Eduardo Mora Basart
La pupila insomne

“Nos manifestamos porque queremos que Polonia sea de los polacos y no de los extranjeros”, «Los homosexuales están en el Parlamento y los judíos gobiernan el país y han hundido Polonia», «la raza blanca está en peligro en Polonia y Europa». Esos eran los mensajes de los grupos nazi-fascistas que marcharon el pasado 11 de noviembre en Polonia y se enfrentaron de manera violenta con Antifascistas que pretendieron frenar la concentración. Como reporta el Diario Octubre, “los nazi-fascistas aprovecharon la festividad del 11 de noviembre – cuando los polacos conmemoran la independencia de su país, en 1918 – para expresar odio, intolerancia y violencia. La mayoría eran polacos, pero también asistieron nazi-fascistas de países como Alemania, Ucrania, República Checa, Eslovaquia y Hungría”.

Por otra parte, la organización extremista alemana Clandestinidad asesinó entre 2000 y 2007 a nueve comerciantes extranjeros – ocho turcos y un griego -, además de una gendarme alemana, sin que las autoridades fueran capaces siquiera de relacionar los casos. El ministro de Interior de Alemania, Hans-Peter Friedrich señaló: “Es muy preocupante constatar que no se estableció a tiempo ninguna relación entre los sectores de la extrema derecha de Turingia –uno de los estados alemanes – y la serie de asesinatos cometida en toda Alemania”.

El ascenso de la ultraderecha en países como Finlandia, Austria, Dinamarca, Noruega, Holanda, Francia y Suecia es vertiginoso. Partidos como Frente Nacional (Francia), Unión Democrática de Centro (UDC) (Suiza), el Partido para la Libertad (Holanda), Demócratas de Suecia (SD) – por citar algunos -, con discursos que arremeten contra inmigrantes e islámicos, ascienden en la lidia política. Las actuales dinámicas sociales, signadas por el desconcierto de las mayorías y el desequilibrio del poder imperante, condicionan una furibunda violencia ultraderechista. En Estados Unidos encuentran un escenario propicio para su despliegue, como ocurrió durante el mandato de George W. Bush. Los crímenes cometidos por los llamados grupos de odio en la sociedad estadounidense ya superaron al año anterior, teniendo como principales móviles el racismo y el fanatismo religioso. Clarence Dupnike – sheriff del distrito de Pima, Arizona – al evaluar la masacre de Tucson aseguró: “La rabia, el odio, el fanatismo que tiene lugar en este país, se están volviendo escandalosos”.

En las décadas del setenta y ochenta del pasado siglo, la escalada de la ultraderecha tuvo en el ámbito de la cultura un cimiento desde el cual invadió todo el escenario político. El ataque contra el “multiculturalismo” es una de sus principales expresiones actuales, apropiándose de las tesis de Huntington sobre el choque de civilizaciones. Para ellos, la eliminación de cualquier viso de diversidad cultural es condicionante para “salvar” a esas sociedades. El “voluntarismo e irracionalismo, principios sustentados en la teoría del superhombre y en el culto a la acción”, los lleva a percibir como una cruzada salvadora la masacre de Anders Behring Breivik, en Noruega. En lo que define como su manifiesto Behring Breivik, asegura: “No se puede derrotar a la islamización o detener /revertir la colonización islámica de Europa del Oeste, sin quitar primero las doctrinas políticas manifestadas a través de la multiculturalismo/marxismo cultural”.

Ante la crisis económica se apela al “miedo por el desorden en Occidente, generado por europeos y americanos”, se critica el llamado “hedonismo seguro”, responsable del actual “apocalipsis económico – social”, desde sus discursos defienden los “valores tradicionales” – trabajo, familia, etc.-, y construyen una “memoria colectiva fantaseada”. Si durante la década de los ochenta los ideólogos de la derecha posicionaron un discurso ahistoricista, en la actualidad este se reacomoda en un ejercicio de reescritura de la historia. En el estado de Texas, la Junta de Educación planea una reconstrucción del discurso historiográfico desde una resignificación que enaltezca los momentos más grises en la historia de los Estados Unidos. Algunas propuestas de textos legitiman ideas como:

