La movilización, ¿imposible?

noviembre 30, 2011

ManifestaciónEs evidente que el sistema capitalista actual, valiéndose de su arma más poderosa, el consumismo feroz y todo lo que ello conlleva (medios de comunicación, publicidad, márketing político…), ha logrado unas cotas de adormecimiento y conformismo de la sociedad nunca conocidas.

Salvo los tradicionales y minoritarios movimientos “antisistema”, aquí no se moviliza nadie, con una sola excepción, el 15M, que merece un estudio aparte que más adelante citaré.

Es urgente analizar las posibles respuestas a esta falta de movilización antes de dar cualquier paso. Entre ellas, las primeras que se me ocurren son:

1-En realidad el sistema actual es el mejor posible y fuera de él hace mucho frío. Aunque estemos pasando una mala racha la solución la darán los políticos, empresarios y banqueros, motores de la economía y los únicos capacitados para implantar medidas correctoras que generen las condiciones más favorables para crear empleo. Solamente tenemos que tener paciencia, aguantar las fuertes medidas de austeridad que nos esperan y ya llegarán tiempos mejores en los que podremos volver a comprar muchas cosas, que es la base de la felicidad. Es cierto que el sistema es injusto pero está claro que si lo cambiamos la mayoría vamos a tener que renunciar de antemano a muchos caprichos que el actual sistema, en determinadas condiciones, sí nos permitiría disfrutar. Sería la destrucción del “sueño americano”, auténtico bastión del capitalismo imperante.

2-La clase trabajadora con trabajo estable quiere seguir como está, hasta la fecha le ha ido bien y quiere seguir disfrutando de vacaciones todos los veranos y cambiarse de coche cada seis y de móvil y ordenador cada dos, además de comprar ropa todas las temporadas, tanto para ellos como para los hijos, que se quedarán en casa hasta que puedan emanciparse en las mismas condiciones. Para que lo pasen mal mejor están en casa. Si las condiciones de trabajo empeoran es mejor aceptar lo que me ofrecen los empresarios y trabajar más para ganar más que hacerme el valiente y poner en peligro toda mi forma de vida. Si tengo un poco menos de tiempo libre qué le vamos a hacer, pero lo básico está salvado.

3-La juventud, mayoritariamente en paro o con trabajos precarios, son los hijos citados en el punto anterior. Completamente identificados con la forma de vida de sus padres y perfectamente protegidos bajo el paraguas familiar, esperan tranquilamente su oportunidad estudiando eternamente, preparando oposiciones a funcionario, la gran panacea, o bien tirando tranquilamente con un sueldo de 900 euros, más que suficiente puesto que todo es para ellos (coche, pareja, copas) puesto que en casa están cubiertos todos los gastos primarios.

Llegados a esta situación que a mi entender describe al grueso de la población puesto que nos quedarían los más pobres y la mayoría de los inmigrantes, silenciados gracias a las llamadas “Ayudas Sociales”, me pregunto si se puede hacer algo al respecto, y parece que sí, o por lo menos algo ha ocurrido.

Como ya he comentado antes lo que ha ocurrido es el movimiento 15M, con gran éxito, al menos en un principio. Sin embargo algo ha pasado que también lo ha adormecido. En mi opinión ha habido una gran oportunidad el 20N de ratificar y demostrar el poder del pueblo y de los indignados mediante una abstención masiva.

Parecía lógico suponer que los lemas “no nos representan” y “lo llaman democracia y no es” traerían como consecuencia una campaña por la abstención puesto que a nadie extrañaría que desde el propio 15M se propusiera que “si no nos representan y no es democracia, no votamos”. De esta forma, si era cierto que el 75% de la población se identificaba con el 15M, parecía que podría aspirarse a un 60% de abstención, porcentaje lo suficientemente importante como para sentar las bases de más movilizaciones y de transformaciones más importantes. Algo ha pasado. Si lo identificamos, podremos luchar contra ello.

