anarkismo.net

Los próximos 5 y 6 de diciembre cursarán las elecciones generales de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), agrupación de la principal casa de estudios superiores tradicional del país andino, originalmente pública, nacional, gratuita, laica y estatal, pero desde los tiempos de la tiranía y la Concertación, arrojada al autofinanciamiento, a una subvención fiscal insuficiente y administrativamente diezmada a través de la diáspora de las universidades regionales salidas de su vientre.

Podrán participar en los sufragios más de 20 mil estudiantes ante un cuadro electoral donde compiten 9 listas. Ilustrando la peregrina situación de los sectores progresivos en Chile,   5 de las ofertas reivindican la izquierda (Creando Izquierda, Izquierda Estudiantil, Nueva Izquierda, ¡Abran paso a la lucha!, y     Luchar, creando universidad popular). Una de la Concertación denominada Nace (DC + PPD); dos de derecha (CDU Atrévete a pensar diferente (RN) y La Chile Para Todos,   la solución es naranja! (gremialista)); y una formada por quienes acamparon en la Casa Central de la universidad (República Independiente, Autárquica y Anárquica de la cochina). Los 5 cargos de la nueva mesa directiva se prorretearán proporcionalmente de acuerdo a la cantidad de votos que obtenga cada postulante.

Mientras quien suscribe lee un correo urgente que denuncia que, una vez más,  la policía militarizada asaltó esta madrugada territorio mapuche de “Temucuicui, en la Comuna de Ercilla. Son unos 200 carabineros, con armamento, disparando a las casas y a la gente, niños incluidos, bombas lacrimógenas. Enorme y descontrolada violencia”, por medio de skype se realiza la siguiente entrevista con el candidato que encabeza la Lista I para las próximas elecciones de la FECH, Felipe Ramírez Sánchez.

Felipe (23 años) expresa el proyecto del Frente de Estudiantes Libertarios, colectivos independientes, Praxis, Igualdad, y Auka-Mapu, y cursa su último año de periodismo en el Instituto de la Comunicación Imagen de la Universidad de Chile, donde presidió el centro de estudiantes. Se ha desempeñado como comunicador social en el periódico de papel y digital El Ciudadano, y haciendo largas caminatas como trabajador de Correos de Chile. Felipe Ramírez proviene de una familia graneada políticamente que recorre todo el espectro existente.     

-¿Cuáles son los aspectos esenciales del programa de tu lista?

“Fortalecer el movimiento estudiantil y articularlo con el movimiento social (trabajadores y pobladores); la educación como un derecho social fundamental de los pueblos y no una mercancía, que esté asegurada por el Estado en su conjunto y ligada a cada persona y colectividad; la construcción de un sistema de enseñanza pública popular y de excelencia.”

-Ustedes hablan de un diseño de universidad otro…

“Sí. Junto con las modificaciones a sus formas de financiamiento y a los currículos, nos interesa abrir el debate más amplio posible respecto de la orientación de la educación superior en el país, el rol de la universidad, su relación con el mundo social. La universidad debe superar los ámbitos educativos convencionales y dedicarse también a la producción de conocimientos asociados a los derechos laborales, medioambientales, de género. El objetivo superior es crear un proyecto de país que provenga desde abajo, desde las grandes mayorías hasta ahora, subordinadas.”

-¿Y cuáles serían sus determinaciones?

“Las del socialismo.”

-¿Cuál de sus versiones?

“Una sociedad que se construya sobre la decisión participativa de todos y todas, lejos de un Estado y sobre la base del movimiento social ‘en poder’, bajo el control de la producción y administración económica del conjunto social.”    

“ES PRECISO ‘TIRARSE A LA PISCINA’”

-¿Por qué estimas que se ganaron la posibilidad de conducir la FECH?

“El espacio nació a lo largo de los meses de movilización y cristalizó en la actual confluencia que represento. Ocurrió que el énfasis de las distintas agrupaciones en el trabajo diario era muy parecido; territorial, de base, junto a organizaciones sociales. Y nos encontramos de cara a las elecciones de la FECH sin una alternativa de carácter estratégico que empatara con nuestra visión, diferente a la de la izquierda convencional. Como nunca antes, los estudiantes están empoderados. No es responsable soslayar esta posibilidad histórica. Resulta preciso ‘tirarse a la piscina’ para transformar la institucionalidad estudiantil vigente.”

“EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL ES UN RESULTADO HISTÓRICO”

-¿Qué evaluación hacen del movimiento de este año que termina, en el medio vaso lleno y en el medio vaso vacío?

“No conseguimos los objetivos que habíamos comprometido en la movilización. No logramos la educación gratuita y la desmunicipalización de la enseñanza escolar no está resolviéndose como lo demandan los jóvenes. Sin embargo, lo vivido y lo luchado es incomparable con procesos sociales anteriores. Hubo objetivamente un acompañamiento ampliado de la sociedad a través de protestas concretas, como los ‘caceroleos’ y las marchas nocturnas en un sinnúmero de comunas de todo Chile. Existe un avance tangible del movimiento social. Ahora bien, nosotros estimamos que el movimiento no ha terminado. Los estudiantes no se fueron ‘para la casa’. Ya existe una fuerza para enfrentar un nuevo ciclo de lucha en la calle, incorporando a los estudiantes de la enseñanza técnica, los institutos profesionales. ¿Cómo los integraremos a la Confederación de Universidades de Chile? Y los estudiantes ya están en condiciones de ser parte sustantiva de un eventual movimiento popular general. Y no sólo por lo que ha ocurrido estos meses. En rigor hay un largo trabajo anterior sin el cual era imposible lo acontecido. Es decir, el movimiento estudiantil es un producto de acumulación de fuerzas, es un resultado histórico.”

-¿Qué rol le asignas a los trabajadores?

“Si no   paralizan los sectores económicos estratégicos, como los portuarios, los forestales, los mineros del cobre, el comercio, el retailer, la banca, simplemente los estudiantes no podemos ganar.”

-¿Y los estudiantes de secundaria?

“El gobierno se ha ensañado con los escolares. Han sido los más duramente reprimidos por un lado, y políticamente el Ejecutivo ha adoptado una ofensiva privatizadora y cerrado establecimientos municipalizados, por otro. Aquí urge la alianza y la solidaridad más férrea y concreta.”

Nota de periodista: En pos de la unidad, se están realizando gestiones para   entrevistar a candidatos de otras listas que representen las demandas originales del movimiento estudiantil chileno.

Noviembre 26 de 2011

Foto: Radopozol

Escucha el podcast (3’24”)

Descarga aquí 

La huelga de hambre de los presos políticos de La Otra Campaña en el CERSS nº 5 de San Cristóbal de Las Casas, ha tomado un giro inesperado y sumamente preocupante. La madrugada del 20 de octubre fue trasladado de manera sorpresiva el profesor Alberto Patishtán Gómez, una de las figuras emblemáticas de la protesta.

En este audio se presenta el testimonio de Emilia Díaz, esposa de Rosario Díaz, uno de los nueve presos politicos que mantienen la huelga de hambre al interior del penal. Habla sobre el plantón realizado a partir del 8 de octubre pasado “para exigir la libertad de los presos polítcos”, sobre la salud de su esposo, las irregularidades en el proceso jurídico y las exigencias que piden al gobierno.

LOS DE ABAJO
Gloria Muñoz Ramírez
Emilia Díaz es esposa de Rosario Díaz, preso en el Centro Estatal de Reinserción Social de Sentenciados (Cerss) número 5, de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, donde cumple una condena de 45 años acusado de secuestro y homicidio. Rosario, al igual que los otros 10 presos políticos que este sábado cumplen 24 días en huelga de hambre exigiendo su libertad, enfrenta una sentencia derivada de un proceso injusto y racista, plagado de irregularidades del que está compuesto el aparato de justicia del gobierno de Juan Sabines y los de sus antecesores, tanto Pablo Salazar Mendiguchía como Roberto Albores Guillén, en un estado históricamente emblemático por la injusticia hacia los indígenas.
Torturas, testigos falsos, detenciones arbitrarias, falta de traductores en los juicios y un sinfín de irregularidades presentan los procesos de cientos de indígenas encarcelados en Chiapas. De muchos se presume inocencia, pues se puede comprobar la arbitrariedad de los procesos jurídicos. El delito de ser indígena y, lo peor, organizarse dentro de las cárceles para exigir su libertad, hizo que a uno de los líderes de la huelga de hambre, Alberto Patishtán Gómez, lo trasladaran sorpresivamente a una prisión federal ubicada a 2 mil kilómetros de distancia, en Guasave, Sinaloa, acción que ha sido repudiada por diferentes sectores de la sociedad civil y organismos de derechos humanos, tales como Amnistía Internacional, que señaló en un comunicado que se trató de “una represalia por su activo papel en la huelga de hambre y en las reivindicaciones por el respeto a los derechos humanos por parte de los presos”.
Este viernes, convocada por la Red contra la Represión y la Solidaridad, se realizó una acción de protesta frente a la representación del “mal gobierno de Chiapas” en el Distrito Federal, para exigir la libertad inmediata de los 11 presos de La Otra Campaña que pertenecen a las organizaciones la Voz del Amate, Voces Inocentes y Solidarios de la Voz del Amate. Al mismo tiempo, circula una acción urgente convocada por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, exigiendo a los gobiernos federal y estatal información sobre el paradero de Alberto Patishtán Gómez, así como el fundamento y el motivo de su traslado; su retorno inmediato al penal de San Cristóbal de Las Casas; que se atiendan las demandas de justicia que exigen los presos en huelga del hambre y se respeten los derechos de las personas privadas de su libertad; y que se respete el derecho a la manifestación, reunión y libertad de expresión de los familiares de los presos en huelga de hambre que tiene lugar en la Plaza Catedral en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
________________________________________________________
presos-politicos-libertad-chiapas