  • “La historia posterior a la Guerra Civil se reescribió y convirtió a los refinados sureños, propietarios de plantaciones, en monstruos que maltrataban a los esclavos negros. En realidad, esta refinada clase social era el epítome de las virtudes de la civilización. Compárese su benévolo dominio con el de los saqueadores oportunistas y pillos durante la era de la Reconstrucción. Ellos obligaron a los valientes sureños a unirse al Ku Klux Klan para defender la cultura local”
  • “Reagan comprendió nuestra historia excepcional y la intención de Dios de armar a los ciudadanos contra humanos y animales que se meten en propiedad ajena y son lo bastante estúpidos como para ponerse a tiro”.

En la obra La era de la sinrazón en Estados Unidos (The Age of American Unreason, 2008)- Susan Jacoby señala: “Estados Unidos está enfermo con una poderosa cepa mutante que vincula ignorancia, anti-racionalismo y anti-intelectualismo. La virulencia de esta epidemia es inseparable de una negligencia que es, paradójicamente, agresiva y pasiva”.

El fundamentalismo religioso neocons vuelve a copar los primeros planos, esta vez con David Barton como líder. Los encuentros de Barton con los candidatos republicanos a las presidenciales del 2012 –sobre todo con miembros del Tea Party – se suceden, e incluyen a Mike Huckabee, Newt Gingrich y Michele Bachman. Gingrich aseguró que de ser elegido como candidato republicano lo designará como asesor de campaña. Las supuestas profecías de Barton tienen bases históricas y bíblicas. Huckabee asegura que Braton es “quizás el mayor historiador sobre la naturaleza espiritual de los primeros tiempos de Estados Unidos”. Derek Davis, director de estudios sobre la iglesia y el estado en la Universidad Baylor, considera sus propuestas como “un montón de distorsiones, medias verdades e historias torcidas”.

Las vertientes derechistas del pensamiento europeo, por su parte, hablan no sólo del agotamiento de la izquierda, sino del modelo socialdemócrata, al que atribuyen los actuales problemas del capitalismo. Por eso se sienten con el legítimo derecho de subsanar la anarquía del sistema capitalista. En Gran Bretaña la revolución conservadora inglesa, desde la “guerra de posición” de Margaret Thatcher a la “Tercera Vía” de Tony Blair –partidario de la “New Britain” -, dejó huellas indelebles en las fuerzas socialdemócratas. En este momento el ala más derechista de los tories –conservadores -, presiona al gobierno de David Cameron para la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, protagonizando la mayor revuelta en las filas conservadoras desde su elección.

A las elites de poder no les importa tanto cómo funcionen la ONU y otros organismos internacionales, lo importante es como marcha el FMI, el Banco Mundial, la Organización Mundial de Comercio (OMC) o la OTAN, y que esos mecanismos de control financiero hagan caer sobre los pobres las políticas de ajuste y regulación del déficit fiscal. Vivimos tiempos de confrontación, no sólo en el escenario global sino hacia el interior de los países. Es evidente el tránsito del modelo de contención de George Kennan – imperante durante la Guerra Fría – a un post bipolarismo articulado sobre la base del “Choque de Civilizaciones” de Samuel Huntington. Aquellos que pronosticaron tras la caída del campo socialista un tránsito hacia un mundo multipolar, son testigos del derrumbe total de la ONU como sistema de seguridad colectivo y del desplazamiento desde una diarquía – Estados Unidos – UE – hasta un sistema monárquico liderado por la Casa Blanca.

Desde los sucesos del 11 de septiembre, invaden el escenario global posiciones de tendencia fascista como el antisemitismo, la xenofobia, el ultranacionalismo, el rechazo al islam, la homosexualidad y la inmigración, condicionantes de nuevas formas de violencia definidas por el periodista y escritor sueco Stieg Larsson como “el terrorismo ante el que cerramos los ojos”.

http://lapupilainsomne.wordpress.com/2011/11/19/el-terrorismo-ante-el-que-cerramos-los-ojos/

 

Un ataque provoca importantes desperfectos en la Escuela Libre Paideia en Mérida.