Juan Antonio
Anuncios
Siria y el otoño árabe.
Peligroso escenario de guerra en Oriente Próximo
Ernesto Gómez Abascal
Rebelión

Tal como hicieron con las “revoluciones de colores” en Europa Oriental y Asia Central, los Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, están tratando de utilizar las rebeliones calificadas como de “la primavera árabe”, iniciadas espontáneamente en Túnez y Egipto con el propósito de poner fin a los regímenes dictatoriales de Ben Alí y Hozni Mubarak, ambos servidores del imperio durante décadas, para obtener intereses geoestratégicos en la región.

Esto es lo que se puede apreciar claramente con la peligrosa situación de guerra que se está montando contra Siria, dirigida no solo a un cambio de régimen en Damasco, sino a debilitar y aislar más a Irán; poner en difícil situación a Hizbulá en Líbano de manera que les permita liquidar su dominio allí; y limitar al menos la influencia de Rusia, que no podría continuar disponiendo de las facilidades que ahora tiene su flota de guerra en el Puerto de Tartús, única base de atraque y abastecimiento de sus barcos en el Mediterráneo.

Para obtener sus objetivos, Estados Unidos ha logrado mover la posición de Turquía, que había mejorado notablemente sus relaciones políticas y económicas con Siria en los últimos años, con el desarrollo incluso de importante intercambio comercial, que en el 2010 alcanzó los 2 mil quinientos millones de dólares, además de proyectar numerosos planes de inversión y colaboración. El gobierno de Ankara ha cambiado radicalmente y de un distanciamiento y enfrentamiento creciente a Israel, que lo hacía chocar con la política estadounidense, pasó a una agresividad total contra Siria, auspiciando la creación en Estambul de un Consejo Nacional de Transición, que reúne a una parte de la oposición; adopta medidas de bloqueo económico; y se embarca en una escalada de amenazas militares. Se ha publicado que desde su frontera se infiltran grupos armados de lo que ya califican como “Ejército Libre de Siria”.

En el pasado reciente Turquía había discrepado con la política regional de Washington no solo en cuanto a Siria y en mostrar una creciente agresividad hacia Israel, sino también manifestando su oposición a las presiones, planes agresivos y las sanciones contra Irán. Auspició junto a Brasil, un proyecto de negociación para dar solución al tema nuclear iraní, que chocaba directamente con los intereses de Estados Unidos e Israel.

El gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), llegado al poder en el 2002, había proclamado el arreglo de los conflictos con todos sus vecinos, avanzando en una interesante posición política que por momentos parecía distanciarlo de la OTAN poniendo en primer lugar sus intereses nacionales, priorizando relaciones con sus vecinos árabes y con el mundo islámico.

Sin embargo, en los últimos meses, cambiaron totalmente las cosas. El gobierno de los EEUU aprobó la venta de helicópteros de ataque Super Cobra AH-1W, que hacía tiempo mantenía congelada. Ankara por su parte aceptó el pasado septiembre, el establecimiento en el sudeste de su territorio del sistema de “escudo antimisiles” tipo AN TPY-2, que según un portavoz militar ruso, quien criticó el hecho, no tiene nada de defensivo y estaría dirigido contra Irán, Rusia e incluso China.

Más reciente, en octubre, fue el acuerdo para posicionar en la base aérea de Incirlik, de una flotilla de Pedrators MQ-1, aviones sin piloto capaces no solo de brindar valiosa información, sino de lanzar misiles con impresionante precisión y capacidad destructiva. Se afirma que tanto su operatividad como la información brindada, sería enviada directamente a los Estados Unidos, desde donde decidirían si ofrecen algo a Turquía.

La Secretaria de Estado Hillary R. Clinton, una de las principales piezas del llamado sioimperialismo, hizo a principios de noviembre, un elogioso discurso sobre la política exterior turca en el American-Turkish Council, reunido en Washington.

¿Qué persigue Turquía convirtiéndose en la vanguardia de la amenaza militar contra Siria? ¿Por qué ha cambiado de actitud?