ACCIÓN URGENTE

A UN MES DE LA HUELGA DE HAMBRE AUMENTA LA REPRESIÓN CONTRA PRESOS POLÍTICOS EN CHIAPAS
Ha pasado un mes y nuestros compañeros presos en los CERSS del Estado de Chiapas,  siguen en huelga de hambre, el gobierno de Chiapas no solo ha mostrado que no tiene voluntad de resolver las demandas de nuestros compañeros sino que ha demostrado nuevamente su rostro autoritario con el traslado de nuestro compañero Alberto Patishtán, vocero de la Voz del Amate y en una condición de salud delicada, al penal de máxima seguridad de Guasave, Sinaloa, a 2000 km de sus familiares y de su defensa.
El gobierno de Chiapas, encabezado por Juan Sabines Guerrero, ha perpetuado el injusto encarcelamiento de Patishtán y de los demás presos políticos en Chiapas, a pesar de las evidentes irregularidades en los procesos jurídicos en contra de los compañeros. Pero además de esto, los compañeros presos son mantenidos en un permanente hostigamiento y represión por parte de las autoridades carcelarias en contra de Rosa López amenazándola con quitarle a su hijo, y a los demás presos negándoles el derecho a la visita de sus familiares, y negándoles atención médica.
Simultáneamente, los familiares de los presos que se encuentran en plantón en la Plaza de la Catedral de San Cristóbal de las Casas han sido permanentemente hostigados y amenazados por el Gobierno de Juan Sabines, en particular durante la reciente “Cumbre de Turismo de Aventura” que se llevó a cabo en esta ciudad.
Los compañeros presos son:
LA VOZ DEL AMATE
Alberto Patishtán Gómez (Trasladado al CEFERESO n°8 de Guasave, Sinaloa)
Rosario Díaz Mendez (CERSS n°5, “Los Llanos”, San Cristobal de las Casas, Chiapas)
MITZITÓN
Artemio Díaz Heredia (CERSS n°14, “El Amate”, Cintalapa, Chiapas)
SOLIDARIOS DE LA VOZ DEL AMATE
Pedro López Jiménez (CERSS n°5, “Los Llanos”, San Cristobal de las Casas, Chiapas)
Andrés Núñez Hernández (CERSS n°5, “Los Llanos”, San Cristobal de las Casas, Chiapas)
José Díaz López (CERSS n°5, “Los Llanos”, San Cristobal de las Casas, Chiapas)
Alejandro Díaz Santiz (CERSS n°5, “Los Llanos”, San Cristobal de las Casas, Chiapas)
Alfredo López Jiménez (CERSS n°5, “Los Llanos”, San Cristobal de las Casas, Chiapas)
Rosa López Díaz (CERSS n°5, “Los Llanos”, San Cristobal de las Casas, Chiapas)
Ramón de Jesús Ruiz Rodas (CERSS n°5, “Los Llanos”, San Cristobal de las Casas, Chiapas)
Juan Collazo Jiménez (CERSS n°15, Copainalá, Chiapas)
Enrique Gomez Hernández (CERSS n°14, “El Amate”, Cintalapa, Chiapas)
VOCES INOCENTES
Juan Díaz López (CERSS n°5, “Los Llanos”, San Cristobal de las Casas, Chiapas)
Ante todos estos abusos por parte del gobierno de Chiapas solicitamos a toda la gente honesta de México y del Mundo entre el 27 y 29 de octubre a realizar llamadas telefónicas, enviar correos o mensajes en Twitter a las autoridades exigiendo:
1. El retorno inmediato de Alberto Patishtan al Centro Estatal de Reinserción Social de Sentenciados No. 5 en San Cristóbal de Las Casas, garantizando su atención médica y el acceso a sus familiares y amigos.
2. Se atienda las demandas de justicia que exigen los presos en huelga del hambre y se respeten los derechos de las personas privadas de su libertad.
3. Se respete el derecho a la manifestación, reunión y libertad de expresión de los familiares de los presos en huelga de hambre que tiene lugar en la Plaza Catedral en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.
4. La revisión inmediata de todos los expedientes y la correspondiente libertad de los compañeros injustamente presos.
Lic. Juan José Sabines Guerrero
Gobernador Constitucional del Estado de Chiapas
Palacio de Gobierno del Estado de Chiapas, 1er Piso
Av. Central y Primera Oriente, Colonia Centro, C.P. 29009, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México
Fax: +52 961 61 88088 – + 52 961 6188056; Extensión 21120. 21122;
Twitter: @Juansabinesg y @gubernaturachis
Lic. Raciel López Salazar
Procurador General de Justicia de Chiapas
Libramiento Norte Y Rosa Del Oriente, No. 2010, Col. El Bosque, C.P. 29049 Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
Conmutador: 01 (961) 6172300.
Teléfono: + 52 (961) 6165374, 6165376, 6165724, 6163450.
Twitter: @pgjechiapas
Dr. Juan Gabriel Coutiño Gómez
Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado
Conmutador: 01 (961) 6178700, 6178701, Ext. 8760
Teléfono: + 52 (961) 6165354, 6165355 Fax: 6165350
Twitter: @jcoutino y @PJE_Chiapas
Lic. José Antonip Martínez Clemente
Subsecretario de Ejecución de Sanciones Penales y Medidas de Seguridad
3a. Poniente Sur No. 157, Col. Centro C.P. 29000 Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
Conmutador: 01 (961) 6111829, 6121821 Fax: 6133154
Teléfono: +52 (961) 6111829, 6121821 Fax: 6133154
Con Copia a:
Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU (México)
@ONUDHmexico
Red Contra la Represión y por la Solidaridad
@RvsRepresion
¡Libertad a los presos políticos!
 
¡Contra la represión… la solidaridad!
 
Red Contra la Represión y por la Solidaridad.
affiche-2012

Del 9 al 12 de agosto de 2012 se celebrará en Saint-Imier (Jura Bernois, Suiza) un encuentro internacional de libertarixs de todo tipo, así como de toda persona que tenga intención de conocer los diferentes posicionamientos anarquistas.

Este “Mundial del Anarquismo” será una comemoración de la primera internacional antiautoritaria que se organizó en 1872, en respuesta a la internacional de Marx. Desde entonces, el mundo ha cambiado bastante; las corrientes libertarias han sabido evolucionar con el tiempo y este encuentro lo demostrará. Algo seguro es que el tiempo no ha disminuido la opresión de los poderosos sobre los mas débiles. Este encuentro expondrá numerosos medios de resistencia en sus variadas expresiones.

La Federación Jurasiana :

La Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT) nace en 1864. Muy pronto, las secciones són creadas en La Chaux-de-Fonds, al Locle, en St Imier y en el resto del Jura suizo. Muchos obreros y obreras que se afilian, aún son trabajadores y trabajadoras a domicilio. Ellos y ellas tienen el gusto de la lectura y de la independencia. En 1869, cuando Bakunin llega a la región, el encuentro genera resultados. La convergencia de ideas que ellos y ellas descubren hará de la Federación Jurasiana el polo libertario de la AIT que se opone a la tendencia marxista. Harto de esta oposición, Marx hace todo lo que puede para eliminar esta corriente. En 1872 promueve lograrlo. Al congreso de La Haya, consigue hacer reunir a sus delegados afines, y entre ellos algunos pretenden representar secciones que se revelan inexistentes. Con esta mayoría ficticia, hace votar la exclusión de Bakunin y James Guillaume, y carece de algunos votos para la de Adhemar Schwitzguebel, todos delegados del Jura. Escandalizadas, las secciones de tendencia antiautoritaria de la AIT, particularmente de España, Italia, Francia, Bélgica, Estados Unidos de America, organizan un congreso en Saint-Imier en donde las resoluciones tomadas serán claramente libertarias. La AIT antiautoritaria sobrevivirá a la rama marxista, hasta el fin de siglo.

140 años después del congreso de Saint-Imier, la explotación y la alienación de los trabajadores-as siguen siendo brutales. La ilusión marxista se ha disipado viendo en perspectiva las dictaturas comunistas. El capitalismo va de crisis en crisis, crisis economica y social, crisis política, a las cuales se añade ahora la crisis ecológica.

¿Y el movimiento anarquista ?

Estos encuentros internacionales de agosto de 2012 serán la ocasión de hacer un balance de la historia del movimiento anarquista, de sus ideas, sus realizaciones, sus esperanzas, sus derrotas; lo que queda hoy de todo esto, las luchas que son suyas y las que comparte con otros: antimilitarismo, antiracismo, antisexismo, autogestión, decrecimiento, educación, femenismo, internacionalismo, no-violencia etc …

Un cierto número de talleres y de comunicaciones están ya previstas : conferencias históricas, conferencias temáticas, teatro, conciertos, exposiciones, cine, salón del libro, radio, acampada libertaria, feria de la autogestión y de los productos biológicos, talleres de práctica, etc …

Esta manifestación internacional será pública y desea ser abierta a todo el movimiento anarquista internacional, pero también a toda la población sin discriminación.

Las zonas gratuitas y el precio libre seran favorecidos para que todo el mundo pueda participar en el encuentro.

El comité organizador se reserva el derecho de acoger a los participantes. Las decisiones se tomarán según las ideas y las prácticas que son las nuestras, y las de la Internacional antiautoritaria. La expresión y la manifestación del racismo, del sexismo, de la xenofobia, de la homofobia y de toda forma de violencia y de discriminación no se tolerarán.

Tomando como base lo que se acaba de decir, cualquiera persona, estructura u organización puede pedir a asociarse a esta iniciativa, y proponer lugares de exposición, debates, conferencias, espectaculos, intervenciones, talleres etc … También buscamos voluntarios! ( flm.osl@espacenoir.ch )

El Comité de organización de los Encuentros Internacionales de l’Anarquismo, St-Imier 2012.

http://www.anarchisme2012.ch/

_________________________________________________________

 


En Chile hubo represión ayer, y se espera más hoy, en la protesta de estudiantes y profesores que reclaman contra la privatización de la educación.

Otra mañana de fuego despertó ayer a los santiaguinos en la primera jornada de paro convocada por el movimiento estudiantil y los trabajadores para exigir una educación gratuita y de calidad en el sector público. A eso de las 7.30 de la mañana, los diversos grupos de manifestantes salieron a las calles a levantar barricadas para evitar la represión policial en diez puntos de la capital chilena.

Así las cosas, los neumáticos, letreros de tránsito y basuras ardían con fuerza en las esquinas cercanas a las universidades y escuelas públicas. Pero el clímax se produjo una hora más tarde en la Avenida Grecia, cercana a una sede de la Universidad de Chile y a sólo cuadras del Estadio Nacional de fútbol, donde un grupo de 20 manifestantes hizo salir, con buen criterio, a los pasajeros de un autobus para posteriormente incendiar la máquina de 22 metros de longitud.

En la periférica zona de Maipú, otro grupo de manifestantes incendió una casa piloto de un costoso conjunto habitacional, desatando dos aspectos inherentes a la lucha estudiantil. El primero es el temor de algunos sectores de la población por la escalada de violencia que enfrenta a Carabineros represores con manifestantes. La segunda es el aprovechamiento mediático que utiliza el gobierno de derecha de Sebastián Piñera para deslegitimar las demandas del movimiento estudiantil.

Efectivamente, la prensa mayoritariamente de derecha privilegia en estos momentos las fotografías de Carabineros lesionados, buses quemados y barricadas de fuego, dejando de lado el tema de fondo de las demandas estudiantiles, lo que es aprovechado por las autoridades para sostener que el movimiento ha sido “secuestrado” por los grupos más radicalizados.

