiempo, o completamente irrelevante, ser nombradas/incluidas, de acuerdo a nuestro género, es decir: psicólogos y psicólogas, médicos y médicas, padres y madres, ¿es realmente ridículo dar a entender que somos parte de la sociedad y que existimos?

¿Será que muchas mujeres se avergüenzan de su condición femenina/débil? Se nos obliga a avergonzarnos de nuestra menstruación, de la forma de nuestros cuerpos, a sentir que nunca somos lo suficientemente bonitas, inteligentes o adecuadas, de este modo preferimos ser invisibles que destacar nuestras incontables “imperfecciones”.

¿INNECESARIA NUESTRA LUCHA?

Muchas mujeres también piensan que es innecesaria la constante lucha por la reivindicación de nuestros derecho, tildando esta lucha de innecesaria, y siendo además esta lucha la culpable de que los hombres se sientan vulnerados, atacados en lo mas profundo de su masculinidad ¿Qué puede haber de malo en que mujeres y hombres seamos iguales y no necesitemos matarnos para demostrar nada? Recordemos que el machismo vulnera a mujeres y a hombres.

PENALIZAMOS Y NOS PENALIZAN

Muchas mujeres también justifican y naturalizan la violencia de la que ellas mismas o sus pares son victimas, justificando al agresor en función al “mal comportamiento” de la mujer, la mujer es victimizada, por su agresor, por ella misma y por la sociedad.

Esta es una sociedad que se niega a entender que mujeres y hombres, tenemos necesidades distintas, pero iguales derechos y deberes, es una sociedad que penaliza a la mujer que disfruta y decide sobre su cuerpo, y premia a los hombres por hacer lo mismo.

Es una sociedad llena de mujeres que hemos sido criadas dentro de un sistema que nos obliga a penalizarnos y a penalizar, que nos convence de lo vergonzoso que es ser mujer, de que es mejor insertarse en un grupo de hombres, y pasar desapercibida, que hacer evidencia de nuestra existencia.

Una buena mujer debe ser sumisa, dócil y obediente, y principalmente debe vigilar que las demás sean así, porque no somos sino nosotras las responsables de la crianza de hijos e hijas, nuestros hijos deben comportarse como hombres y nuestras hijas como mujeres, esta es nuestra responsabilidad como ¿padres?

¿DEBER DE MANTENER LO ESTABLECIDO?

No somos sino nosotras, las responsables de mantener el status quo, debemos mantener las cosas como siempre han sido, esa es nuestra función, lo contrario es una grave violación a las normas, a las cosas como son y como han sido siempre, la violación de esta norma es la que nos recuerda nuestra vergonzosa condición femenina, que nos rebaja a lo débil, a lo inútil.

Defender el status quo nos hace sentir que tenemos un lugar en la sociedad, un importantísimo lugar, el de mantener los pilares del mundo patriarcal, lo contrario seria perder el rumbo, la destrucción de la sociedad como la conocemos. ¿Qué hay de malo en acabar con una sociedad en donde quien se considera débil, tiene menos derechos?

La sociedad patriarcal vulnera tanto a hombres como a mujeres, a ellos los obliga a comportamientos que terminan por arriesgar su vida y sus relaciones personales, y a nosotras se nos obliga a ser prisioneras de nuestro sexo, prohibido disfrutarlo, prohibido decidir.

VÍCTIMAS DE SI  MISMAS

El comportamiento machista en las mujeres, no es mas que un producto de una profunda ideologización, donde absolutamente convencidas, de que los derechos que tienen son los que se merecen, y que realmente están bien así, porque en apariencia tienen “todo” lo que una mujer puede necesitar, actuando de un modo que refuerza valores, creencias y conductas que las vulneran, aun sin darse cuenta.

Son la madre que después de aguantar décadas de violencia pretenden que su hija también lo haga, son las amigas que te dicen que eres victima de violencia porque te gusta, porque no te sabes comportar o porque quieres serlo, son las mujeres que prefieren ser llamadas licenciado, o que acuden a las reuniones de padres y representantes en las escuelas de sus hijos, son las mujeres que prefieren ver un mundo redactado en masculino para no tener que recordar la , sino de su propio machismovergüenza que supone ser mujer.