Todo parece indicar que llegando a la conclusión de que se impondría un cambio de régimen en Damasco, quieren asegurarse de que los nuevos gobernantes estén comprometidos en primer lugar con sus intereses, sacando a Irán de la competencia y a otros posibles contendientes. Estados Unidos parece coincidir con esto, aunque Francia con intereses regionales propios, está jugando otra carta, auspiciando a otros sectores de la oposición. Pero todos estarían de acuerdo en el interés de liquidar el actual gobierno de Bashar el Assad y se disponen a presionar por todos los medios, arriesgando incluso el estallido de una peligrosa confrontación.

¿Y que harían Irán, Rusia y Hizbulá, ante la posibilidad de perder un valioso aliado, lo cual implicaría un notable retroceso e incluso una peligrosa amenaza para sus intereses y su propia existencia?

Turquía en gran medida, depende del abastecimiento de gas que fluye por oleoductos desde Irán, Rusia e Irak. ¿Mantendrían éstos el suministro? El frío invierno turco sería muy difícil sino imposible de sobrellevar, e incluso una reducción del fluido puede tener importante repercusión interna. El pueblo turco no tiene ninguna simpatía hacia planes que beneficien a Estados Unidos e Israel, ya lo ha manifestado en muchas ocasiones. ¿Se dejará arrastrar a una guerra con un vecino amistoso por espurios intereses escondidos detrás de una campaña de defensa de derechos humanos?

Existen dos hechos que no han tenido mucha publicidad, pero que deben ser considerados como influyentes en la situación regional. Estados Unidos, aun cuando mantenga de forma camuflada algunos miles de hombres armados en Irak, ha sido obligado ha declarar que sus fuerzas dejan el país a finales de este año, pues el parlamento de Bagdad no aceptó extender una prórroga tal como era el interés yanki. Recuérdese, que Mortada Sadr, cuya fuerza política es predominante, amenazó con iniciar acciones armadas contra los ocupantes si no se retiraban. Es conocido que la organización de Mortada Sadr tiene buenas relaciones con el Hizbulá libanés.

El otro hecho relevante es que Irak fue uno de los tres países (junto a Líbano y Yemen), que se opusieron, en la reunión de Marruecos la semana pasada, a la separación de Siria de la Liga Árabe. Esto sin lugar a dudas obedece a la influencia de Irán en el gobierno iraquí y demuestra que tienen allí más poder que los Estados Unidos.

Ante la generalización de la agresión a Siria, que podría provenir de la frontera turca, pero también desde Jordania y de los países del Consejo de Cooperación del Golfo a través de ella, ¿Irán se mantendrá con los brazos cruzados, o moverá fichas? ¿Las fuerzas bien entrenadas y pertrechadas de Hizbulá, se dejarían quitar su segura retaguardia sin hacer nada?

¿Israel se mantendrá como simple observador o alegando algún movimiento militar de Irán o incluso de Hizbulá, aprovechará para lanzar su anhelado golpe contra las instalaciones nucleares persas?

___________________________________________

Israel advierte que “ha llegado la hora de actuar” contra Irán.

Irán ha reiterado su rechazo a suspender su programa de enriquecimiento de uranio con fines pacíficos y medicinales.

El Gobierno de Israel advirtió que “ha llegado la hora” para actuar en contra de Irán, toda vez que la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) aprobara una resolución en la que considera necesario revisar la actividad nuclear en ese país.

El ministro de Defensa, Ehud Barak, declaró desde Estados Unidos que la paciencia de Israel se estaba acabando.

Ante los rumores de un posible ataque en contra del país árabe comentó que “no creo que eso sea un asunto para discutir públicamente. Pero le puedo decir que el informe de la AIEA hace reflexionar a muchos líderes del mundo así como a la población, y la gente entiende que ha llegado el momento”.

Por otro lado, el ministro de Energía de Irán, Rostam Qasemi, destacó que Irán ha advertido que responderá ante cualquier ataque golpeando los intereses de Israel y Estados Unidos en el golfo Pérsico.

“Nosotros no consideramos el petróleo un instrumento político, no obstante si fuera necesario, lo usaremos como herramienta en la manera en que lo necesitemos”, afirmó Qasemi en una entrevista concedida a la televisión Al Jazeera.