Existe algo indesmentible e inevitable en los movimientos sociales latinoamericanos: jóvenes que reaccionan frente a la violencia del Estado debido a la marginalización sociocultural en que viven, y que en Chile se ha manifestado con fuerza en los últimos meses, no sólo por las demandas de mejor educación, sino por el cansancio de gran parte de la ciudadanía por los abusos de mercado en el sector de la salud, la previsión social y de los bancos entre otros.

A juicio de Carlos Cruz, psiquiatra de la Universidad Andrés Bello, lo que se esconde detrás del fenómeno de la respuesta a la violencia estatal es “una gran frustración con la vida en general y con lo que el Estado y el gobierno representan: abandono y/o agresión”.

El gobierno también ha aprovechado para aumentar la vigilancia y el control social. Los partidos oficialistas de ultraderecha Renovación Nacional y la UDI exigen la tramitación urgente de un proyecto de ley en el Congreso para sancionar a los “encapuchados” que cometen desmanes en las calles. El mismo ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter, elevando el nivel de criminalización de los manifestantes, anunció que presentará una querella por Ley de Seguridad del Estado por el ataque al autobus incendiado.

Lo cierto es que los hechos de violencia policial son funcionales al discurso de La Moneda para sostener su tesis de los radicalizados que “tomaron” el movimiento, en una jugada que también aprovecha la estadía de los principales dirigentes estudiantiles en Europa, para obtener apoyo de la “comunidad internacional” en sus demandas.

Los legisladores de la coalición “centroizquierdista” de la Concertación le hacen el juego al Gobierno. El diputado del Partido por la Democracia, Felipe Harboe, afirma que las autoridades de gobierno “deben amenazar menos por la prensa y actuar más focalizadamente, particularmente contra los delincuentes que queman buses y hacen saqueos que no tienen nada que ver con las manifestaciones estudiantiles”. Según Harboe, la mañana de furia en Santiago “empaña el natural y buen sentido que tiene el movimiento estudiantil y están sirviendo de justificación a aquellos que quieren afectar la credibilidad del movimiento”. Lo mismo que vienen diciendo desde hace 15 años. Lo mismo que dicen después de cada 11 de septiembre.

Para hoy se espera una nueva jornada de enfrentamientos, pues se realizarán dos marchas simultáneas en Santiago que pretenden converger en el frontis del Ministerio de Educación, donde se van a repetir las escenas de represión violenta por parte de Carabineros.

La policía italiana emprendió este lunes una redada masiva para detener a las personas que participaron en los altercados durante la masiva manifestación del 15 de octubre  en Roma.

 

La persecución busca dar con los manifestantes que protagonizaron ataques a bancos, lanzamiento de objetos y quema de coches. Cientos de agentes han registrado desde tempranas horas de la mañana algunas casas en Nápoles, Milán y Roma, sin que nuevos detenidos se sumaran a los doce arrestados del pasado sábado.

Se tiene previsto que el martes, el ministro del Interior italiano, Roberto Maroni, comparezca ante el Parlamento para dar explicaciones sobre la actuación policial durante la movilización.

El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, dispuso la prohibición durante un mes del recorrido de manifestaciones por el centro histórico de la capital italiana.

En un comunicado el Ayuntamiento de Roma informó de que dicha prohibición, materializada en una ordenanza municipal, se refiere al distrito 1 de la ciudad, el más céntrico, donde solo se podrán llevar a cabo concentraciones, previa autorización, en varios puntos específicos que no impliquen desplazamientos.

LibreRed.net

_____________________

__________________________

Roma 15/octubre/2011.

Esta vez los indignados no se han quedado quietos mientras recibian los golpes de la policia. Precarios, pensionados, estudiantes, sin trabajo, proletarios de los barrios de las periferias de las ciudades, insurreccionalistas, comunistas y “pischelos” (chavales) han dado una demostracion de como con la impotencia y el miedo no se va a ninguna parte y 17 tacos con berlusconi ya lo han demostrado, y han marcado muy bien la distancia que hay entre nosotros lo que sufrimos la explotacion y la opresion y ellos los causantes de nuestro sufrimiento.
La manifestacion ha transcurrido sin incidentes de importancia, bueno, se han quemado tres coches grandes (suv)y los periodistas daban mas importancia a este incidente que a las 300.000 personas en la mani…A mitad del recorrido se ha alegrado una manifestacion que hasta entonces parecia mas una manada de ovejas. Despues de la mitad del recorrido en adelante algunos indignados, pero para nada parados por el miedo que el estado nos inculca desde chavales, han ido a contestar a todos los lugares simbolos del poder que diariamente nos amenazan con sus miedos y humillaciones, la iglesia, quien nos roba nuestro dinero y nuestra vida, los bancos, donde se ha cogido una parte del dinero que el estado ha regalado a ellos, asi una detras de otra se han ido callendo los cristales de los bancos a golpes de barras de hierro y martillos, la escena se repite por cada banco encontrado en el camino y mirando deprisa y corriendo se pueden ver a mas de mil personas encapuchadas y dispuestas a todo y otras tantas mas que participan a los hechos sigiendo todos juntos la manifestacion.
Anteriormente hay que decir que algunos manifestantes de refundacion (y se lo que digo)que hasta entonces egemonizaban la manifestacion con sus banderas y sus esloganes han intentado impedir pacificamente (asi se declaran) a golpes a quien simplemente estaba encapuchado.
Estas discursiones de los susodichos pacifistas con quien simplemente era encapuchado se han repetido durante la manifestacion por almenos unos centenares de metros con en algunas contadas ocasiones llegar a las manos,una accion indigna ha sido cuando los pacificos cogian a un encapuchado en 50 y lo maltrataban y se ha dado el caso que tres personas encapuchas que estaban en la manifestacion han sido cogidas y entregadas a la policia para despues ser arrestados.
Por cierto los arrestados en total son unos 15, con 100 heridos entre ambas partes. La manifestacion ha continuado con la parte de adelante que se hacia mas contundente con todo lo que representa el poder y sus berdugos(ataque a una iglesia, una casa del ministerio de la defensa a fuego, una comisaria de la policia de finanzas a fuego), bancos destruidos y barricadas con el mobiliario urbano para parar las embestidas de las furgonetas de la policia que a toda ostia se lanzaban contra los manifestantes con el peligro de pasarles por encima.
“Carrosello” es cuando las furgonetas de la policia pasan como flechas entre los manifestantes intentando atropellar a alguno. la gente enfurecida les atacaba con todo lo que tenia en sus manos y quien no tenia nada se agarraba a las gratas de las furgonetas sin querer soltarlas y siendo arrastrados por la furgoneta que en su noria particular no dejaba el giro gratis.
Asi hasta llegar a la plazza san giovanni donde terminaba el recorrido de la manifestacion y donde se tendria que haber hecho una reunion publica de indignados. Nada mas llegar a la plaza la mani es atacada por los camiones de agua por detras y las furgonetas de la policia hacen de ariete a toda velocidad y entonces empieza la 4 guerra mundial a escala riducta, toda la plaza es una bolgia, y la rebelion se respira en el aire, los botes de humo caen y son devueltos a los txakurras ademas de bolas tiradas con los tiragomas, en estos momentos llego a contar 4 fuegos de batalla, en uno le dan fuego a una furgoneta de los carabinieri y los dos txakurras que estan dentro no corren sino vuelan hasta un grupo de la policia de la financia que estan cerca y estoicamente reciben una lluvia de piedras encerrados a forma de tortuga con sus escudos, recogen a los txakurras y pies para que os quiero…
En la otra parte de la plaza la txakurrada no se lo pasa mejor. Como en 300, hay una barrera hecha por arcos de epoca romana imperial (mas o menos como ahora pero esta vez los desgraciados son los libios y los mismos italianos)donde sirve como defensa para barricarse de las embestidas de las furgonetas y de retaguadia desde donde lanzar ataques hacia el centro donde se libra la batalla del carrosello, hacia la derecha donde esta la otra batalla y estan los txakurras ocupandola. La sinfonia hecha con las piedras y los estalin (palos con banderas)continua su concierto por algun tiempo, el tiempo de las palabras ya ha terminado hace mucho tiempo, la crisis nosotros la pagamos no desde hace 1 o 5 o 10 anos, nosotros la pagamos desde siempre, y algunos hemos dicho basta y ni nos resignamos ni nos quedamos quietos, otros tambien desde hace tiempo ya no son solo indignados son incazzados para quien no lo entienda se pase por las plazas del mediterraneo para verlo.
En esas horas de la batalla la solidaridad nunca ha faltado, quien te pasa el agua, te protege de ser arrestado, te avisa de no ir por una u otra calle, es la solidaridad del pueblo romano que critica a los policias y defiende a los manifestantes, que se recuerda de la ocupacion nazi-fascistas (como ahora en el ayuntamiento)y las razzias en las calles de las camisas negras y pardas, entonces el pueblo se armo de rabia y despues con las armas libraron la ciudad, ahora con las piedras se intenta hacer lo mismo.
Cuando eran cerca de las 7 de la tarde la policia ha dejado de atacar y la gente ha podido respirar un poco de aire algo mas limpio y descansar un poco. En la plaza san giovanni entonces se han ido largando algunas furgones de la policia quedandose los dos camiones de agua parados y algunos retenes de policias en medio de la plaza mas otras furgonetas en un lado de esta.
Entonces la gente que estaba esparcida por todo el barrio a podido acercarse a la plaza sin miedo a ser apaleados por los policias. para entonces se habia hecho de noche y algunos indignados se han juntado en la plaza. otra reunion se ha hecho a la noche delante de la universidad de roma la sapienza donde otros indignados hablaban de ocupar una plaza o algun otro sito y meter alli las tiendas. No se lo que al final han decidido.

__

Borroka Garaia da! , 18.10.2011

No dejemos que nos sigan imponiendo la pobreza, tenemos que quitarnos la mordaza que nos han colocado.

Artículo de colaboración para Borroka Garaia. Autor: Parados Construcción Gipuzkoa

Formación de la plataforma

La plataforma de parados de la construcción se crea a raíz de juntarnos diversas personas con la misma problemática y sacar un diagnóstico en común. Somos un colectivo muy importante de la sociedad y viendo el drama que estamos padeciendo miles de familias a la hora de llegar a fin de mes y ver como está el sector de la construcción a la hora de ir a buscar trabajo: Como nos intentan hacer trabajar muy por debajo del convenio y hablamos de 5, 6 y 7 euros la hora y un mínimo de 10 horas diarias, claro está, que mientras estemos cobrando el subsidio por desempleo (paro) estos trabajos no los aceptamos, pero cuando se nos acabe no nos quedará otra, de hecho hoy en día ya hay gente cobrando muy por debajo del convenio y trabajando en condiciones de semiesclavitud por que una vez que entras a trabajar por estos precios entras a trabajar en cualquier tipo de condición que te imponga el empresario y no hablamos ya solo en materia económica, si no en seguridad, salud laboral etc.