FORJADAS POR LA SOCIEDAD

Estas mujeres, aunque lo parezcan, no son victimarias, sino victimas de si mismas y de una sociedad que las forjó para ser mujeres de bien, aunque estas mujeres parezcan ser las enemigas de los movimientos feministas, no lo son, es precisamente por estas mujeres que los movimientos feministas existen, estas mujeres no son solamente víctimas de una sociedad misógina.

_________________________________

Declaración del Encuentro Internacional “Mujeres Sujetas Políticas: fortaleciéndose para la transformación”. MMM

30 de octubre de 2011.

Declaración del Encuentro de la Marcha Mundial de las Mujeres de Paraguay, Argentina, Chile y Brasil, en Asunción, Paraguay, los días 25, 26 y 27 de octubre.
Nosotras de la Marcha Mundial de las Mujeres de Paraguay, Argentina, Chile y Brasil reunidas en Asunción, Paraguay, los días 25,26 y 27 de octubre, en *el Encuentro Internacional “Mujeres Sujetas Políticas: fortaleciéndose para la transformación”CONDENAMOS *la declaración de Estado de excepción en la zona norte del Paraguay así como demás medidas de criminalización de la protesta en nuestra región.
La región está viviendo la expansión de un modelo de seguridad, basado en la militarización total de los espacios de convivencia.
Esta Militarización se basa en la instalación de bases militares por todo el continente, el aumento en los presupuestos para las fuerzas militares, la compra de armamentos y equipos para la guerra, la aprobación de leyes de tipo represivo, esto combinado con la aplicación de programas de tipo “social” que aprovechan de la ausencia de políticas sociales estables para legitimar la presencia y la actuación de las milicias.
Al mismo tiempo este tipo “ayudas sociales” han sido utilizadas para desmovilizar a los sectores populares con amenazas de que se van a dejar de dar si alzan sus voces de protesta.
En América Latina este modelo de militarización se fortalece con la aplicación del Plan Colombia y está directamente ligado al funcionamiento del modelo de desarrollo económico vigente de tipo extractivista, en el que se saquean nuestros bienes naturales como el agua, las tierras, los minerales, el petróleo y todo lo que les genere ganancia, para la instalación de multinacionales que se aprovechan estos bienes, ocasionando grandes perjuicios sociales y ambientales.
En nuestros países la militarización se evidencia no solo con el aumento de tropas, sino con la criminalización de las luchas populares y de las organizaciones sociales que se organizan para defender sus derechos. También busca generar una cultura del miedo y de desconfianza hacia el otro y la otra en nuestras relaciones cotidianas.
Nosotras las mujeres conocemos la violencia sexista utilizada como arma de guerra, para desestabilizar nuestras comunidades, para colonizar nuestros cuerpos a la vez que nuestros territorios.
*RESISTIMOS *a la instrumentalización de nuestro trabajo y de nuestras vidas para instalar la militarización en nuestros pueblos.
*RECHAZAMOS *el falso discurso de que necesitamos ser protegidas por hombres con armas, en la realidad sigue la violencia domestica, la impunidad, la desaparición de niñas para la trata y la prostitución, los feminicidios, aún más frecuentes en las zonas militarizadas.
Nos *PREOCUPA *la situación actual en Concepción y San Pedro, donde la violencia intimidatoria y la desinformación producidas por los medios de comunicación empresariales están provocando la expulsión de varias familias, su aislamiento y atemorización. La situación se siente también en las demás regiones con la estigmatización de las organizaciones sociales, sobretodo campesinas e indígenas, con objetivo de callar las voces y el pensamiento autónomo de los y las que defendemos la soberanía de los pueblos.
Nos *SOLIDARIZAMOS *con nuestras compañeras que viven y luchan en estas regiones y amplificaremos su voz en todo el mundo.
*DENUNCIAMOS *la acción de la policía chilena, con la connivencia del gobierno nacional, en la represión a las movilizaciones estudiantiles; y en especial la represión a las mujeres jóvenes con agresiones y maltratos cuando fueron agarradas por los pelos o cuando han obligado a mujeres jóvenes de 14 a 16 años a desnudarse en la comisaria como si fuera un procedimiento “normal”. En todos nuestros países vivimos la criminalización de la pobreza y de las mujeres, como es la ofensiva contra las mujeres que recurren al aborto mientras no hay políticas que afrontan los altos índices de mortalidad materna.
También *VIVIMOS *la represión contra las luchadoras, el asesinato de campesinas y campesinos e indígenas que resisten a las políticas de saqueo del capitalismo extractivista, de las compañías mineras, la contaminación del ambiente y los agravios a la salud de las personas por la expansión de monocultivos como la soja transgénica, la ganadería y la caña de azúcar para la producción de agrocombustibles.
Nos *COMPROMETEMOS *a organizar acciones concertadas de denuncias y afirmación de alternativas, como a generar y difundir informaciones de lo que pasa en nuestra región, para que las voces de las mujeres que resisten cotidianamente al ataque de sus derechos sean escuchadas y que la solidaridad entre mujeres de todo el mundo se haga sentir. Reivindicamos el derecho a vivir una *vida libre violencia *y a promover una *cultura de paz*, donde la buena convivencia entre las personas sea uno de los principales valores de nuestras sociedades.
Estaremos en marcha hasta que todas seamos libres!!! MMM.
Fuente: Grup de Dones de la Marxa Mundial de Valencia