“En este momento, creemos que todo está bien y que no hay necesidad de usar el petróleo como instrumento. Sin embargo, tengo que reiterar que en caso de que se nos presione y en el caso de que pensemos que es necesario, sí vamos a usarlo”, reiteró.

Esta semana la AIEA adoptó una resolución contra Irán por su programa de tecnología nuclear ante sospechas de la institución de un supuesto desarrollo de armas atómicas.

El documento expresa “profunda y creciente preocupación” por las posibles dimensiones militares del programa nuclear de Irán a pesar de que el Gobierno de Teherán ha reiterado que su proyecto cumple con fines pacíficos y ha rechazado en numerosas oportunidades cualquier carácter bélico que potencias extranjeras intentan atribuirle.

Al respecto, Irán ha señalado que ese informe “es falso y parcial, está desequilibrado y no es profesional”, y asegura que “está preparado con motivaciones políticas bajo presiones especialmente de EE.UU.”, el principal enemigo de Irán junto a Israel.

Irán ha reiterado su rechazo a suspender su programa de enriquecimiento de uranio con fines pacíficos y medicinales, como lo han exigido las potencias occidentales y ha reafirmado su derecho a tener un programa nuclear.

Estados Unidos ha adquirido armas nucleares y hacer uso de éstas para agredir a otros países, y sin embargo, acusa a la República Islámica de supuestamente ocultar bajo su programa civil otro de naturaleza clandestina y de ambiciones bélicas cuyo objetivo sería la adquirir armas atómicas.

CultivoAl igual que es innecesario ser un catedrático y licenciado en ciencias políticas para hablar de anarquismo, tampoco hace falta ser estudiante de biología para tratar sobre este asunto, pues en los libros de texto dan conocimientos muy parciales y santifican la bio-tecnología como panacea. La falacia del progreso tecnológico ha contaminado a la biología. Y con el pretexto de acabar con el hambre en el mundo -qué bonito-, da a la opinión pública que modificar los genes de un organismo para que adquiera ciertas características, como resistencia a pesticidas y plagas así como un mayor crecimiento, no afecta a la biodiversidad ni a nuestra salud.

Cualquiera sabe que un transgénico es un organismo al cual se le introdujo un gen de otro para que éste adquiera una determinada característica que pueden ser, desde una mayor resistencia a pesticidas hasta variar su rendimiento. No obstante, hay que hacer una distinción entre lo que es la obtención de una nueva variedad mediante los cruces y lo que es implantar un gen extraído de una bacteria, planta o animal. En el primer caso, el nuevo individuo resultado del cruce, contiene una mezcla del 50% de los genes de sus progenitores. Mientras que en el otro, esa nueva “variedad”, denominada OMG (Organismo Modificado Genéticamente) o ‘transgénico’, no proviene de la unión de dos gametos masculino y femenino sino que ha salido de un laboratorio con un nuevo gen en su ADN. Los defensores de la bio-tecnología dicen que la modificación genética es igual que el método de los cruces pero siendo este primero, un proceso más rápido.  Al contrario, no solo no tienen nada en común sino que es una falacia para justificar su industria.

Todo tiene sus pros y contras. Así pues, la manipulación genética permite crear plantas más resistentes a condiciones climáticas, pesticidas, herbicidas, aumentar su rendimiento, reducir la cantidad de abono necesario, etc… No obstante, todo ello responde a intereses económicos y la proliferación de los transgénicos tiene un gran impacto medioambiental. Como apunte antes de continuar, hay quienes alegan que los OMG en sí no son malos sino las multinacionales que monopolizan el mercado de las semillas transgénicas. Sin embargo, hoy por hoy nadie puede cultivar esas plantas porque están patentadas y porque dichos cultivos necesitan agroquímicos específicos para poder dar sus frutos y cosecharlos. Con lo cual, ese argumento no tiene validez alguna.