Ante esta situación formamos esta plataforma y para darnos a conocer empezamos a hacer pancartas con la dirección de Facebook Parados Construcción Gipuzkoa.  http://www.facebook.com/profile.php?id=100002517924765

Situación del sector

Tenemos muy claro que el sector no está como hace unos años, pero también tenemos muy claro que actualmente se están contratando trabajadores pero como ya hemos explicado antes muy por debajo del convenio de la construcción, y a la vez se está despidiendo trabajadores que cobran lo que dicho convenio establece ,en definitiva los empresarios están aprovechando la coyuntura actual para cargarse el convenio de la construcción, para mantener a los trabajadores que están en activo callados metiéndoles miedo, diciéndoles que van a ir a la calle y aprovechan los que vamos a buscar trabajo para pagarnos por debajo del convenio.

Reivindicaciones

Nuestras reivindicaciones son claras, la aplicación del convenio de la construccion de Gipuzkoa .Sabemos de otras asambleas y colectivos de parados del resto de Euskal Herria que para denunciar que no se aplica el convenio realizan concentraciones en frente de las obras, acciones que nosotros aquí también hemos hecho pero queríamos ir mas allá, estas concentraciones valen, pero quien tiene que tomar parte en esto son las instituciones por eso decidimos adherirnos al requerimiento hecho por ELA y LAB a la Diputación Foral de Gipuzkoa el 20 de diciembre del 2010 que entre otras cosas pide que todas las empresas que incumplan el convenio tengan sanciones administrativas severas, de tipo económico y puntos negativos a la hora de licitar una obra en caso de que haya incumplido alguna vez el convenio o incluso sanciones de cárcel (ejemplo si cualquier ciudadano va por una carretera a 100km hora y tiene que ir a 80km si le cogen tiene una sanción económica ,quitar el carnet o incluso cárcel).
Planteamientos a futuro

Estamos en proceso de creación, tarea muy complicada dado que la gente está muy adormecida pero a futuro seguiremos haciendo concentraciones delante de las instituciones y llegando a la máxima cantidad de políticos que podamos e intentar dar una solución a este problema. De momento ya se va a crear por parte de Diputación una mesa en la que estaremos E.L.A- L.A.B y nosotros para intentar buscar una salida a este problema, así mismo estamos haciendo llamamiento a todos los grupos políticos para que se realice una votación sobre el requerimiento que anteriormente hemos hecho mención.

Todo no queda aquí, dada la situación actual de crisis brutal y caída de puestos de trabajo cada vez mayor, queremos hacer llamamiento a parados de otros sectores para organizarnos en una Asamblea de Parados de Gipuzkoa por que no hace falta ser muy inteligente para ver que tarde o temprano esto reventará y tenemos que estar organizados.

No dejemos que nos sigan imponiendo la pobreza, tenemos que quitarnos la mordaza que nos han colocado.

ERAIKUNTZAKO LANGABETUAK BORROKAN!!

Requerimiento a la Diputacion Foral de Gipuzkoa
Los Parados de la Construccion de Gipuzkoa, denunciamos que se nos está ofreciendo trabajar por debajo del convenio de la construccion de Gipuzkoa, que mucha gente por falta de ingresos está accediendo ya a trabajar muy por debajo de lo que marca dicho convenio y otros mientras tengamos el paro, no cedemos pero cuando se nos acabe no nos quedará otra. Ante esto, nosotros en su día decidimos adherirnos a un requerimiento hecho a la diputación de Gipuzkoa hecho por E.L.A y L.A.B para que el cumplimiento del convenio se haga realidad y cuando estemos trabajando no sea bajo explotación. Dicho requerimiento dice lo siguiente:

1-Que la Resolución 87/2010 adoptada por Juntas Generales se convierta en una Norma Foral.

2-Que se establezcan medidas necesarias para su cumplimiento:

a. Que se implante un procedimiento de verificación, por parte de la Diputación Foral y de sus sociedades públicas dependientes para acreditar que entre las condiciones laborales de las empresas adjudicatarias y las subcontratadas figura el requerimiento de la Aplicación del Convenio Colectivo de la Construcción de Gipuzkoa.
b. Que la Diputación Foral establezca un sistema de seguimiento para comprobar que las jornadas y retribuciones salariales de las personas que trabajen en las obras públicas se corresponden con las establecidas en el Convenio Colectivo de la Construccion de Gipuzkoa.
c. Que las centrales sindicales con presencia en la mesa negociadora puedan tener acceso a las obras públicas y a las documentaciones para confirmar la aplicación del convenio, dentro del derecho de información determinado en el art. 42.4 ET.

3-Que en los pliegos de contratación se puntúe positivamente a aquellas empresas o UTEs adjudicatarias, que acrediten elementos como:
a- Compromiso jurado de que van a cumplir y exigir la aplicación del convenio.
b- Estabilidad de la plantilla.
c- Que adjunte listado de empresas que va a subcontratar.
d- Que no tengan sanciones administrativas o sentencias judiciales por no aplicar el convenio.

4-Que se establezcan penalizaciones para las empresas o UTES adjudicatarias que incumplan los requisitos del pliego de condiciones en materia colectiva como:
a-Elementos negativos para próximas adjudicaciones.
b-Sanciones económicas en la obra en curso.
c-Cualquier otra medida sancionadora.

http://borrokagaraia.wordpress.com/2011/10/18/gipuzkoa-parados-de-la-construccion-en-lucha/

 http://borrokagaraia.wordpress.com

Esta obra, como todos los escritos que hasta la fecha he publicado, nació de los acontecimientos. Es la continuación natural de las Cartas a un francés, publicadas en septiembre de 1870, y en las cuales tuve el fácil y triste honor de prever y predecir las horribles desgracias que hieren hoy a Francia, y con ella, a todo el mundo civilizado; desgracias contra las que no había ni queda ahora más que un remedio: la revolución social.

Probar esta verdad, de aquí en adelante incontestable, por el desenvolvimiento histórico de la sociedad, y por los hechos mismos que se desarrollan bajo nuestros ojos en Europa, de modo que sea aceptada por todos los hombres de buena fe, por todos los investigadores sinceros de la verdad, y luego exponer francamente, sin reticencia, sin equívocos, los principios filosóficos tanto como los fines prácticos que constituyen, por decirlo así, el alma activa, la base y el fin de lo que llamamos la revolución social, es el objeto del presente trabajo.

La tarea que me impuse no es fácil, lo sé, y se me podría acusar de presunción si aportase a este trabajo una pretensión personal. Pero no hay tal cosa, puedo asegurarlo al lector. No soy ni un sabio ni un filósofo, ni siquiera un escritor de oficio. Escribí muy poco en mi vida y no lo hice nunca sino en caso de necesidad, y solamente cuando una convicción apasionada me forzaba a vencer mi repugnancia instintiva a manifestarme mediante mis escritos.

¿Qué soy yo, y qué me impulsa ahora a publicar este trabajo? Soy un buscador apasionado de la verdad y un enemigo no menos encarnizado de las ficciones perjudiciales de que el partido del orden, ese representante oficial, privilegiado e interesado de todas las ignominias religiosas, metafísicas, políticas, jurídicas, económicas y sociales, presentes y pasadas, pretende servirse hoy todavía para embrutecer y esclavizar al mundo. Soy un amante fanático de la libertad, considerándola como el único medio en el seno de la cual pueden desarrollarse y crecer la inteligencia, la dignidad y la dicha de los hombres; no de esa libertad formal, otorgada, medida y reglamentada por el Estado, mentira eterna y que en realidad no representa nunca nada más que el privilegio de unos pocos fundado sobre la esclavitud de todo el mundo; no de esa libertad individualista, egoísta, mezquina y ficticia, pregonada por la escuela de J. J. Rousseau, así como todas las demás escuelas del liberalismo burgués, que consideran el llamado derecho de todos, representado por el Estado, como el límite del derecho de cada uno, lo cual lleva necesariamente y siempre a la reducción del derecho de cada uno a cero. No, yo entiendo que la única libertad verdaderamente digna de este nombre, es la que consiste en el pleno desenvolvimiento de todas las facultades materiales, intelectuales y morales de cada individuo. Y es que la libertad, la auténtica, no reconoce otras restricciones que las propias de las leyes de nuestra propia naturaleza. Por lo que, hablando propiamente, la libertad no tiene restricciones, puesto que esas leyes no nos son impuestas por un legislador, sino que nos son inmanentes, inherentes, y constituyen la base misma de todo nuestro ser, y no pueden ser vistas como una limitante, sino más bien debemos considerarlas como las condiciones reales y la razón efectiva de nuestra libertad.

Yo me refiero a la libertad de cada uno que, lejos de agotarse frente a la libertad del otro, encuentra en ella su confirmación y su extensión hasta el infinito; la libertad ilimitada de cada uno por la libertad de todos, la libertad en la solidaridad, la libertad en la igualdad; la libertad triunfante sobre el principio de la fuerza bruta y del principio de autoridad que nunca ha sido otra cosa que la expresión ideal de esa fuerza; la libertad que, después de haber derribado todos los ídolos celestes y terrestres, fundará y organizará un mundo nuevo: el de la humanidad solidaria, sobre la ruina de todas la Iglesias y de todos los Estados.

Soy un partidario convencido de la igualdad económica y social, porque sé que fuera de esa igualdad, la libertad, la justicia, la dignidad humana, la moralidad y el bienestar de los individuos, lo mismo que la prosperidad de las naciones, no serán más que otras tantas mentiras. Pero, partidario incondicional de la libertad, esa condición primordial de la humanidad, pienso que la igualdad debe establecerse en el mundo por la organización espontánea del trabajo y de la propiedad colectiva de las asociaciones productoras libremente organizadas y federadas en las comunas, mas no por la acción suprema y tutelar del Estado.

Este es el punto que nos divide a los socialistas revolucionarios, de los comunistas autoritarios que defienden la iniciativa absoluta del Estado. El fin es el mismo, ya que ambos deseamos por igual la creación de un orden social nuevo, fundado únicamente sobre la organización del trabajo colectivo en condiciones económicas de irrestricta igualdad para todos, teniendo como base la posesión colectiva de los instrumentos de trabajo.

Ahora bien, los comunistas se imaginan que podrían llegar a eso por el desenvolvimiento y por la organización de la potencia política de las clases obreras, y principalmente del proletariado de las ciudades, con ayuda del radicalismo burgués, mientras que los socialistas revolucionarios, enemigos de toda ligazón y de toda alianza equívoca, pensamos que no se puede llegar a ese fin más que por el desenvolvimiento y la organización de la potencia no política sino social de las masas obreras, tanto de las ciudades como de los campos, comprendidos en ellas los hombres de buena voluntad de las clases superiores que, rompiendo con todo su pasado, quieran unirse francamente a ellas y acepten íntegramente su programa.