Este texto está escrito en Madrid, por lo que muchas de las
descripciones y reflexiones pueden no ajustarse a la realidad de otras
localidades, especialmente dada la heterogeneidad del movimiento 15M.
Aun así, pensamos que puede resultar útil como punto de partida para
la reflexión a todos los compañerxs que se están implicando en las
asambleas, independientemente del sitio. El texto ha sido redactado y
corregido precipitadamente para que estuviese disponible antes de la
convocatoria de asambleas de barrios y pueblos del 28 de mayo. Tenedlo
en cuenta a la hora de leerlo y disculpad las meteduras de pata que
pueda tener.
Algunxs anarquistas madrileñxs

0. Unas palabras para empezar…
Dejemos las cosas claras. Lxs que firmamos este texto somos
anarquistas, comunistas antiautoritarios, anticapitalistas o la
etiqueta que más os guste. Es decir, estamos por la abolición del
trabajo asalariado y el capital, la destrucción del estado y su
sustitución por nuevas formas horizontales y fraternales de vivir en
común. Creemos que los medios para conseguirlo deben ser lo más
coherentes posible con los fines que buscan y, por tanto, estamos
contra la participación en instituciones, contra los partidos
políticos (parlamentarios o no) y las organizaciones jerárquicas, y
apostamos por una política basada en el asamblearismo, la solidaridad,
el apoyo mutuo, la acción directa, etc.

