EL_SOL_SEGUIRÁ_AMANECIENDO.

noviembre 8, 2011

Grecia: Nuevo enjuiciamiento contra lxs miembros de la O.R. CCF y el anarquista revolucionario Theofilos Mavropoulos.

Hace algunos días que recibimos en las cárceles donde estamos encerradxs, unas llamadas de la unidad antiterrorista sobre la realización de una investigación preliminar. Esta investigación se refiere a nuestro posible enjuiciamiento de acuerdo con el artículo 184 del Código Penal, según lo cual: “Quien de cualquier manera pública provoca o motiva a un delito mayor o menor, se castiga con pena de prisión de hasta 3 años”. La investigación se refiere al texto de solidaridad con el ateneo anarquista Nadir, que habíamos publicado.

La persecución policial de textos no es algo nuevo en los círculos de la anarquía insurreccionaria. Al contrario, existen precedentes de casos de persecuciones similares en países como Italia, Chile etc. donde  la presencia de compañerxs que promueven la acción directa es fuerte.

El objetivo común de la moderna policía internacional del pensamiento es la prevención de la propaganda anarquista por el hecho y la difusión de nuestras ideas.

Es por eso que en estos casos no vacilan en quitarse la aburguesada máscara democrática que supuestamente permite “el libre flujo de la expresión y de las ideas”.

De este modo se esfuman las últimas ilusiones que algunxs puedan conservar. Las cosas han quedado claras: la acción o el discurso anarquista será ilegal o nada!

En este momento el plan piloto de la nueva policía del pensamiento se aplica contra nosotrxs que estamos encarceladxs como miembros de la organización revolucionária anarquista CCF y contra el compa Theofilos Mavropoulos.

Es seguro que en el futuro esta estrategia de represión preventiva y persecución de textos se aplicará contra los ateneos anarquistas y los proyectos autoorganizados que defienden y difunden los principios anarquistas.

Al mismo tiempo, esta nueva persecución es un último ensayo de la nueva ley antiterrorista que quiere implementar el Estado.

La nueva ley antiterrorista es de verdad una actualización represiva del artículo 184 para establecer la represión preventiva de la expresión subversiva. Según estas disposiciones la publicación y la distribución de manuales prácticos de acción o de textos que promuevan la guerrilla urbana anarquista, serán tratadas como “actos terroristas” y serán castigadas con años de prisión.

El Poder, de esta manera, pretende medir las reacciones y los silencios.

Sin embargo, no es la primera vez que nos enfrentamos contra lxs policías y lxs fiscales del pensamiento. Hace unos meses que se ha desatado una nueva persecución en contra de nuestrxs hermanxs Olga Oikonomidou y Giorgos Polydoros, que habían firmado como miembros de CCF en el folleto internacional “El Sol seguirá amaneciendo”. Esta firma fue la única prueba contra ellxs, para añadir sus nombres en el expediente del caso del envío de 14 paquetes incendiarios a embajadas y organizaciones internacionales de la policía-fiscalía, que había asumido nuestra organización.

Todo esto forma nuevos entramados en el nudo gordiano jurídico que se ha envuelto alrededor de CCF. Los policías de la unidad antiterrorista en cooperación con los investigadores especiales de la fiscalía que están encargados de nuestra persecución, están creando como rehén nuevos enjuiciamientos contra nosotrxs. Es obvio que no es accidental el nuevo enjuiciamiento que se han inventado en contra de nuestro compa Haris Hadzimihelakis, acusado de ser el instigador del caso de los paquetes (sin la existencia siquiera de “pruebas” de intercepciones telefónicas), antes justo de su prevista liberación por haberse alcanzado el límite de prisión preventiva de 18 meses.

Paralelamente, el Estado ha lanzado hasta el momento 4 diferentes juicios contra CCF, que serán realizados en el futuro. Leer más »

 

Chomsky: Ocupemos el futuro.

Este artículo está adaptado de una charla de Noam Chomsky en el campamento Occupy Boston como parte de una serie de conferencias en memoria de Howard Zinn (historiador, activista y autor de A People’s History of the United States).

Pronunciar una conferencia Howard Zinn es una experiencia agridulce para mí. Lamento que él no esté aquí para tomar parte y revigorizar a un movimiento que hubiera sido el sueño de su vida. En efecto, él puso buena parte de sus fundamentos.

Si los lazos y las asociaciones que se están estableciendo en estos notables eventos pueden sostenerse durante el largo y difícil periodo que les espera –la victoria nunca llega pronto–, las protestas de Occupy podrían representar un momento significativo en la historia estadounidense.