He ahí dos métodos diferentes. Los comunistas creen deber el organizar a las fuerzas obreras para posesionarse de la potencia política de los Estados. Los socialistas revolucionarios nos organizamos teniendo en cuenta su inevitable destrucción, o, si se quiere una palabra más cortés, teniendo en cuenta la liquidación de los Estados. Los comunistas son partidarios del principio y de la práctica de la autoridad, los socialistas revolucionarios no tenemos confianza más que en la libertad. Partidarios unos y otros de la ciencia que debe liquidar a la fe, los primeros quisieran imponerla y nosotros nos esforzamos en propagarla, a fin de que los grupos humanos, por ellos mismos se convenzan, se organicen y se federen de manera espontánea, libre; de abajo hacia arriba conforme a sus intereses reales, pero nunca siguiendo un plan trazado de antemano e impuesto a las masas ignorantes por algunas inteligencias superiores.

Los socialistas revolucionarios pensamos que hay mucha más razón práctica y espíritu en las aspiraciones instintivas y en las necesidades reales de las masas populares, que en la inteligencia profunda de todos esos doctores y tutores de la humanidad que, a tantas tentativas frustradas para hacerla feliz, pretenden añadir otro fracaso más. Los socialistas revolucionarios pensamos, al contrario, que la humanidad ya se ha dejado gobernar bastante tiempo, demasiado tiempo, y se ha convencido que la fuente de sus desgracias no reside en tal o cual forma de gobierno, sino en el principio y en el hecho mismo del gobierno, cualquiera que este sea.

Esta es, en fin, la contradicción que existe entre el comunismo científicamente desarrollado por la escuela alemana y aceptado en parte por los socialistas americanos e ingleses, y el socialismo revolucionario ampliamente desenvuelto y llevado hasta sus últimas consecuencias, por el proletariado de los países latinos.

El socialismo revolucionario llevó a cabo un intento práctico en la Comuna de París.

Soy un partidario de la Comuna de París, la que no obstante haber sido masacrada y sofocada en sangre por los verdugos de la reacción monárquica y clerical, no por eso ha dejado de hacerse más vivaz, más poderosa en la imaginación y en el corazón del proletariado de Europa; soy partidario de ella sobre todo porque ha sido una audaz negativa del Estado.

Es un hecho histórico el que esa negación del Estado se haya manifestado precisamente en Francia, que ha sido hasta ahora el país mas proclive a la centralización política; y que haya sido precisamente París, la cabeza y el creador histórico de esa gran civilización francesa, el que haya tomado la iniciativa. París, abdicando de su corona y proclamando con entusiasmo su propia decadencia para dar la libertad y la vida a Francia, a Europa, al mundo entero; París, afirmando nuevamente su potencia histórica de iniciativa al mostrar a todos los pueblos esclavos el único camino de emancipación y de salvación; París, que da un golpe mortal a las tradiciones políticas del radicalismo burgués y una base real al socialismo revolucionario; París, que merece de nuevo las maldiciones de todas las gentes reaccionarias de Francia y de Europa; París, que se envuelve en sus ruinas para dar un solemne desmentido a la reacción triunfante; que salva, con su desastre, el honor y el porvenir de Francia y demuestra a la humanidad que si bien la vida, la inteligencia y la fuerza moral se han retirado de las clases superiores, se conservaron enérgicas y llenas de porvenir en el proletariado; París, que inaugura la era nueva, la de la emancipación definitiva y completa de las masas populares y de su real solidaridad a través y a pesar de las fronteras de los Estados; París, que mata la propiedad y funda sobre sus ruinas la religión de la humanidad; París, que se proclama humanitario y ateo y reemplaza las funciones divinas por las grandes realidades de la vida social y la fe por la ciencia; las mentiras y las iniquidades de la moral religiosa, política y jurídica por los principios de la libertad, de la justicia, de la igualdad y de la fraternidad, fundamentos eternos de toda moral humana; París heroico y racional confirmando con su caída el inevitable destino de la humanidad transmitiéndolo mucho más enérgico y viviente a las generaciones venideras; París, inundado en la sangre de sus hijos más generosos. París, representación de la humanidad crucificada por la reacción internacional bajo la inspiración inmediata de todas las iglesias cristianas y del gran sacerdote de la iniquidad, el Papa. Pero la próxima revolución internacional y solidaria de los pueblos será la resurrección de París.

Tal es el verdadero sentido y tales las consecuencias bienhechoras e inmensas de los dos meses memorables de la existencia y de la caída imperecedera de la Comuna de París.

La Comuna de París ha durado demasiado poco tiempo y ha sido demasiado obstaculizada en su desenvolvimiento interior por la lucha mortal que debió sostener contra la reacción de Versalles, para que haya podido, no digo aplicar, sino elaborar teóricamente su programa socialista. Por lo demás, es preciso reconocerlo, la mayoría de los miembros de la Comuna no eran socialistas propiamente y, si se mostraron tales, es que fueron arrastrados invisiblemente por la fuerza irresistible de las cosas, por la naturaleza de su ambiente, por las necesidades de su posición y no por su convicción íntima. Los socialistas, a la cabeza de los cuales se coloca naturalmente nuestro amigo Varlin, no formaban en la Comuna mas que una minoría ínfima; a lo sumo no eran más que unos catorce o quince miembros. El resto estaba compuesto por jacobinos. Pero entendámonos, hay de jacobinos a jacobinos. Existen los jacobinos abogados y doctrinarios, como el señor Gambetta, cuyo republicanismo positivista, presuntuoso, despótico y formalista, habiendo repudiado la antigua fe revolucionaria y no habiendo conservado del jacobinismo mas que el culto de la unidad y de la autoridad, entregó la Francia popular a los prusianos y más tarde a la reacción interior; y existen los jacobinos francamente revolucionarios, los héroes, los últimos representantes sinceros de la fe democrática de 1793, capaces de sacrificar su unidad y su autoridad bien amadas, a las necesidades de la revolución, ante todo; y como no hay revolución sin masas populares, y como esas masas tienen eminentemente hoy el instinto socialista y no pueden ya hacer otra revolución que una revolución económica y social, los jacobinos de buena fe, dejándose arrastrar más y más por la lógica del movimiento revolucionario, acabaron convirtiéndose en socialistas a su pesar.

Tal fue precisamente la situación de los jacobinos que formaron parte de la Comuna de París. Delescluze y muchos otros, firmaron proclamas y programas cuyo espíritu general y cuyas promesas eran positivamente socialistas. Pero como a pesar de toda su buena fe y de toda su buena voluntad no eran más que individuos arrastrados al campo socialista por la fuerza de las circunstancias, como no tuvieron tiempo ni capacidad para vencer y suprimir en ellos el cúmulo de prejuicios burgueses que estaban en contradicción con el socialismo, hubieron de paralizarse y no pudieron salir de las generalidades, ni tomar medidas decisivas que hubiesen roto para siempre todas sus relaciones con el mundo burgués.

Fue una gran desgracia para la Comuna y para ellos; fueron paralizados y paralizaron la Comuna; pero no se les puede reprochar como una falta. Los hombres no se transforman de un día a otro y no cambian de naturaleza ni de hábitos a voluntad. Han probado su sinceridad haciéndose matar por la Comuna. ¿Quién se atreverá a pedirles más?

Son tanto más excusables cuanto que el pueblo de París mismo, bajo la influencia del cual han pensado y obrado, era mucho más socialista por instinto que por idea o convicción reflexiva. Todas sus aspiraciones son en el más alto grado y exclusivamente socialistas; pero sus ideas o más bien sus representaciones tradicionales están todavía bien lejos de haber llegado a esta altura. Hay todavía muchos prejuicios jacobinos, muchas imaginaciones dictatoriales y gubernamentales en el proletariado de las grandes ciudades de Francia y aún en el de París. El culto a la autoridad religiosa, esa fuente histórica de todas las desgracias, de todas las depravaciones y de todas las servidumbres populares no ha sido desarraigado aún completamente de su seno. Esto es tan cierto que hasta los hijos más inteligentes del pueblo, los socialistas más convencidos, no llegaron aún a libertarse de una manera completa de ella. Mirad su conciencia y encontraréis al jacobino, al gubernamentalista, rechazado hacia algún rincón muy oscuro y vuelto muy modesto, es verdad, pero no enteramente muerto.

Por otra parte, la situación del pequeño número de los socialistas convencidos que han constituido parte de la Comuna era excesivamente difícil. No sintiéndose suficientemente sostenidos por la gran masa de la población parisiense, influenciando apenas sobre unos millares de individuos, la organización de la Asociación Internacional, por lo demás muy imperfecta, han debido sostener una lucha diaria contra la mayoría jacobina. ¡Y en medio de qué circunstancias! Les ha sido necesario dar trabajo y pan a algunos centenares de millares de obreros, organizarlos y armarlos combatiendo al mismo tiempo las maquinaciones reaccionarias en una ciudad inmensa como París, asediada, amenazada por el hambre, y entregada a todas las sucias empresas de la reacción que había podido establecerse y que se mantenía en Versalles, con el permiso y por la gracia de los prusianos. Les ha sido necesario oponer un gobierno y un ejército revolucionarios al gobierno y al ejército de Versalles, es decir, que para combatir la reacción monárquica y clerical, han debido, olvidando y sacrificando ellos mismos las primeras condiciones del socialismo revolucionario, organizarse en reacción jacobina.

¿No es natural que en medio de circunstancias semejantes, los jacobinos, que eran los más fuertes, puesto que constituían la mayoría en la Comuna y que además poseían en un grado infinitamente superior el instinto político, la tradición y la práctica de la organización gubernamental, hayan tenido inmensas ventajas sobre los socialistas? De lo que hay que asombrarse es de que no se hayan aprovechado mucho más de lo que lo hicieron, de que no hayan dado a la sublevación de París un carácter exclusivamente jacobino y de que se hayan dejado arrastrar, al contrario, a una revolución social.