Porque estamos convencidos que estos medios son los más eficaces para
llevarnos a la revolución. Si decimos esto es para eliminar cualquier
suspicacia y marcar las líneas sobre las que queremos que se mueva
esta contribución. Ahora bien, el que estemos por una revolución
social que destruya el capitalismo, el estado y que suponga la
abolición de las clases sociales (y de tantas otras cosas), no
significa que pensemos que esto puede ocurrir a corto plazo, de la
noche a la mañana. Lo que hemos planteado aquí son fines, es decir,
situaciones a las que, con suerte, llegaremos tras un largo recorrido
y un desarrollo considerable del movimiento revolucionario. Pensar lo
contrario no es que sea utópico, es un ejercicio de delirio y
ensoñación inmediatista. Un planteamiento revolucionario debe
plasmarse en una estrategia a corto plazo, en una serie de propuestas
para intervenir en la realidad que nos acerquen a situaciones en las
que estén en juego cuestiones como la abolición del trabajo
asalariado, la instauración del comunismo libertario, la revolución
social… cuestiones que hoy en día, obviamente, no están, ni de
lejos, sobre la mesa. Esta intervención no puede limitarse a repetir
machaconamente la rabiosa necesidad de revolución y de abolir el
estado y el capital. Ser anarquista no significa ser un chapas que
persigue a los demás repitiendo una y otra vez lo malo que es el
estado y lo buena que es la anarquía. Y sin embargo, a raíz del
movimiento 15-M, en los últimos días hemos leído por internet textos y
comentarios cercanos al delirio inmediatista y, lo que es peor, hemos
oído de compañerxs y amigxs posiciones que resbalan hacia el abismo
del anarco-chapismo, que, con toda su buena intención, se atrapan en
el maximalismo de las consignas grandiosas, de las propuestas a largo
plazo, etc. Sabemos bien de lo que hablamos, todxs nosotrxs hemos
estado en dichas situaciones y, lo que es peor, hemos contribuido en
muchas ocasiones a su extensión. Dejemos claro también que este texto
tiene tanto de crítica como de autocrítica, y que nos sirve, ante
todo, para tratar de no caer nosotrxs mismxs también en dichas
trampas. Para ir acabando, hay que tener en cuenta que este texto ha
sido escrito deprisa y corriendo, al ritmo que marcan los
acontecimientos, con el objetivo de que saliese antes del día 28,
cuando se han convocado las Asambleas Populares en diferentes barrios
y pueblos de Madrid, así que no os extrañe que en algunos puntos se
note la precipitación y la urgencia. No damos para más.

En resumen, este texto pretende ser una reflexión y una propuesta para
romper con el impasse en el que hemos estado anclados mucho tiempo,
para deshacernos de lastres que muchxs arrastramos y nos inmovilizan.
Es, en el fondo, una reflexión para intentar aclararnos en qué manera
podemos aportar y participar en lo que ocurre a nuestro alrededor.

1. El Movimiento 15-M: coordenadas básicas
Y lo que ocurre a nuestro alrededor es, obviamente, el llamado
movimiento 15-M, que en la última semana ha irrumpido como un elefante
en la cacharrería en la política nacional. Nos guste o no, y lo
queramos o no, el movimiento 15-M ha roto todas las expectativas y ha
sorprendido a todo el mundo: policía, políticos, periodistas,
convocantes, gente corriente, ciudadanistas, izquierdistas y, por
supuesto, a los anarquistas. En primera instancia todo el mundo se
quedó en fuera de juego y, a partir de ahí, todo ha sido una serie de
intentos más o menos afortunados de tomar posiciones frente a o dentro
del 15-M. No vamos a entrar a analizar sus causas o a repasar las
diferentes teorías conspiranoicas o intoxicaciones que han surgido a
su estela; no es importante para lo que queremos decir. Vamos a tratar
de aportar lo que entendemos que son las coordenadas básicas en las
que se mueve eso que llamamos movimiento 15-M o, al menos, las más
importantes para ver si es posible (y en ese caso cómo) una
participación anarquista o anticapitalista en él. Como es lógico, será
una descripción fragmentaria, parcial e incompleta. Nos da igual, las
cosas van demasiado rápido.
Lo primero que hay que decir es que el movimiento 15-M es un
movimiento social real y, como tal, es tremendamente heterogéneo y
contradictorio. Hay de todo y todo está en diferentes dosis. Es decir,
todo lo que digamos aquí no debe tomarse como características
definitorias absolutas, sino más bien como tendencias, matices, etc.
Expresiones de un movimiento en construcción en cuyo seno hay luchas,
tensiones y un continuo cambio.

Dicho esto, por su composición social y por las consignas que más se
oyen en las asambleas y grupos de trabajo, así como por las opiniones
de la gente que está continuamente publicitándolo en internet
(twitter) podría decirse que, principalmente, es un movimiento
ciudadanista y abiertamente demócrata. O mejor dicho, son este tipo de
planteamientos de reforma política y social (reforma electoral,
democracia real, mayor participación, crítica de los partidos
políticos mayoritarios pero no del sistema representativo o los
partidos en general…) los que, en general, aglutinan a más gente y
manos alzadas a su alrededor.