Nunca había visto nada como el movimiento Occupy, ni en tamaño ni en carácter. Occupy está tratando de crear comunidades cooperativas que bien podrían ser la base para las organizaciones permanentes que se necesitarán para superar las barreras por venir y la reacción en contra que ya se está produciendo.

Que el movimiento Occupy no tenga precedentes es algo que parece apropiado, pues esta es una era sin precedentes, no sólo en estos momentos, sino desde los años setenta.

Los años setenta fueron decisivos para EEUU. Desde que se creó el país, este ha tenido una sociedad en desarrollo, no siempre en el mejor sentido, pero con un avance general hacia la industrialización y la riqueza.

Aun en los periodos más sombríos, la expectativa era que el progreso habría de continuar. Apenas tengo la edad necesaria para recordar la Gran Depresión. A mediados de los años treinta, aunque la situación objetiva era mucho más dura que hoy, el espíritu era bastante diferente. Se estaba organizando un movimiento obrero militante –con el Congreso de Organizaciones Industriales (CIO) y otros– y los trabajadores organizaban huelgas con plantones, a un paso de tomar las fábricas y manejarlas ellos mismos.

Debido a las presiones populares, se aprobó la legislación del New Deal. La sensación que prevalecía era que saldríamos de esos tiempos difíciles.

Ahora hay una sensación de desesperanza y a veces de desesperación. Esto es algo bastante nuevo en nuestra historia. En los años treinta, los trabajadores podían prever que los empleos regresarían. Ahora, los trabajadores de manufactura, con un desempleo prácticamente al mismo nivel que durante la Gran Depresión, saben que, de persistir las políticas actuales, esos empleos habrán desaparecido para siempre.

Ese cambio en la perspectiva estadounidense ha evolucionado desde los años setenta. En un cambio de dirección, varios siglos de industrialización se convirtieron en desindustrialización. Claro, la manufactura siguió, pero en el extranjero; algo muy lucrativo para las empresas, pero nocivo para la fuerza de trabajo.

La economía se centró en las finanzas. Las instituciones financieras se expandieron enormemente. Se aceleró el círculo vicioso entre finanzas y política. La riqueza se concentraba cada vez más en el sector financiero. Los políticos, ante los altos costes de las campañas, se hundieron más profundamente en los bolsillos de quienes los apoyaban con dinero.

Y, a su vez, los políticos los favorecieron con políticas beneficiosas para Wall Street: desregulación, cambios fiscales y relajamiento de las reglas de administración corporativa, lo cual intensificó el círculo vicioso. El colapso era inevitable.

En 2008, el Gobierno salió una vez más al rescate de empresas de Wall Street que supuestamente eran demasiado grandes para quebrar, con dirigentes demasiado grandes para ser encarcelados.
Ahora, para la décima parte del 1% de la población que más se benefició de todos estos años de codicia y engaños, todo está muy bien.
En 2005, Citigroup –que, por cierto, ha sido objeto en repetidas ocasiones de rescates por parte del Gobierno– vio en el lujo una oportunidad de crecimiento. El banco distribuyó un folleto para inversionistas en el que los invitaba a poner su dinero en
algo llamado el índice de la plutonomía, que identificaba las acciones de las compañías que atienden al mercado de lujo.
“El mundo está dividido en dos bloques: la plutonomía y el resto”, resumió Citigroup. “EEUU, Gran Bretaña y Canadá son las plutonomías clave: las economías impulsadas por el lujo”.

En cuanto a los no ricos, a veces se los llama “la periferia”: el proletariado que lleva una existencia precaria en la periferia de la sociedad. Esa periferia, sin embargo, se ha convertido en una proporción sustancial de la población de EEUU y otros países.

Así, tenemos la plutonomía y el precariado: el 1% y el 99%, como lo ve el movimiento Occupy. No son cifras literales, pero sí es la imagen exacta.

El cambio histórico en la confianza popular en el futuro es un reflejo de tendencias que podrían ser irreversibles. Las protestas de Occupy son la primera reacción popular importante que podría cambiar esa dinámica.

Me he ceñido a los asuntos internos. Pero hay dos peligrosos acontecimientos en la arena internacional que opacan todo lo demás.

Por primera vez en la historia, hay amenazas reales a la supervivencia de la especie humana. Desde 1945 hemos tenido armas nucleares y parece un milagro que hayamos sobrevivido. Pero las políticas del Gobierno de Barack Obama y sus aliados están fomentando la escalada.

La otra amenaza, claro, es la catástrofe ambiental. Por fin, prácticamente todos los países del mundo están tomando medidas para hacer algo al respecto. Pero EEUU está avanzando hacia atrás. Un sistema de propaganda, reconocido abiertamente por la comunidad empresarial, declara que el cambio climático es un engaño de los liberales. ¿Por qué habríamos de prestarles atención a estos científicos?