PaideiaLa Escuela Libre Paideia, la “escuela de la anarquía” ha sufrido importantes desperfectos tras un ataque efectuado por un grupo de personas durante la noche del pasado martes 8 de noviembre.

Según informa la prensa comercial, tras romper de madrugada la puerta de entrada al recinto del colegio, estas personas comenzaron a destrozar puertas y ventanas hasta acceder al edificio principal, donde cogieron pintura y brochas de uno de los talleres para realizar pintadas amenazantes en el exterior, como “Morid” o “Hijos de puta”. Por último, le prendieron fuego al contenedor de basuras a las puertas de las propias instalaciones. Afortunadamente, no se ha tenido que interrumpir en ningún momento su actividad lectiva mientras que en el centro educativo se ha comenzado a reparar los destrozos.

En la prensa se habla de “vándalos” y el ayuntamiento emeritense achaca los destrozos a la celebración de un botellón en la zona. Sin embargo, las amenazas y la violencia extrema de los actos parecen descartar que fueran simples actos de vandalismo, por su contra, se baraja en otros entornos que este ataque haya sido obra de grupos fascistas que de forma premeditada han intentado dañar este proyecto alternativo con total impunidad por parte de las autoridad públicas.

Según se informa, la actividad nocturna de este grupo de personas finalizó con el destrozo del mobiliario público de la zona, concretamente señales de tráfico, bancos y papeleras.

Paideia comenzó a funcionar en Enero de 1978 en Mérida. Sus orígenes se encuentran en Fregenal de la Sierra y en su intento de Escuela en Libertad abortado por la Administración franquista. Su iniciativa vino de la mano de tres mujeres profesionales de la educación: Concha Castaño Casaseca, Mª Jesús Checa Simó y la recientemente fallecida, Josefa Martín Luengo.

Toda nuestra solidaridad con la Escuela Libre Paideia por este atentado contra su institución y todo el ánimo para continuar con su proyecto de educación en igualdad, libertad y antiautoritarismo.

Miguela Ortiz.

FUERA RACISTAS.

mayo 24, 2011

Gamonal contra el racismo.

Ayer se celebró en Gamonal un campeonato de futbito contra el racismo al que acudieron mas de un centenar de personas.

fueraRacistas

El campeonato se celebró cerca de la sede electoral de un partido xenófobo y fascista que ha puesto la guinda a este circo electoral lleno de payasos, su propaganda y su ideario no llega a durar mucho en la calle sin ser saboteado por cualquier persona con dos dedos de frente y un mínimo de cultura y cordura política.

Pese a que el campeonato transcurría con normalidad los autoritarios escondidos detrás del telón demócrata decidieron empañar el campeonato paseando por las inmediaciones de campeonato  provocadoramente y llamando a la policía para intentar alterar la jornada deportiva.

Recordar que no hay campaña en la que este partido no se vea envuelto en agresiones, este año un joven fue supuestamente agredido por miembros de este partido por quitar de la vía pública una de sus pegatinas.

fuera racistas

La policía quito las pancartas de protesta, pero no pudo impedir que el campeonato de futbito terminara con normalidad. Burgos y Gamonal contra el racismo y la xenofobia.

Extraido de DIARIO DE VURGOS.COM

X

____________________________


El ex comisario Planchuelo vuelve al banquillo por su relación con los GAL.

La trama de la guerra sucia del Estado español contra el independentismo vasco vuelve a cobrar actualidad con el inicio de un nuevo juicio contra Miguel Planchuelo, ya condenado por el «caso Marey». Ahora se revisarán los atentados contra los bares Batxoki y Consolation…


http://www.gara.net/paperezkoa/20110404/257976/es/El-ex-comisario-Planchuelo-vuelve-banquillo-su-relacion-GAL

 

____________________

Terrorismo de Estado

Amedo: ‘Felipe González estaba detrás de los GAL’
Miguel Planchuelo ha asegurado que el Gobierno autorizó el secuestro de Segundo Marey.
Amedo: ‘Si Garzón hubiera sido ministro, jamás se hubieran investigado los GAL’.