Sin embargo, este contenido se expresa bajo formas asamblearias, que
rechazan toda representación clásica (como por ejemplo, convertirse en
otro partido político) y que reniegan de toda ideología, símbolo o
forma política precocinada (desde partidos a banderas republicanas,
pasando por las A circuladas). Hay una consigna que rula por twitter
“Esto no va de izquierdas o derechas, sino de arriba y abajo”. Que,
por el momento, apuesta mayoritariamente por la auto-organización, por
la acción directa (no violenta) y la desobediencia civil, aunque no
utilice estas palabras mágicas. La no-violencia es, de hecho, otra de
las coordenadas fundamentales del 15-M, algo que, sin duda, es asumido
colectivamente sin discusión. Entraremos en esto más adelante.

Todo esto no quita para que en su seno se pueda ver claramente una
“lucha de poder” entre diferentes “facciones”, organizadas o no.
Miembros y militantes de partidos políticos de izquierdas, miembros de
los movimientos sociales, libertarios, gente normal y corriente
“indignada” que va con su propia visión del mundo, etc. todos pugnan
en su interior a todos los niveles, desde la orientación ideológica o
práctica del movimiento, al control (y en muchos casos, manipulación)
de las asambleas, comisiones, etc. En muchas comisiones y grupos se
está viendo de todo: pérdidas casuales de actas, personalismos, gente
que se aferra a las portavocías, delegados que se callan cosas en las
asambleas generales, comisiones que se saltan acuerdos, grupitos que
quieren mantener el chiringuito, etc. Muchas, seguro, fruto de la
inexperiencia y los egos; otras, parecen directamente sacadas de los
viejos manuales de manipulación de asambleas.

Alrededor de esta lucha, está también toda la gente que se acerca por
allí. Gente que se acerca a participar, a escuchar, a ser escuchado, a
aportar comida u otros materiales, a ver qué pasa, o simplemente a
echarse unas fotos en plan turista en su propia ciudad. Bajo las
carpas de Sol uno tiene la sensación de estar en un gran bazar en el
que no se vende ni se compra nada.

Por otro lado, uno de los grandes problemas de las acampadas es la
dificultad de participar en ella plenamente: no todo el mundo puede ir
al centro todos los días, ni todo el mundo puede quedarse a dormir, ni
todo el mundo puede participar habitualmente en las comisiones, etc.
Esto sin duda puede favorecer la creación de liderazgos informales,
camarillas, cosas raras y sesgos extraños que la gente, que gilipollas
no es, lo va a notar, lo va a comentar y a actuar en consecuencia. De
hecho, una posible consecuencia de quién está llevando el mayor peso
del campamento (y también de quién está más habituado a ir y proponer
actividades) es la progresiva guetización que ha sufrido la acampada
el fin de semana. Comparada con el ambiente de encuentro y de protesta
de los días más intensos (especialmente el viernes, dada la
expectación por la prohibición de la Junta Electoral Central) el fin
de semana la cosa perdió fuelle y comenzó a notarse un ambiente más
lúdico y menos de protesta, a pesar de que las comisiones,
subcomisiones y grupos de trabajo siguieron funcionando. A ratos,
#acampadasol parece estar reproduciendo lo peor y más banal de las
okupas del gueto: talleres, conciertos, batucadas, comedores,
actuaciones, clowns, etc. a costa de sus aspectos iniciales, mucho más
marcadamente de protesta, política e “indignación” (por pro-demócrata
y limitada que fuese). En twitter, que no olvidemos que tiene gran
culpa del ascenso del movimiento 15-M y del campamento de Sol, se está
filtrando ese descontento en mucha gente, que no ve con buenos ojos
esta deriva. Un ejemplo claro de ese descontento que tuvo lugar el fin
de semana fue el tema botellón sí-botellón no, el sábado una de las
asambleas tuvo que irse de Sol por la cantidad de gente que estaba a
su pedo, y el tema de las batucadas, que el domingo obligaron incluso
a aplazar a alguna asamblea que no oía con tanto ruido (aunque hay que
decir, que las batucadas tuvieron bastante seguimiento, igual que el
botellón).