Si continúa esta intransigencia en el país más rico y poderoso del mundo, no podremos evitar la catástrofe.
Debe hacerse algo, de una manera disciplinada y sostenida. Y pronto. No será fácil avanzar. Es inevitable que haya dificultades y fracasos. Pero a menos que el proceso que está ocurriendo aquí y en otras partes del país y de todo el mundo continúe creciendo y se convierta en una fuerza importante de la sociedad y la política, las posibilidades de un futuro decente serán exiguas.

No se pueden lanzar iniciativas significativas sin una base popular amplia y activa. Es necesario salir por todo el país y hacerle entender a la gente de qué se trata el movimiento Occupy; qué puede hacer cada quién y qué consecuencias tendría no hacer nada.

Organizar una base así implica educación y activismo. Educar a la gente no significa decirle en qué creer: significa aprender de ella y con ella.

Karl Marx dijo: “La tarea no es sólo entender el mundo, sino transformarlo”. Una variante que conviene tener en cuenta es que, si queremos cambiar el mundo, más nos vale entenderlo. Eso no significa escuchar una charla o leer un libro, si bien eso a veces ayuda. Se aprende al participar. Se aprende de los demás. Se aprende de la gente a la que se quiere organizar. Todos tenemos que alcanzar conocimientos y experiencias para formular e implementar ideas.

El aspecto más digno de entusiasmo del movimiento Occupy es la construcción de vínculos que se está dando por todas partes. Si pueden mantenerse y expandirse, el movimiento Occupy podrá dedicarse a campañas destinadas a poner a la sociedad en una trayectoria más humana.

 

 

 

Los referéndums: Último recurso de la opresión democrática .[1]

Ante el actual panorama político-social, en el que cada vez son más las Organizaciones que se unen a las diferentes propuestas políticas de realizar referéndums (privatización del agua, Plan Bolonia…) nos parece necesario hacer algunas aportaciones a este campo para destapar el verdadero papel que juegan los referéndums. El referéndum, posicionamiento último del pueblo [2] (dentro de la dicotomía pueblo-poder), supone uno de los recursos más valiosos de las “democracias” para afianzar su fuerza y asegurar su credibilidad. Es muy importante no olvidar que la “democracia” intenta anular en los individuos su capacidad de iniciativa, los referéndums son el último reflejo de lo que exponemos: el referéndum se origina a raíz de una decisión política, no a raíz de una necesidad concreta. Cuando se ha generado un descontento social importante, los políticos intentan arrastrar a su campo toda una serie de movilizaciones sociales.

El principal papel de los referéndums es transformar a todo un movimiento social en un mero porcentaje, cambiar los individuos organizados, con todas sus capacidades, para reducirlos a números, con dos opciones: sí o no. Cumplen el papel de, una vez más, llevar al campo de la política la lucha social para así eliminarla; ofrecer el Parlamento como la única vía posible. Repetimos, una vez más, la única posibilidad de cambio surge de la auto-organización.

Este hecho supone un problema mayor en la medida en que no sólo desde dentro del Parlamento surgen esas tentativas, sino que éstas se reproducen en aquellas Organizaciones que orientan la movilización a un fin político; en este caso los referéndums.

La preparación del referéndum

El referéndum no es un hecho que surja por la petición de las Organizaciones movilizadas, sino una respuesta conciliadora de la clase política. Eso sí, una vez que se ha estudiado el tema y se han visto índices de viabilidad. En temas particulares con un gran descontento general no se realizan referéndums, sino después de una gran campaña de propaganda. No olvidemos, como ya comentábamos en el Suplemento 5 de Germinal Libertario: Monográfico contra los Medios de Comunicación, que la clase política cuenta con la disposición de los Medios de Comunicación y, por ello, prácticamente del monopolio informativo.

De esta forma, se bombardeará a les “ciudadanes” con toda aquella información favorable a los intereses políticos: Manipulación de las propuestas “alternativas”: Por ejemplo a través de las criminalización de las acciones sociales en los telediarios (de forma que la “opinión pública valore el parlamento como única vía), creando falsos debates televisivos en los que sólo se muestran las posturas oficiales o si se muestra otra diferente es en un marco de marginación (intentando significarla de este modo en la sociedad) o de ridiculización (los casos de manipulación directa de intervenciones son numerosos, ¿qué se esperaba?), mostrar el lado opuesto al del campo político como algo idealizado (es decir sin base real), esto no es, en muchas ocasiones, una manipulación intencionada, sino la muestra de que el sistema político ha hecho ya efecto directamente en gran parte de la Sociedad.