El ex jefe superior de Policía en Bilbo, Miguel Planchuelo, ha sostenido hoy que el Gobierno de Felipe González autorizó el secuestro de Segundo Marey, por el que él fue condenado a 9 años y medio de cárcel.
Así lo ha expuesto en el juicio que ha comenzado hoy contra él en la Audiencia Nacional por los atentados atribuidos a los GAL en los bares “Batzoki” y “Consolation” en Iparralde en 1986, en los que resultaron heridas seis personas, acción de la que ha dicho que se enteró “por la prensa”.
Planchuelo, para quien la acusación popular pide 114 años de prisión, ha asegurado que él solo participó en el secuestro de Marey
Planchuelo, al haber propuesto la Fiscalía el archivo de la causa, está sentado en el banquillo por la acción de la acusación popular que le imputa seis delitos de asesinato frustrado y uno de lesiones graves y le acusa de haber ordenado al expolicía José Amedo la contratación de mercenarios portugueses y su traslado a el Estado frances para cometer los atentados contra esos bares.
Sobre los atentados por los que está siendo juzgado, Planchuelo ha negado haber conocido a los tres mercenarios portugueses que los perpetraron y ha asegurado que tampoco le dio dinero al expolicía José Amedo para pagarles, sino que éste recibió unos paquetes a su nombre en los que estaba el dinero.
Tanto Amedo como los tres mercenarios -Paolo Figueiredo, Rogelio Fernando Carvalho da Silva y Antonio Jorge Ferreira Cisneros- han sido condenados por estos atentados.
Según declaró Figuereido en ese juicio, otro mercenario del GAL, el francés Jean Philippe Labade, fue el encargado de organizar ambas acciones terroristas.
Planchuelo ha admitido que conoció a Labade en una reunión con el exjefe del mando único antiterrorista Francisco Álvarez porque tenían previsto crear una red de informadores en el Estado frances, pero como hablaron en francés no entendió lo que decían.

Amedo señala a Felipe González…
Posteriormente ha declarado como testigo José Amedo, quien ha asegurado que “jamás un mando policial habría ordenado atentados” y ha sostenido que la decisión de crear los GAL partió del expresidente Felipe González, “con la anuencia” de cargos políticos del P$E como Ramón Jáuregui, Txiki Benegas o Ricardo García Damborenea.
“Felipe González estaba detrás de todo”, ha indicado y ha añadido que la puesta en marcha de los GAL fue “una decisión exclusivamente política”.
El expolicía también ha afirmado que si el entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que instruyó los sumarios de los GAL, hubiera sido nombrado ministro jamás se habría investigado la “guerra sucia” contra ETA y ha añadido que fue presionado por el magistrado para declarar con la amenaza de que “si no colaborábamos nos metía en la cárcel a nosotros y a nuestras mujeres”.
Amedo y el también expolicía Michel Domínguez fueron condenados en 1991 a 108 años de prisión cada uno por reclutar a los mercenarios portugueses que ejecutaron los atentados en los bares “Batzoki” de Baiona y “Consolation” de Donibane Lohizune, el 8 y 13 de febrero de 1986, respectivamente.

_____________________

 

Un mercenario del GAL implica al presidente de Portugal, Anibal Cavaco Silva, en el caso  Peritos calígrafos identifican la letra de Planchuelo en un comunicado de los GAL.
Cuatro peritos expertos en grafología han identificado la letra del ex jefe de la Brigada de Información de Bilbo Miguel Planchuelo en una nota manuscrita de los GAL.