Es obvio que el movimiento 15-M no es una revolución, eso es de
primero de militancia, y quien lo critique en base al hashtag
#spanishrevolution con el que se extendió inicialmente debería darse
cuenta de que era una mezcla de marketing, gracieta e ilusión. Sin
más.

El último apunte que queríamos hacer es lo que, para nosotrxs, quizás
sea lo más importante que hemos visto junto con su marcado carácter
asambleario y horizontal (con todos sus defectos, que son muchos): el
cambio brutal de actitud que hemos podido observar en los alrededores
de Sol durante toda esta semana. Recapitulemos. Tras la multitudinaria
manifestación inicial del 15 de mayo y, especialmente, tras el
desalojo de los primeros acampados, la gente ha tomado masivamente
noche tras noche la Puerta del Sol de una manera que ninguno de
nosotrxs habíamos visto nunca. Las movilizaciones contra la guerra,
aunque alguna fuera más masiva, no tuvieron, ni de lejos, la
continuidad, participación, actitud y ambiente que hemos visto esta
semana en Sol. Es como si, de repente, la pasividad y el ir cada uno a
lo suyo se hubiesen roto alrededor del Km. 0. Repartir panfletos en
Sol y sus calles aledañas es una gozada, la gente te entra para
pedirte que le des uno, los coge con una sonrisa, te pregunta, te da
las gracias… Los primeros días, si hacías un corrillo para hablar de
algo, la gente arrimaba la oreja para intervenir, para escuchar. Ha
sido normal ver a la gente de lo más variopinta discutiendo en
pequeños grupetes. Los grupos de trabajo y las asambleas generales son
acontecimientos masivos de entre 500, 600 y 2000 personas (sentadas,
de pie, arrejuntándose para oír algo), etc. Y aparte de esto, esa
sensación permanente de buen ambiente, de “esto es algo especial”.
Todo esto alcanzó su punto álgido la noche del viernes al sábado,
cuando empezó la jornada de reflexión. Escuchar a más de 20.000
personas gritar “Somos ilegales” y disfrutar como niños de saltarse la
ley, la verdad, impresiona. Bien es cierto que ese ambiente intenso,
de participación y de política real empezó a decaer a partir de esa
noche. En parte por el subidón del viernes noche, en parte por la
decisión de “no hacer política” durante el sábado y el domingo, el fin
de semana ha tenido un tono mucho más festivo, más “circense” que los
días anteriores. Aun así, nosotrxs no recordamos nada parecido, la
verdad.

2. Lo que no está en juego. Una visión estratégica.
Dicho esto, ¿qué pintamos los anarquistas por allí? Para cualquier
libertario con dos dedos de frente, afortunadamente la gran mayoría,
es evidente que es necesario estar allí, que ahí hay tema. Lo que
ninguno tenemos tan claro es qué podemos hacer, qué podemos aportar y
qué podemos esperar del movimiento 15-M. Y es lógico, dada la
heterogeneidad y contradicciones que abarca. En esta sección vamos a
intentar expresar cómo y en qué sentido vemos nosotrxs que puede ser
interesante participar y aportar en dicho movimiento. Decimos visión
estratégica porque es una visión general, que intentaremos acotar más
adelante con propuestas concretas y algunas consideraciones tácticas.

La mayor parte del proceso que se desarrolla actualmente en el
movimiento del 15-M consiste en tratar de encontrar las consignas y
reivindicaciones políticas que van a definirlo. Ese proceso se está
dando tanto en los grupos de trabajo como en las propias comisiones.
En los primeros está más el debate y la pelea ideológica, en algunas
de las segundas, en las que se concretan dichos debates, es donde se
están viendo las artimañas, tejemanejes, etc. No hay que ser muy listo
para saber dónde está el lio: comisiones como comunicación, interna,
asamblea y política son donde uno se va a encontrar mayor número de
políticos por metro cuadrado. Mientras que en comisiones como
infraestructura, alimentación o respeto, las cuchilladas serán mucho
menores. Ojo, que no estamos diciendo que en las comisiones sólo se
esté haciendo esto, pero algunas cosas que hemos visto o nos han
contado tienen tela.