Volviendo al hilo, las vastas tierras de América del Sur, la India y parte de África se están convirtiendo -de hecho ya lo son- en enormes campos de monocultivo de soja, algodón, arroz, maíz y otros productos, destruyendo miles de variedades locales y amenazando gravemente la biodiversidad -viene a ser aproximadamente, la cantidad de especies y variedades de seres vivos que conforman un ecosistema, siendo cuanto más variedades haya, más estable, mejor se defiende ante posibles plagas y mayor probabilidad de supervivencia de las especies que habiten en la zona- de esos lugares porque el polen de las plantas transgénicas puede llegar a contaminar las variedades no modificadas genéticas que se encuentren cerca.  Añádase también, que los transgénicos son producidos mediante las técnicas de la agricultura moderna e industrial, es decir, utilizando inmensos campos de monocultivo, agroquímicos que contaminan suelos y aguas, además de degradar la tierra en donde se cultiva, haciendo imprescindible el uso de fertilizantes.

Pese a sus supuestos puntos a favor, no es nada comparable a sus nefastos efectos negativos. El cultivo de transgénicos, a parte de atentar contra la biodiversidad de la región, arruina a los pequeños y medianos agricultores, amenazando también a la agricultura tradicional y ecológica, y deja sin tierra a miles de campesinos y comunidades indígenas obligándoles a, o que trabajen para otro en sus tierras robadas, se mueran de hambre o se marchen lejos. Además, la mayoría de los OMG se destinan a la elaboración de piensos para alimentar al ganado industrial, con que, lejos de resolver el problema del hambre del mundo, lo agrava, puesto que es en países en vías de desarrollo donde más hectáreas ocupan.

Sobre todo, el modelo de agricultura industrial junto a la proliferación de transgénicos ha supuesto la pérdida de la soberanía alimentaria del pueblo, esto es, nuestra capacidad de decidir qué y cómo obtener nuestros propios alimentos sin depender de otra institución u otros individuos. Hoy tenemos abundancia de alimentos y en Occidente se tiran toneladas de comida para mantener los precios mientras en el Sur muchos mueren de hambre. No obstante, el día de mañana todos pagaremos caro el precio tanto de la manipulación genética en laboratorios como su modelo industrial. Recuperar la soberanía alimentaria consiste en fomentar la agricultura ecológica, la permacultura, los huertos urbanos,  apostar por la alimentación vegana, entre otras muchas cosas más. Y por supuesto también, luchar contra los OMG.

Luis Pascual
http://www.mundolibertario.org/secciontumornegro/
 
 

Planta nuclear de Garoña

Garoña firma un acuerdo para operar a largo plazo como si no tuviera fecha de cierre.

RAFAEL MÉNDEZ – Madrid – 02/11/2011

Elputopais.*

General Electric anuncia que ha pactado con Iberdrola el mantenimiento para seis años pese a que debe presentar un plan de clausura en dos meses.- La central se desmarca y niega que pretenda torcer la decisión del Gobierno

Las eléctricas propietarias de la central nuclear de Garoña (Endesa e Iberdrola al 50% a través de Nuclenor) dan la impresión de trabajar como si la nuclear no tuviera fijada la fecha de cierre para julio de 2013. A pesar de que antes de fin de año la planta debe presentar al Ministerio de Industria un plan de cierre, General Electric Hitachi (GEH) anuncia que ha firmado un contrato con Iberdrola para “mantener la disponibilidad a largo plazo” de esta nuclear y de Cofrentes, con lo que parece dar por hecho que el nuevo Gobierno que salga de las urnas prorrogará la vida de la central burgalesa. Sin embargo, tras leer la noticias, un portavoz de Nuclenor negó que la central esté maniobrando para funcionar más allá de esa fecha: “No queremos ni podemos hacer nada que se pueda interpretar como que Nuclenor quiere operar más allá de 2013”.

José Aycart, responsable de la división nuclear de GE España, ha explicado que el acuerdo apuesta por operar a largo plazo “con todas las consecuencias”. El contrato es para seis años ampliables a 10, aunque si finalmente el Ejecutivo decide mantener el cierre en 2013, el acuerdo sería “flexible” y el contrato “se quedaría en el aire”.

Los trabajos incluyen “el montaje y desmontaje de la tapa de la vasija del reactor, trabajos de mantenimiento de la vasija e inspecciones visuales y por ultrasonidos”. Las compañías no han desvelado la cuantía del contrato, que dependerá en parte de los trabajos que se vayan realizando. Nuclenor insistió pese al comunicado de GE que es un contrato solo para una parada de recarga y que no va más allá de 2013. La orden ministerial de cierre advierte a la planta de que no entorpezca el cierre.