Los expertos que han declarado en la Audiencia Nacional española han explicado que la frase “Aquí GAL” que figuraba escrita a mano en un comunicado fue obra de Miguel Planchuelo, juzgado desde ayer acusado de haber instigado los atentados de los bares Batxoki y Consolation, en 1986.
En la nota analizada se reivindicaban otros atentados de los GAL distintos a los juzgados.
En la sesión de hoy también ha declarado por vídeoconferencia el mercenario portugués Rogerio Fernando Carvalho da Silva, condenado en 1992 por el Tribunal Criminal de Lisboa por colaborar con los GAL. En su intervención ha revelado que el presidente Aníbal Cavaco Silva, cuando era primer ministro, “dio la orden de no hablar de esto porque es un secreto de Estado que no se puede revelar”.
Ha negado que conociera a Planchuelo pero sí ha admitido que conocía a José Amedo. Ha explicado que recibió órdenes de atentar bajo la marca de los GAL, y ha asegurado que “hasta hoy no he recibido nada” por los ataques en los que participó.
Por su parte, la ex compañera sentimental de Amedo, Inmaculada Gómez Pérez, ha relatado que durante un tiempo Amedo y el también ex policía Michel Domínguez permanecieron escondidos en su casa en Bilbo porque querían presionar a la Jefatura Superior de la capital vizcaina, porque “les habían prometido cosas que incumplieron” y “les dejaron solos”.
Tras elevar a definitivas sus conclusiones provisionales, el fiscal Pedro Rubira, que pide la absolución de Planchuelo, y la acusación popular, que reclama 114 años de cárcel para el acusado, expondrán mañana sus informes y el juicio quedará visto para sentencia.

_________________

 

Que les pongan gafas !!

El fiscal español dice que el TS “no vio” indicios para culpar del GAL a González.

El juicio contra el GAL, celebrado en la Audiencia Nacional, ha quedado visto para sentencia, tras tres jornadas.


El fiscal de la Audiencia Nacional ha recordado hoy que el Tribunal Supremo, en su sentencia por el secuestro de Segundo Marey, ya estableció que con los indicios existentes no se puede culpar al expresidente del Gobierno español Felipe González de la creación de los GAL.

“Este Ministerio Fiscal está acostumbrado de escuchar al señor Amedo decir que la culpa la tiene el expresidente del Gobierno” cuando el Supremo ya dijo que con “esos indicios” no se puede imputar a González “hechos de naturaleza tan grave”, ha destacado Rubira al pedir la absolución del ex jefe superior de la Policía española en Bilbo, Miguel Planchuelo por los atentados de los GAL en los bares “Batzoki” y “Consolation” en 1986 en Iparralde.
Aunque el fiscal ha comenzado su alegato señalando que no iba a defender al acusado, ha destacado que la fuente directa que podía implicarle, los ex-policías José Amedo y Michel Domínguez, ya condenados por estos atentados a 108 años de prisión, han asegurado en el juicio que el acusado no participó en esos hechos, con lo que “las pruebas directas no implican a Planchuelo”.
Antes de que el juicio quedara visto para sentencia, Planchuelo hizo uso de su derecho a la última palabra para declararse “inocente” y hacer alguna puntualización a lo declarado por ciertos testigos, fundamentalmente lo relatado por el periodista Melchor Miralles respecto a la relación del acusado con el también periodista Ricardo Arqués, del que ha dicho que sólo le vio una vez.
Por su parte, Begoña Lalana, abogada de la acusación popular, que pide para Planchuelo 114 años de cárcel, ha esgrimido como principal prueba contra el ex jefe superior de Policía española en Bilbo un comunicado manuscrito en el que aparecía la expresión “Aquí GAL” y que los peritos expertos en grafología atribuyeron al acusado.
“La intención de los GAL era presionar al Estado frances y no se puede coaccionar a un país para que cambie su política por muy legítimo que sea”, ha expuesto Lalana al considerar que “la guerra sucia” contra ETA pudo hacer peligrar las relaciones de el Estado español “con otros países de su entorno”.
La defensa de Planchuelo, ha lamentado que se estén juzgando ahora “hechos de hace 25 años” en los que además su defendido “no ha tenido nada que ver y así se ha demostrado”.
Según su defensa, “de lo que hizo Amedo, Planchuelo no puede ser responsable y mucho menos 25 años después”, y ha subrayado que el ex-policía, al ya estar condenado, podía haber inculpado a su defendido porque ya “le da igual”, pero en su declaración como testigo “ha dicho lo mismo que cuando declaró” ante Garzón.