Como hemos dicho anteriormente, las reivindicaciones con mayor eco en
#acampadasol son las de reforma política y, en menor medida, social,
de gran contenido ciudadanista: reforma de la ley electoral, una ley
de responsabilidad política, mayor participación, ley de dación en
pago de las hipotecas, etc. Los miembros y militantes de partidos de
izquierda (IU, IA, etc.) y movimiento sociales están tratando de virar
el barco más hacia la izquierda, para que asuma reivindicaciones
clásicas de la izquierda (desde la renta básica o la condonación de la
deuda externa, a la nacionalización de la banca) aunque en frente
tienen a los que prefieren que el movimiento sea lo más neutral
posible (por ejemplo, http://twitpic.com/51lyqa) y se centre en un
#consensodeminimos básico[1]. En nuestra opinión, creemos que lo más
probable es que el objetivo final de unos y otros sea que, o bien
mediante algún tipo de Iniciativa Legislativa Popular[2] o bien de la
mano de algún partido político, seguramente IU, se presente una
propuesta al Congreso y se pida su aprobación mediante un referéndum.
En este sentido, unos y otros se juegan los contenidos de dicha
propuesta y seguramente cómo se va a hacer, pero en un momento dado
pueden confluir en ciertos puntos básicos.

Obviamente, los anarquistas estamos convencidos de que si se lograran
algunas de estas reformas, aun cambiando algunos de los “defectos” del
sistema que más sulfuran a la gente, no van a modificar para nada lo
esencial. El problema no es la corrupción política, sino la política
como esfera separada de la vida, el problema no es la falta de
transparencia de los gobiernos, son los propios gobiernos, y el
problema no es la banca y los banqueros, sino la explotación
capitalista: la grande, y la pequeña.

Dicho esto, creemos que los anarquistas ni estamos ni deberíamos estar
en esa pelea, la de las reivindicaciones grandilocuentes y la política
de altos vuelos. No deberíamos entrar en ese juego, aunque si queremos
estar en las asambleas debemos asumir que tendremos que tragar y
enfrentarnos a ello. A nosotrxs no se nos ha perdido nada en ese
tablero. El movimiento del 15-M no es un movimiento anarquista o
anticapitalista, así que las reivindicaciones anarquistas maximalistas
están fuera de lugar. No tiene sentido luchar por que las asambleas
generales asuman cosas como la autogestión generalizada, la abolición
de las cárceles o incluso simplemente la huelga general indefinida,
porque es evidente que la gente que está ahí y la gente que lo sigue
con expectación y simpatía no está por eso. Suponiendo (y es mucho
suponer) que por alguna extraña razón, o tejemaneje, se consiguiese
que la asamblea general o las asambleas de los barrios aceptasen y
asumiesen como propia alguna de estas consignas, lo más seguro es que
el movimiento 15-M se desinflaría rápidamente, perdiese buena parte de
sus apoyos y simpatías, y se quedase en un extraño cóctel
frentepopulista de militantes izquierdistas, ciudadanistas, comunistas
y anarquistas. Es decir, justo lo que siempre hemos criticado y donde
nunca hemos querido estar. En política existe un término que se llama
“votar con los pies”, significa que cuando no te gusta la gestión de
un lugar, simplemente te vas a otro lado. Algo parecido pasa en todas
las asambleas, hay mucha gente que cuando algo no le gusta o no se
siente cómodo, se calla, agacha la cabeza y deja de pasarse, sin
reflejar su descontento.

Manifiesto feminista de Sol.

Estamos en la plaza porque:

-Queremos una sociedad en la que el centro sean las personas y no los mercados. Por eso decimos: servicios públicos gratuitos y vitales como la educación, la salud, la atención y cuidado a la infancia y a las personas con necesidades especiales de atención frente a los recortes sociales, la reforma laboral y de las pensiones.