El PP se ha comprometido a mantener abierta Garoña hasta 2019, la fecha que avaló el Consejo de Seguridad Nuclear. Sin embargo, el programa electoral del PP no cita Garoña, aunque sí apunta -con un lenguaje un tanto alambicado- que el Gobierno del PP aceptaría las decisiones del CSN sobre las prórrogas. Que el acuerdo llegue un día después del programa electoral del PP es casualidad, según las empresas, que explican que tenían previsto publicarlo el viernes pero decidieron dejar pasar el puente para hacerlo público.

La nuclear se conectó en la red en 1971, por lo que ya ha superado los 40 años para los que fue diseñada inicialmente, aunque en Estados Unidos hay plantas gemelas a Garoña con permiso para funcionar hasta 60 años.

El contrato tiene su interés incluso si solo fuera parte de la presión de las eléctricas para mantener abierta Garoña. Hasta ahora, Endesa a Iberdrola no han escatimado en inversiones para conseguir que la planta supere los 40 años de vida y abra la puerta al resto de nucleares. Como no hay necesidad de construir nuevas plantas atómicas en España, la central burgalesa es el epicentro de la polémica nuclear. La banca suiza de inversión la situó hace medio año en su lista negra de centrales que cerrarían porque es idéntica al reactor número 1 de Fukushima. La fiscalía investiga, a petición de Greenpeace, si la central calienta un embalse del Ebro más de lo permitido. Centrales idénticas a esta han tenido denuncias similares en EE UU.

JPG - 96.3 KB
El lendakari Patxi López visitando las prospecciones en Texas.

La pasada semana el lehendakari vasco Patxi López anunciaba en Dallas, “a pie de uno de los pozos de extracción” –según explicaba el diario El País– que el próximo año se llevarán a cabo las dos primeras perforaciones en Euskadi para extraer “shale gas” (gas de pizarra) con la técnica denominada fractura hidráulica (fracking en su acepción coloquial en inglés).

En todo el Estado proliferan los permisos para aplicar esta técnica con fuertes impactos medioambientales, que profundiza en el modelo energético basado en los combustibles fósiles. En cambio, ha sido prohibida en Francia y se han dictado moratorias en diversos condados de EE UU, Canadá, Suiza e Inglaterra.

Gas “no convencional”

El “gas no convencional” es gas natural que no se halla en grandes bolsas, sino mucho menos concentrado, por lo que resulta complicado extraerlo. El gas de pizarra (también denominado gas de esquisto), que pertenece a este tipo, se encuentra a mucha profundidad y distribuido en pequeñas burbujas no conectadas entre sí. El fracking es la técnica utilizada para extraerlo. Primero se hace una perforación vertical hasta llegar a la capa de pizarra para, a continuación, perforar horizontalmente e inyectar millones de litros de agua a mucha presión, mezclados con arena y aditivos químicos –hasta 500 sustancias entre las que se figuran elementos cancerígenos y muta- génicos–. Así se libera el gas que, junto con el agua, la arena y los aditivos, retorna a la superficie, pudiendo arrastrar otras sustancias como metales pesados, radón o radio.

Los riesgos medioambientales y para la salud pública de este método de extracción son una evidencia para las poblaciones de EE UU en las que la contaminación de los acuíferos se ha producido ya. “Lo que hemos observado”, explica Josh Fox, director del documental Gasland, “es que está relacionado con casos desde cáncer, a problemas respiratorios, daños cerebrales, desórdenes neurológicos, hipersensibilidad a químicos, y todo tipo de extrañas alergias”.

¿Una nueva burbuja?