Sé que muchos socialistas, muy consecuentes en su teoría, reprochan a nuestros amigos de París el no haberse mostrado suficientemente socialistas en su práctica revolucionaria, mientras que todos los ladrones de la prensa burguesa los acusan, al contrario, de no haber seguido más que demasiado fielmente el programa del socialismo. Dejemos por el momento a un lado a los innobles denunciadores de esa prensa, y observemos que los severos teóricos de la emancipación del proletariado son injustos hacia nuestros hermanos de París porque, entre las teorías más justas y su práctica, hay una distancia inmensa que no se franquea en algunos días. El que ha tenido la dicha de conocer a Varlin, por ejemplo, para no nombrar sino a aquel cuya muerte es cierta, sabe cómo han sido apasionadas, reflexivas y profundas en él y en sus amigos las convicciones socialistas. Eran hombres cuyo celo ardiente, cuya abnegación y buena fe no han podido ser nunca puestas en duda por nadie de los que se les hayan acercado. Pero precisamente porque eran hombres de buena fe, estaban llenos de desconfianza en sí mismos al tener que poner en práctica la obra inmensa a que habían dedicado su pensamiento y su vida. Tenían por lo demás la convicción de que en la revolución social, diametralmente opuesta a la revolución política, la acción de los individuos es casi nula y, por el contrario, la acción espontánea de las masas lo es todo. Todo lo que los individuos pueden hacer es elaborar, aclarar y propagar las ideas que corresponden al instinto popular y además contribuir con sus esfuerzos incesantes a la organización revolucionaria del potencial natural de las masas, pero nada más, siendo al pueblo trabajador al que corresponde hacerlo todo. Ya que actuando de otro modo se llegaría a la dictadura política, es decir, a la reconstitución del Estado, de los privilegios, de las desigualdades, llegándose al restablecimiento de la esclavitud política, social, económica de las masas populares.

Varlin y sus amigos, como todos los socialistas sinceros, y en general como todos los trabajadores nacidos y educados en el pueblo, compartían en el más alto grado esa prevención perfectamente legítima contra la iniciativa continua de los mismos individuos, contra la dominación ejercida por las individualidades superiores; y como ante todo eran justos, dirigían también esa prevención, esa desconfianza, contra sí mismos más que contra todas las otras personas. Contrariamente a ese pensamiento de los comunistas autoritarios, según mi opinión, completamente erróneo, de que una revolución social puede ser decretada y organizada sea por una dictadura, sea por una asamblea constituyente salida de una revolución política, nuestros amigos, los socialistas de París, han pensado que no podía ser hecha y llevada a su pleno desenvolvimiento más que por la acción espontánea y continua de las masas, de los grupos y de las asociaciones populares.

Nuestros amigos de París han tenido mil veces razón. Porque, en efecto, por general que sea, ¿cuál es la cabeza, o si se quiere hablar de una dictadura colectiva, aunque estuviese formada por varios centenares de individuos dotados de facultades superiores, cuáles son los cerebros capaces de abarcar la infinita multiplicidad y diversidad de los intereses reales, de las aspiraciones, de las voluntades, de las necesidades cuya suma constituye la voluntad colectiva de un pueblo, y capaces de inventar una organización social susceptible de satisfacer a todo el mundo? Esa organización no será nunca más que un lecho de Procusto sobre el cual, la violencia más o menos marcada del Estado forzará a la desgraciada sociedad a extenderse. Esto es lo que sucedió siempre hasta ahora, y es precisamente a este sistema antiguo de la organización por la fuerza a lo que la revolución social debe poner un término, dando a las masas su plena libertad, a los grupos, a las comunas, a las asociaciones, a los individuos mismos, y destruyendo de una vez por todas la causa histórica de todas las violencias, el poder y la existencia misma del Estado, que debe arrastrar en su caída todas las iniquidades del derecho jurídico con todas las mentiras de los cultos diversos, pues ese derecho y esos cultos no han sido nunca nada más que la consagración obligada, tanto ideal como real, de todas las violencias representadas, garantizadas y privilegiadas por el Estado.

Es evidente que la libertad no será dada al género humano, y que los intereses reales de la sociedad, de todos los grupos, de todas las organizaciones locales así como de todos los individuos que la forman, no podrán encontrar satisfacción real más que cuando no haya Estados. Es evidente que todos los intereses llamados generales de la sociedad, que el Estado pretende representar y que en realidad no son otra cosa que la negación general y consciente de los intereses positivos de las regiones, de las comunas, de las asociaciones y del mayor número de individuos a él sometidos, constituyen una ficción, una obstrucción, una mentira, y que el Estado es como una carnicería y como un inmenso cementerio donde, a su sombra, acuden generosa y beatamente, a dejarse inmolar y enterrar, todas las aspiraciones reales, todas las fuerzas vivas de un país; y como ninguna abstracción existe por sí misma, ya que no tiene ni piernas para caminar, ni brazos para crear, ni estómago para digerir esa masa de víctimas que se le da para devorar, es claro que también la abstracción religiosa o celeste de Dios, representa en realidad los intereses positivos, reales, de una casta privilegiada: el clero, y su complemento terrestre, la abstracción política, el Estado, representa los intereses no menos positivos y reales de la clase explotadora que tiende a englobar todas las demás: la burguesía. Y como el clero está siempre dividido y hoy tiende a dividirse todavía más en una minoría muy poderosa y muy rica, y una mayoría muy subordinada y hasta cierto punto miserable. Por su parte, la burguesía y sus diversas organizaciones políticas y sociales, en la industria, en la agricultura, en la banca y en el comercio, al igual que en todos los órganos administrativos, financieros, judiciales, universitarios, policiales y militares del Estado, tiende a escindirse cada día más en una oligarquía realmente dominadora y en una masa innumerable de seres más o menos vanidosos y más o menos decaídos que viven en una perpetua ilusión, rechazados inevitablemente y empujados, cada vez más hacia el proletariado por una fuerza irresistible: la del desenvolvimiento económico actual, quedando reducidos a servir de instrumentos ciegos de esa oligarquía omnipotente.

La abolición de la Iglesia y del Estado debe ser la condición primaria e indispensable de la liberación real de la sociedad; después de eso, ella sola puede y debe organizarse de otro modo, pero no de arriba a abajo y según un plan ideal, soñado por algunos sabios, o bien a golpes de decretos lanzados por alguna fuerza dictatorial o hasta por una asamblea nacional elegida por el sufragio universal. Tal sistema, como lo he dicho ya, llevaría inevitablemente a la creación de un nuevo Estado, y, por consiguiente, a la formación de una aristocracia gubernamental, es decir, de una clase entera de gentes que no tienen nada en común con la masa del pueblo y, ciertamente, esa clase volvería a explotar y a someter bajo el pretexto de la felicidad común, o para salvar al Estado.

La futura organización social debe ser estructurada solamente de abajo a arriba, por la libre asociación y federación de los trabajadores, en las asociaciones primero, después en las comunas, en las regiones, en las naciones y finalmente en una gran federación internacional y universal. Es únicamente entonces cuando se realizará el orden verdadero y vivificador de la libertad y de la dicha general, ese orden que, lejos de renegar, afirma y pone de acuerdo los intereses de los trabajadores y los de la sociedad.

Se dice que el acuerdo y la solidaridad universal de los individuos y de la sociedad no podrá realizarse nunca porque esos intereses, siendo contradictorios, no están en condición de contrapesarse ellos mismos o bien de llegar a un acuerdo cualquiera. A una objeción semejante responderé que si hasta el presente los intereses no han estado nunca ni en ninguna parte en acuerdo mutuo, ello tuvo su causa en el Estado, que sacrificó los intereses de la mayoría en beneficio de una minoría privilegiada. He ahí por qué esa famosa incompatibilidad y esa lucha de intereses personales con los de la sociedad, no es más que otro engaño y una mentira política, nacida de la mentira teológica que imaginó la doctrina del pecado original para deshonrar al hombre y destruir en él la conciencia de su propio valor. Esa misma idea falsa del antagonismo de los intereses fue creada también por los sueños de la metafísica que, como se sabe, es próxima pariente de la teología. Desconociendo la sociabilidad de la naturaleza humana, la metafísica consideraba la sociedad como un agregado mecánico y puramente artificial de individuos asociados repentinamente en nombre de un tratado cualquiera, formal o secreto, concluido libremente, o bien bajo la influencia de una fuerza superior. Antes de unirse en sociedad, esos individuos, dotados de una especie de alma inmortal, gozaban de una absoluta libertad.

Pero si los metafísicos, sobre todo los que creen en la inmortalidad del alma, afirman que los hombres fuera de la sociedad son seres libres, nosotros llegamos entonces inevitablemente a una conclusión: que los hombres no pueden unirse en sociedad más que a condición de renegar de su libertad, de su independencia natural y de sacrificar sus intereses, personales primero y grupales después. Tal renunciamiento y tal sacrificio de sí mismos debe ser por eso tanto más imperioso cuanto que la sociedad es más numerosa y su organización más compleja. En tal caso, el Estado es la expresión de todos los sacrificios individuales. Existiendo bajo una semejante forma abstracta, y al mismo tiempo violenta, continúa perjudicando más y más la libertad individual en nombre de esa mentira que se llama felicidad pública, aunque es evidente que la misma no representa más que los intereses de la clase dominante. El Estado, de ese modo, se nos aparece como una negación inevitable y como una aniquilación de toda libertad, de todo interés individual y general.

Se ve aquí que en los sistemas metafísicos y teológicos, todo se asocia y se explica por sí mismo. He ahí por qué los defensores lógicos de esos sistemas pueden y deben, con la conciencia tranquila, continuar explotando las masas populares por medio de la Iglesia y del Estado. Llenandose los bolsillos y sacando todos sus sucios deseos, pueden al mismo tiempo consolarse con el pensamiento de que penan por la gloria de Dios, por la victoria de la civilización y por la felicidad eterna del proletariado.

Pero nosotros, que no creemos ni en Dios ni en la inmortalidad del alma, ni en la propia libertad de la voluntad, afirmamos que la libertad debe ser comprendida, en su acepción más completa y más amplia, como fin del progreso histórico de la humanidad. Por un extraño aunque lógico contraste, nuestros adversarios idealistas, de la teología y de la metafísica, toman el principio de la libertad como fundamento y base de sus teorías, para concluir buenamente en la indispensabilidad de la esclavitud de los hombres. Nosotros, materialistas en teoría, tendemos en la práctica a crear y hacer duradero un idealismo racional y noble. Nuestros enemigos, idealistas divinos y trascendentes, caen hasta el materialismo práctico, sanguinario y vil, en nombre de la misma lógica, según la cual todo desenvolvimiento es la negación del principio fundamental. Estamos convencidos de que toda la riqueza del desenvolvimiento intelectual, moral y material del hombre, lo mismo que su aparente independencia, son el producto de la vida en sociedad. Fuera de la sociedad, el hombre no solamente no será libre, sino que no será hombre verdadero, es decir, un ser que tiene conciencia de sí mismo, que siente, piensa y habla. El concurso de la inteligencia y del trabajo colectivo ha podido forzar al hombre a salir del estado de salvaje y de bruto que constituía su naturaleza primaria. Estamos profundamente convencidos de la siguiente verdad: que toda la vida de los hombres, es decir, sus intereses, tendencias, necesidades, ilusiones, e incluso sus tonterías, tanto como las violencias, y las injusticias que en carne propia sufren, no representa más que la consecuencia de las fuerzas fatales de la vida en sociedad. Las gentes no pueden admitir la idea de independencia mutua, sin renegar de la influencia recíproca de la correlación de las manifestaciones de la naturaleza exterior.