-Queremos el compromiso de todas y todos para la construcción de una sociedad donde no tengan cabida las violencias machistas en todas sus expresiones: económica, estética, laboral, física, psicológica, sexual, institucional, religiosa, en forma de trata con fines de explotacion laboral y sexual …

-Queremos decidir libremente sobre nuestro cuerpo, disfrutar y relacionarnos con él y con quien nos dé la gana.

-Queremos aborto libre y gratuito y educación afectiva y sexual.

-Queremos una sociedad diversa donde se respeten las multiples formas de vivir el sexo y la sexualidad (lesbianas, gays, intersexuales, bisexuales, transexuales, transgéneros …) y se reconozca el derecho a la sexualidad en todas las etapas de la vida. Exigimos la despatologización de las identidades trans.

-Exigimos que el estado y la iglesia dejen de interferir en nuestras vidas.

-Para hacer un cambio real en la sociedad hay que tomar las decisiones por consenso y que las mujeres participen de forma decisiva.

-Es imprescindible incorporar un enfoque feminista en la transformación del modelo económico y social al servicio de las personas y el planeta, en los servicios públicos, en la creación de otro modelo de ciudad y gestión del territorio y, en las políticas ambientales y agroalimentarias.

-Es imprescindible que las mujeres sean protagonistas en dichos procesos de transformación social, política y económica y en las decisiones que se tomen para este fin. Y también en el diseño, ejecución y evaluación de las políticas resultantes.

-Los temas que afectan a las mujeres afectan a toda la sociedad y queremos que estén en el corazón de la agenda política, económica y social.

– Exigimos que las trabajadoras domésticas y empleadas del hogar se incluyan en el régimen general de la seguridad social y tengan derecho a negociación colectiva.

-Exigimos que se contabiliceel trabajo doméstico como parte de la riqueza de los países.

-Exigimos el reconocimiento de las tareas de cuidado de las personas, los hogares, la vida y su socialización completa: también, el derecho a decidir libremente si queremos o no cuidar, el derecho a ser cuidadas y cuidados en condiciones y el derecho al autocuidado. En resumen, el derecho a la Cuidadanía.

– Exigimos el reparto de los trabajos y la riqueza. Trabajar menos para trabajar todas y todos. Condiciones laborales y profesionales dignas. Reparto igualitario del trabajo productivo y reproductivo, igual remuneración y reconocimiento por los trabajos entre mujeres y hombres. Y que la riqueza esté al servicio de las clases populares.

-Exigimos el reconocimiento de los derechos de las trabajadoras sexuales.

-Exigimos que se reconozca la ciudadanía de las personas sin condiciones legales ni normativas, la eliminación de la Ley de Extranjería y de los Centros de Internamiento de Extranjeros.

-Exigimos el uso de un lenguaje que nombre a todas las personas y esté libre de homofobia, machismo, clasismo y racismo.

-Reivindicamos que se valore y reconozca los saberes y conocimientos de las mujeres y su función primordial como transmisoras de cultura.

-Queremos una escuela coeducativa.

-Queremos una sociedad donde tengan cabida todo tipo de familias y grupos de convivencia.

-Rechazamos la heteronormatividad y feminidad obligatoria.

-Estamos contra las guerras, rechazamos el uso del cuerpo de las mujeres como arma de guerra y no creemos que ninguna intervención militar garantice la paz. No a la militarización de las sociedades, a la producción y al comercio de armas. Invitamos a hacer objeción fiscal.

– Reivindicamos la solidaridad transnacional feminista como herramienta para cambiar el mundo. En todas las plazas hay feministas indignadas, nos sumamos a sus reivindicaciones y les damos todo nuestro apoyo.

¡Sin las mujeres no hay Revolución!

¡La Revolución será feminista o no será!

[Portada de 'DESORDEN DE LA LIBERTAD, EL']

 

Libro  de Massimo Passamani.

En este mundo de sumisión, quienes todavía conservan el innato instinto de la libertad ¿Qué tienen que perder?. Nada, tan sólo la paciencia.

Textos insurrectos, editados en diversas publicaciones antiautoritarias italianas entre 1994 y 2009, que abordan buena parte de los debates más actuales del anarquismo, especialmente del anarquismo del sur de Europa.