Pese a la propaganda de la Administración Obama, que apuesta por extender la explotación de gas no convencional en todo el mundo, la serie de artículos “Drilling” (Perforación) publicados por The New York Times ha sacado a la luz decenas de correos electrónicos y documentos internos de funcionarios de la Administración de Información de la Energía estadounidense que plantean un “fundado escepticismo” sobre la industria de gas de pizarra. Los correos apuntan a una posible “burbuja energética”, dado que –dice un alto funcionario– “las estimaciones de la industria podrían exagerar la cantidad de gas que las empresas pueden obtener de la tierra a un precio asequible”. Se afirma “el carácter impredecible de la perforación de gas de pizarra”, y que es difícil saber “cuánto tiempo serán productivos los pozos”.

Para Daniel Gómez, miembro de la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos, “la fiebre del gas pizarra estará llenando los bolsillos de aquellos que cuentan con la información adecuada”. Según Gómez, “en el momento justo se saldrán del negocio, dejando a los incautos inversores en la cuneta, y buscarán otra fiebre”. En esa misma línea, el consultor geológico estadounidense, Arthur Berman, miembro del sitio web de discusión sobre energía The Oil Drum, señala que “las reservas han sido considerablemente exageradas”, que las estimaciones que se están manejando tienen “una probabilidad del 5% de ser ciertas”, y que nadie habla de los pozos secos, de los que produjeron y ya están inactivos, y de los que están produciendo “una cantidad ridículamente baja de gas”.

En la Unión Europea, parejo a la “fiebre” por el gas no convencional, se ha iniciado un debate sobre el impacto ambiental del fracking. En julio de este año, Francia prohibía esta técnica debido a los peligros medioambientales que entraña. Los titulares de permisos han tenido que comunicar a la administración las técnicas “utilizadas o previstas”, y ello ha supuesto la derogación de tres permisos este mes. En Lancashire (Reino Unido), la pasada primavera se interrumpieron las perforaciones en dos pozos al producirse seísmos a unos 500 metros de los mismos. El Servicio Geológico Británico ha conectado los seísmos con el fracking. En cambio, en el extremo opuesto, Polonia se ha convertido en la máxima defensora de la técnica.

La fiebre llega a España

En un reciente viaje a Amsterdam, Ben van Beurden, jefe de Shell Chemical, ala química de petróleo y gas de Shell, ha señalado que pese a la “fiebre europea” por el gas de pizarra, las posibilidades de este tipo de negocio en Europa son limitadas pues “se trabaja mucho mejor si los derechos sobre los minerales pertenecen a los propietarios de la tierra”, dado que “los propietarios privados tienden a ceder al significar dinero en el bolsillo”. En Europa el subsuelo es competencia de las administraciones públicas.

El anuncio de Patxi López, –relativo al permiso Enara, de 2006–, ha seguido la tónica de otras presentaciones, haciendo hincapié en el “autoabastecimiento”, mantra que repiten, pese al carácter aproximado de las estimaciones, doquiera se pretende introducir el fracking. Aunque dicen haber encontrado “significativos indicios”, aún deben invertir cien millones de euros en dos nuevas prospecciones “para confirmar definitivamente el hallazgo”.

Actualmente, hay solicitados, y en varios casos concedidos, permisos para casi todas las comunidades autónomas: País Vasco, Cantabria, Asturias, Castilla León, Castilla La Mancha, La Rioja, Navarra, Cataluña, Comunidad Valenciana, Aragón y Andalucía ya están en el mapa del fracking. En la mayor parte de los casos ni las poblaciones ni, a menudo, los alcaldes tienen conocimiento de ello.

En Cantabria, la Asamblea contra la fractura hidráulica surgió al conocerse por la prensa la existencia del permiso Arquetu, tramitado para una zona contigua a la reserva natural del Saja-Besaya. Ni siquiera los alcaldes lo sabían. Esta asamblea ha presentado ante la Dirección General de Industria un recurso y algunos ayuntamientos, tras ser informados, se han animado a presentar mociones de rechazo.

Para Ecologistas en Acción es relevante señalar que “caminar hacia una cobertura 100% renovable es incompatible con el apoyo a la explotación y uso de los combustibles fósiles”. El gas no convencional, y el modelo extractivo que implica, en cambio, parece seguir en los planes del Gobierno estatal que, en septiembre, afirmaba que “las actividades de prospección de hidrocarburos tienen un interés estratégico y económico evidente”.