En la naturaleza misma, esa maravillosa correlación y filiación de los fenómenos no se ha conseguido sin lucha. Al contrario, la armonía de las fuerzas de la naturaleza no aparece más que como resultado verdadero de esa lucha constante que es la condición misma de la vida y el movimiento. En la naturaleza y en la sociedad el orden sin lucha es la muerte.

Si en el universo el orden natural es posible, es únicamente porque ese universo no es gobernado según algún sistema imaginado de antemano e impuesto por una voluntad suprema. La hipótesis teológica de una legislación divina conduce a un absurdo evidente y a la negación, no sólo de todo orden, sino de la naturaleza misma. Las leyes naturales no son reales más que en tanto son inherentes a la naturaleza, es decir, en tanto que no son fijadas por ninguna autoridad. Estas leyes no son más que simples manifestaciones, o bien continuas modalidades de hechos muy variados, pasajeros, pero reales. El conjunto constituye lo que llamamos naturaleza. La inteligencia humana y la ciencia observaron estos hechos, los controlaron experimentalmente, después los reunieron en un sistema y los llamaron leyes. Pero la naturaleza misma no conoce leyes; obra inconscientemente, representando por sí misma la variedad infinita de los fenómenos que aparecen y se repiten de una manera fatal. He ahí por qué, gracias a esa inevitabilidad de la acción, el orden universal puede existir y existe de hecho.

Un orden semejante aparece también en la sociedad humana que evoluciona en apariencia de un modo llamado antinatural, pero en realidad se somete a la marcha natural e inevitable de las cosas. Sólo que la superioridad del hombre sobre los otros animales y la facultad de pensar unieron a su desenvolvimiento un elemento particular que, como todo lo que existe, representa el producto material de la unión y de la acción de las fuerzas naturales. Este elemento particular es el razonamiento, o bien esa facultad de generalización y de abstracción gracias a la cual el hombre puede proyectarse por el pensamiento, examinándose y observándose como un objeto exterior extraño. Elevándose, por las ideas, por sobre sí mismo, así como por sobre el mundo circundante, logra arrivar a la representación de la abstracción perfecta: a la nada absoluta. Este límite último de la más alta abstracción del pensamiento, esa nada absoluta, es Dios.

He ahí el sentido y el fundamento histórico de toda doctrina teológica. No comprendiendo la naturaleza y las causas materiales de sus propios pensamientos, no dándose cuenta tampoco de las condiciones o leyes naturales que le son especiales, los hombres de la Iglesia y del Estado no pueden imaginar a los primeros hombres en sociedad, puesto que sus nociones absolutas no son más que el resultado de la facultad de concebir ideas abstractas. He ahí porque consideraron esas ideas, sacadas de la naturaleza, como objetos reales ante los cuales la naturaleza misma cesaba de ser algo. Luego se dedicaron a adorar a sus ficciones, sus imposibles nociones de absoluto, y a prodigarles todos los honores. Pero era preciso, de una manera cualquiera, figurar y hacer sensible la idea abstracta de la nada o de Dios. Con este fin inflaron la concepción de la divinidad y la dotaron, de todas las cualidades, buenas y malas, que encontraban sólo en la naturaleza y en la sociedad.

Tal fue el origen y el desenvolvimiento histórico de todas las religiones, comenzando por el fetichismo y acabando por el cristianismo.

No tenemos la intención de lanzarnos en la historia de los absurdos religiosos, teológicos y metafísicos, y menos aún de hablar del desplegamiento sucesivo de todas las encarnaciones y visiones divinas creadas por siglos de barbarie. Todo el mundo sabe que la superstición dio siempre origen a espantosas desgracias y obligó a derramar ríos de sangre y lágrimas. Diremos sólo que todos esos repulsivos extravíos de la pobre humanidad fueron hechos históricos inevitables en su desarrollo y en la evolución de los organismos sociales. Tales extravíos engendraron en la sociedad esta idea fatal que domina la imaginación de los hombres: la idea de que el universo es gobernado por una fuerza y por una voluntad sobrenaturales. Los siglos sucedieron a los siglos, y las sociedades se habituaron hasta tal punto a esta idea que finalmente mataron en ellas toda tendencia hacia un progreso más lejano y toda capacidad para llegar a él.

La ambición de algunos individuos y de algunas clases sociales, erigieron en principio la esclavitud y la conquista, y enraizaron la terrible idea de la divinidad. Desde entonces, toda sociedad fue imposible sin tener como base éstas dos instituciones: la Iglesia y el Estado. Estas dos plagas sociales son defendidas por todos los doctrinarios.

Apenas aparecieron estas dos instituciones en el mundo, se organizaron repentinamente dos castas sociales: la de los sacerdotes y la de los aristócratas, que sin perder tiempo se preocuparon en inculcar profundamente al pueblo subyugado la indispensabilidad, la utilidad y la santidad de la Iglesia y del Estado.

Todo eso tenía por fin transformar la esclavitud brutal en una esclavitud legal, prevista, consagrada por la voluntad del Ser Supremo.

Pero ¿creían sinceramente, los sacerdotes y los aristócratas, en esas instituciones que sostenían con todas sus fuerzas en su interés particular? o acaso ¿no eran más que mistificadores y embusteros? No, respondo, creo que al mismo tiempo eran creyentes e impostores.

Ellos creían, también, porque compartían natural e inevitablemente los extravíos de la masa y es sólo después, en la época de la decadencia del mundo antiguo, cuando se hicieron escépticos y embusteros. Existe otra razón que permite considerar a los fundadores de los Estados como gentes sinceras: el hombre cree fácilmente en lo que desea y en lo que no contradice a sus intereses; no importa que sea inteligente e instruido, ya que por su amor propio y por su deseo de convivir con sus semejantes y de aprovecharse de su respeto creerá siempre en lo que le es agradable y útil. Estoy convencido de que, por ejemplo, Thiers y el gobierno versallés se esforzaron a toda costa por convencerse de que matando en París a algunos millares de hombres, de mujeres y de niños, salvaban a Francia.

Pero si los sacerdotes, los augures, los aristócratas y los burgueses, de los viejos y de los nuevos tiempos, pudieron creer sinceramente, no por eso dejaron de ser siempre mistificadores. No se puede, en efecto, admitir que hayan creído en cada una de las ideas absurdas que constituyen la fe y la política. No hablo siquiera de la época en que, según Cicerón, los augures no podían mirarse sin reír. Aun en los tiempos de la ignorancia y de la superstición general es difícil suponer que los inventores de milagros cotidianos hayan sido convencidos de la realidad de esos milagros. Igual se puede decir de la política, según la cual es preciso subyugar y explotar al pueblo de tal modo, que no se queje demasiado de su destino, que no se olvide someterse y no tenga el tiempo para pensar en la resistencia y en la rebelión.

¿Cómo, pues, imaginar después de eso que las gentes que han transformado la política en un oficio y conocen su objeto – es decir, la injusticia, la violencia, la mentira, la traición, el asesinato en masa y aislado -, puedan creer sinceramente en el arte político y en la sabiduría de un Estado generador de la felicidad social? No pueden haber llegado a ese grado de estupidez, a pesar de toda su crueldad. La Iglesia y el Estado han sido en todos los tiempos grandes escuelas de vicios. La historia está ahí para atestiguar sus crímenes; en todas partes y siempre el sacerdote y el estadista han sido los enemigos y los verdugos conscientes, sistemáticos, implacables y sanguinarios de los pueblos.

Pero, ¿cómo conciliar dos cosas en apariencia tan incompatibles: los embusteros y los engañados, los mentirosos y los creyentes? Lógicamente eso parece difícil; sin embargo, en la realidad, es decir, en la vida práctica, esas cualidades se asocian muy a menudo.

Son mayoría las gentes que viven en contradicción consigo mismas. No lo advierten hasta que algún acontecimiento extraordinario las saca de la somnolencia habitual y las obliga a echar un vistazo sobre ellos y sobre su derredor.

En política como en religión, los hombres no son más que máquinas en manos de los explotadores. Pero tanto los ladrones como sus víctimas, los opresores como los oprimidos, viven unos al lado de otros, gobernados por un puñado de individuos a los que conviene considerar como verdaderos explotadores. Así, son esas gentes que ejercen las funciones de gobierno, las que maltratan y oprimen. Desde los siglos XVII y XVIII, hasta la explosión de la Gran Revolución, al igual que en nuestros días, mandan en Europa y obran casi a su capricho. Y ya es necesario pensar que su dominación no se prolongará largo tiempo.

En tanto que los jefes principales engañan y pierden a los pueblos, sus servidores, o las hechuras de la Iglesia y del Estado, se aplican con celo a sostener la santidad y la integridad de esas odiosas instituciones. Si la Iglesia, según dicen los sacerdotes y la mayor parte de los estadistas, es necesaria a la salvación del alma, el Estado, a su vez, es también necesario para la conservación de la paz, del orden y de la justicia; y los doctrinarios de todas las escuelas gritan: ¡sin iglesia y sin gobierno no hay civilización ni progreso!

No tenemos que discutir el problema de la salvación eterna, porque no creemos en la inmortalidad del alma. Estamos convencidos de que la más perjudicial de las cosas, tanto para la humanidad, para la libertad y para el progreso, lo es la Iglesia. ¿No es acaso a la iglesia a quien incumbe la tarea de pervertir las jóvenes generaciones, comenzando por las mujeres? ¿No es ella la que por sus dogmas, sus mentiras, su estupidez y su ignominia tiende a matar el razonamiento lógico y la ciencia? ¿Acaso no afecta a la dignidad del hombre al pervertir en él la noción de sus derechos y de la justicia que le asiste? ¿No transforma en cadáver lo que es vivo, no pierde la libertad, no es ella la que predica la esclavitud eterna de las masas en beneficio de los tiranos y de los explotadores? ¿No es ella, esa Iglesia implacable, la que tiende a perpetuar el reinado de las tinieblas, de la ignorancia, de la miseria y del crimen?

Si el progreso de nuestro siglo no es un sueño engañoso, debe conducir a la finiquitación de la Iglesia.

Presentación pública del proyecto de Casa Comunal, un nuevo Centro Social autogestionado para Iruñea, elaborado a partir del trabajo de más de cien personas y varios colectivos en las jornadas del 4 al 7 de mayo. En próximas fechas se presentará a los movimientos sociales y, después, a la nueva corporación municipal. 

Cuándo: el miércoles 8, a las 11:00
Dónde: Plaza de los Burgos

Convocan: KEM-MOC, Iruñerriko Gazte Mugimendua, Salhaketa, Asamblea Libertaria de la UPNA, Emakume Internazionalistak, Artamugarriak, Plataforma de Artistas Contemporáneos, Askapena, Lakabe, Oficina de Derechos Sociales de Iruñea (La Hormiga Atómica), AHT Gelditu Elkarlana, Euskal Herrian Euskaraz

Más información: http://etxekomunala.wordpress.com
http://etxekomunala.wordpress.com/proyecto

(…) Horren harira, Iruñerriko kolektibo gizarte erakunde eta norbanako ezberdinok gaztetxe baten beharraren inguruan hausnarketa egin dugu. Kooperazioa, askatasuna, sormena…ditugu oinarri, nola lortu ditzazkegu? Guztion artean eztabaidatu ondoren, gaztetxe baten beharra dugula ondorioztatu dugu, esparru aske eta autogestionatu bat. Horretarako Etxe Komunala eratu dugu, guztion artean, gaztetxe proiektua izango dena sortzeko asmoarekin. (…)

(…) Fruto de ese deseo de creación colectiva, diversas organizaciones sociales e individuos nos hemos preguntado por la necesidad que tenemos de construir un centro social, un gaztetxe, en Iruñea. Es decir, ¿qué tipo de infraestructuras y servicios necesitamos para producir más cooperación, más libertad, más autonomía, más creatividad, más alegría compartida? Y hemos constatado, al poner en común nuestras respuestas, que esta ciudad y sus movimientos sociales necesitamos un gaztetxe, un centro social, un espacio liberado y autogestionado. Esto nos ha llevado a que hoy estemos aquí individuos y organizaciones sociales diversas planteando la elaboración colectiva de un proyecto de Casa Comunal. Una plasmación en palabra escrita y en pasión compartida de esa Casa Comunal que servirá de espacio de encuentro y conspiración, de espacio cultural alternativo, donde experimentar nuevas formas de autoorganización fuera del Capital y
del Estado.(…)


Etxe Komunala… autogestioaren bidean

Iruzurra, xantaia, mehatxua barneratu genituen. Komunalak pribatizatu eta desagerrarazi ondoren, erresistentzia deuseztatzen saiatu ziren, haien lantegi xumeetan lan egitera behartu gintuzten, euren hauteskunde sistema komunala dena kudeatzeko era bakar moduan saldu ziguten. Jasan behar izan dugun azkenekoa kontsumismoaren inposaketa izan da, sortzen duen gogaitasuna eta zoritxarra desbideratzeko. Kapital fluxuen onuradunak bagina bezala zorpetzen gara. Haiek sortutako puxika erraldoi hau lehertu ta gero, pasatu egingo dela sinestarazi nahi digute, salbatuko gaituztela, zerbitzu publikoak pribatizatzen badira eta soldatak mantentzen badira, kaleratzeak humorez hartzen baditugu, dena diruaren kolorea izatera bueltatuko dela…Ez dugu parte hartu nahi iruzur honetan, ez dugu lehengora itzuli nahi!!

Gero eta argiago daukagu ez dagola krisitik ateratzerik kapitalismoa alde batera utzi gabe…eta kapitalismoaren amaiera elkarlanean datza. Urte askotan zehar gizartea banatzen saiatu dira (langabetuak langileegandik, prekarioak finkoengandik, migranteak bertakoengandik, gazteak zaharrengandik, emakumeak gizonengandik, “normalak” generanitzengandik). Hau da duten mekanismoa gure ametsak ekiditzeko, sistema eta azken finean bizimodu komunala ekiditzeko. Baina ezegonkortasuna konpartitzen denean, beldurra gainditzen denean, kidetasuna eta errebeldia sortzen dira. Urtarrilaren 27an egindako greban, amorrua kaleratu zen, Iruñean, ehundaka pertsonek espekulazio proiektu batean murgilduta zegoen etxebizitza bat okupatu zuten egoera salatzeko intentzioarekin. Bertan sortu zen Kapitalismotik at!, diskurtso antikapitalista aurrekari zuela bi egun geroago Errotxapeako lokal bat okupatu zuen iniziatiba hain zuzen ere.

Ez dugu presarik… hurbiltzen ari gara…

Horren harira, Iruñerriko kolektibo gizarte erakunde eta norbanako ezberdinok gaztetxe baten beharraren inguruan hausnarketa egin dugu. Kooperazioa, askatasuna, sormena…ditugu oinarri, nola lortu ditzazkegu? Guztion artean eztabaidatu ondoren, gaztetxe baten beharra dugula ondorioztatu dugu, esparru aske eta autogestionatu bat. Horretarako Etxe Komunala eratu dugu, guztion artean, gaztetxe proiektua izango dena sortzeko asmoarekin.

Horregatik Etxe Komunalaren Jardunaldiak prestatu ditugu, Tailer eta ekintza anitzak bilduko dituena. Aurretik, Sevillako Casas Viejas gizarte gunearen desalojoaren inguruko bideoa proiektatuko da Zabaldin Asteazkenean 20:00tan eta bertan egon ziren bi lagun izango ditugu gurean. Ostegunean, 19:00tan, NUPen jardunaldiei hasiera emango diegu hainbat gaztetxeetako esperientziekin. Ostiralean eta Larunbatean zehar, etxe ezberdinak izango ditugu NUPen eta Txantreako Auzotegian. Lurraldeen defentsa, feminismoaren papera autogestio proiektuetan, desobedientzia, eskola askeak, artea eta kultura izango ditugu besteak beste aipagai. Laister elkartuko gara denok Etxe Komunalean.

http://etxekomunala.wordpress.com/

etxekomunala@riseup.net

KEM-MOC, Iruñerriko Gazte Mugimendua, Salhaketa, Asamblea Libertaria de la UPNA, Emakume Internazionalistak, Artamugarriak, Plataforma de Artistas Contemporáneos, Askapena, Lakabe, Oficina de Derechos Sociales de Iruñea (La Hormiga Atómica), AHT Gelditu Elkarlana, Euskal Herrian Euskaraz


La Casa Comunal… en el camino de la autogestión

Comprendimos el engaño, el chantaje, la amenaza. Después de destruir y privatizar los comunales y de tratar de aniquilar la resistencia, nos obligaron a trabajar en sus miserables fábricas, nos obligaron a aceptar su sistema de representación electoral como único modo de gestión de los asuntos comunes. El último engaño fue cuando impusieron el consumismo para desviar los efectos del aburrimiento y la infelicidad que generan, para mantenernos atadas a su maquinaria. Nos endeudamos hasta creernos parte beneficiada de los flujos del capital y de la urbanización sin límites. Cuando todo esto ha vuelto a reventar por su lado nos intentan engañar de nuevo diciéndonos que todo pasará, que los brotes verdes, que vendrán al rescate, que si se privatizan los servicios públicos y contenemos los salarios, si ponemos buena cara cuando nos despidan, todo volverá a ser del color del dinero… ¡Pues no queremos ser partícipes de sus engaños ni queremos que todo vuelva a ser como antes!

Cada vez está más claro que no hay salida de la crisis sin salida del capitalismo… y el fin del capitalismo sólo pasa por desarrollar de forma definitiva la potencia de la cooperación. Durante ya muchos años nos han tratado de separar (a las paradas de las currelas, a los precarios de los fijos, a las migrantes de las autóctonas, a los jóvenes de los mayores, a las mujeres de los hombres, a los “normales” de las divergentes). Es la única manera que tienen de impedirnos imaginar y llevar a la práctica formas de vida y organización social comunales. Pero donde hay malestar compartido, donde se supera el miedo, donde surge la indignación, emergen la complicidad y la rebeldía. La Huelga General del 27 de enero sacó la rabia a la calle, y en Iruñea cientos de personas trataron de experimentar un relámpago de creación colectiva con la okupación-denuncia de un proyecto especulativo en el centro de la ciudad. Allí surgió kapitalismotik at!, iniciativa que, con su manifiesto anticapitalista por delante, okupó días después en la Rotxapea lo que pudo haber sido un espacio liberado desde donde construir autonomía y donde (re)inventar formas de recuperar los espacios sociales y bienes comunales que nos están siendo arrebatados.

No tenemos prisa… nos estamos acercando…

Fruto de ese deseo de creación colectiva, diversas organizaciones sociales e individuos nos hemos preguntado por la necesidad que tenemos de construir un centro social, un gaztetxe, en Iruñea. Es decir, ¿qué tipo de infraestructuras y servicios necesitamos para producir más cooperación, más libertad, más autonomía, más creatividad, más alegría compartida? Y hemos constatado, al poner en común nuestras respuestas, que esta ciudad y sus movimientos sociales necesitamos un gaztetxe, un centro social, un espacio liberado y autogestionado. Esto nos ha llevado a que hoy estemos aquí individuos y organizaciones sociales diversas planteando la elaboración colectiva de un proyecto de Casa Comunal. Una plasmación en palabra escrita y en pasión compartida de esa Casa Comunal que servirá de espacio de encuentro y conspiración, de espacio cultural alternativo, donde experimentar nuevas formas de autoorganización fuera del Capital y del Estado.

Para ello hemos organizado unas jornadas en las que, a través de diversos talleres, hablaremos y conoceremos experiencias distintas, abriendo así las líneas que atravesarán la Casa Comunal. Un previo con compañeras que participaron en la resistencia al desalojo del CSOA Casa Viejas de Sevilla (el miércoles a las 20:00 en Kalaska espazioa) y un encuentro con distintos centros sociales y gaztetxes (el jueves a las 19:00 en la upna) servirán de introducción a las más de diez casas-talleres que se desarrollarán durante la tarde del viernes (en la upna) y el sábado entero (en el centro comunitario Auzotegi, de la Txantrea). La defensa del territorio, la desobediencia civil, la cultura libre, las alternativas al castigo y la cárcel, el papel del feminismo en los procesos colectivos, el internacionalismo, la creación de cooperativas, el arte y la cultura, las luchas mestizas por los derechos sociales, la pedagogía libre… son algunos de estos talleres y sólo algunas de las cosas de las que queremos hablar y pensar en común. El resto y mucho más… próximamente, en la Casa Comunal.

http://etxekomunala.wordpress.com/

etxekomunala@riseup.net

KEM-MOC, Iruñerriko Gazte Mugimendua, Salhaketa, Asamblea Libertaria de la UPNA, Emakume Internazionalistak, Artamugarriak, Plataforma de Artistas Contemporáneos, Askapena, Lakabe, Oficina de Derechos Sociales de Iruñea (La Hormiga Atómica), AHT Gelditu Elkarlana, Euskal Herrian Euskaraz.