Diagonal Periódico – Patricia Manrique Fernández (Redacción Cantabria).

El paro roza los 5 millones personas, con la mayor tasa de desempleo en 15 años.

ZPSegún la EPA, en el tercer trimestre hubo 144.700 parados más. El 21,52% de la población activa está sin trabajo. Es la mayor tasa de desempleo en quince años.

Los malos augurios se cumplieron al pie de la letra. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) en el tercer trimestre confirman las peores previsiones: entre julio y septiembre el número de parados aumentó en 144.700 personas, casi un 3% respecto al trimestre anterior. La tasa de desempleo escaló seis décimas, hasta el 21,52%, y el volumen total de parados roza ya los cinco millones de desempleados.

En concreto, 4.978.300 personas estaban sin empleo al finalizar septiembre, lo que supone 403.600 parados más que un año atrás, con una subida interanual del 8,8%, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa de paro del 21,52% alcanzada al cierre del tercer trimestre es seis décimas superior a la del segundo trimestre del año, cuando la tasa de desempleo se situó en el 20,89%. España no alcanzaba una tasa de paro tan elevada desde el cuarto trimestre de 1996, cuando ésta se situó en el 21,60%.

En el tercer trimestre de 2010 y 2009 el paro logró reducirse, no así este año, donde ha vuelto a subir el desempleo, al igual que ocurrió en 2008, cuando 217.200 personas se quedaron sin empleo.

Además, en el tercer trimestre de este año se destruyeron 146.800 empleos, un 0,8% menos en relación al segundo trimestre, situándose el número de ocupados en 18.156.300 personas. El descenso del empleo afectó más a las mujeres (114.000 empleos menos) que a los hombres (32.800 menos).

En el último año, el número de parados se ha incrementado en 403.600 desempleados, lo que en términos relativos implica un crecimiento del 8,8%%, mientras que los empleos destruidos en este periodo suman 390.500 (-2,1%).

Entre julio y septiembre, el número de asalariados se redujo en 113.100 trabajadores (-0,7%), todos ellos con contrato indefinido, ya que los temporales subieron en 47.600 personas.

Mapa del paro por autonomías, la imagen de una catástofre humana.

El paro aumenta en 144.700 personas este trimestre y se sitúa en 4.978.300 parados. En los últimos 12 meses la cifra total de desempleados se ha incrementado en 403.600. La tasa de paro sube seis décimas respecto al segundo trimestre del año, hasta el 21,52%. Pero si entramos en el detalle autonómico podemos comprobar cuáles son aquellas comunidades en donde el paro pasa a ser un verdadero drama personal sin tregua alguna.

Andalucía, con una tasa de paro del 30,93% y Canarias con una tasa de paro del 29,55% son las comunidades en la que tener trabajo es un verdadero triunfo personal y familiar. Otras cuatro comunidades superan la tasa de paro del 20%, seguidas por Murcia, Valencia, Extremadura y Castilla la Mancha. El escollo insalvable entre las comunidades del norte y del sur sigue siendo latente en la distribución de la tasa de paro.

En la parte positiva, nos encontramos con Navarra, 11,68% y País Vasco con el 12,17%. Datos positivos pero que ya se encuentran a niveles de dos dígitos también. Estos datos, eran esperados y no nos deben sorprender después de los nefastos datos de empleo de agosto y septiembre en el Servicio Público Estatal de Empleo.

Un país sin empleo no es nada, no hay otra. El estado del bienestar no es perenne en la prestación de ayudas y subsidios de desempleo por la propia delimitación temporal que tienen dichas ayudas. Y para salir del agujero necesitamos empleo, bajar la tasa de paro a marchas forzadas y que no sigan emigrando personas a trabajar fuera de nuestras fronteras. Este es el reto a perseguir y ahí es dónde hay que focalizar todos los esfuerzos.

Fuentes: http://www.kaosenlared.net/noticia/paro-asoma-abismo-cinco-millones-desempleados
http://www.elblogsalmon.com/indicadores-y-estadisticas/mapa-del-paro-por-autonomias-la-imagen-de-una-catastofre-humana