La creación de la necesidad

Se intenta de esta forma que la propuesta política aparezca como algo necesario aún no siéndolo. Es un esfuerzo por hacer partícipe a la gente del sistema de representación para que este no pierda legitimidad. Este hecho de crear una necesidad ficticia se ve claro en el referéndum de 1986: el PSOE, que durante la campaña electoral se posicionó en contra de la incorporación de España en la OTAN (“OTAN, de entrada NO” decía el lema) y que obtuvo el 48% de los votos en las elecciones de 1982, fue el que impulsó cuatro años más tarde el referéndum en el que el sí obtuvo el 52% (todo ello obviando las cifras de Abstención).

La creación del miedo

Ante situaciones concretas, la finalización de un régimen dictatorial, por ejemplo; los referéndums se constituyen no sólo como elementos “legitimadores” sino además como limitadores, volviendo a esa idea de dicotomía del referéndum de la que no se puede salir. Un ejemplo transparente de ello es el referéndum sobre la “Ley para la Reforma Política”. Este referéndum, que en caso de aprobarse abriría las puertas al camino de la “Transición” (Ver Suplemento 2 de Germinal Libertario), tenía el claro papel de intimidar a la población española: por un lado se ofrecían dos únicas posibilidades: democracia o dictadura, y se hacía en unos momentos de represión importantes (Asesinato de Salvador Puig Antich en 1974, Fusilamientos de Txiki, Otaegui y “los tres del FRAP” en 1975, Montejurra en 1976…), de esta forma se jugaba con el miedo al “no” identificándolo con un “sí” al franquismo. Ni que decir tiene que este referéndum sirvió para legitimar el Estado “democrático” para que este continuara haciendo lo mismo que el anterior (Matanza de Atocha en 1977, asesinato de Agustín Rueda y Caso Scala en 1978…).

La celebración del referéndum: El caso europeo

Un caso aparte es el referéndum realizado para la aprobación de la Constitución europea. Este acontecimiento refleja claramente nuestra posición respecto a los referéndums: estos son solamente convocados cuando su resultado es positivo para los intereses de la clase política. Los referéndums convocados para la Constitución europea fueron negativos y, sencillamente, se paralizaron. En el Estado español, en el que la participación en referéndums ha ido cayendo de forma progresiva (77% en 1976, 67% en 1978, 59,4 en 1982 y 42% en 2005), el resultado fue a favor, aunque el referéndum ni tan si quiera era vinculante. Sin embargo, el proceso se paralizó cuando en Francia e Irlanda el resultado mayoritario fue el no. Ante esto, el parlamento europeo comenzó el estudio de una nueva reforma para el Tratado.

Esto pone en evidencia que los referéndums no sirven para expresar la voz del pueblo sino para canalizar, a través de ésta, la opinión de les polítiques. Sin embargo, la fuerza del proletariado reside en su capacidad de organización no en su capacidad de “decisión”.[3]


[1] El Grupo Bandera Negra ha reeditado este texto de las Juventudes Anarquistas de León en un panfleto actualizado, el texto original es de Junio de 2009. Puedes descargarlo aqui.

[2] Las referencias hechas en todo el artículo al concepto “pueblo” no nos propias, sino que las hemos adoptado para adaptarnos al lenguaje de la “democracia”, dentro de la cual los conceptos pueblo y poder aparecen como una dicotomía. Desde nuestro punto de vista, esta dicotomía es inconclusa ya que el concepto “pueblo” se nos antoja como una idea, dentro de la concepción “democrática”, interclasista.

[3] Extrapolado del panfleto “El referéndum: Un paso más hacia Bolonia” de la Sección de Estudiantes del Sindicato de Oficios Varios de León (CNT-AIT). Está claro que ponemos en tela de juicio, cuanto menos, que el proletariado tenga alguna capacidad de decisión en los mecanismos políticos.

___________________________________________________

Abstención activa contra la democracia.

La postura que ha defendido el Anarquismo ante las elecciones siempre
ha sido la misma: la abstención. El no reconocimiento de la llamada
legalidad democrática y, por tanto, la no participación en ninguna de
sus instituciones, como colectivo, ni en ninguno de sus cauces, como
individuos. Esta postura ha tenido algunos momentos históricos de gran
repercusión, tanto en el plano social como político, como por ejemplo
en la década de los treinta, pero en las últimas décadas ha sufrido un
ataque por parte de los agentes políticos y comunicadores del Sistema.
Este ataque ha intentado desvincular la abstención de cualquier tipo
de posicionamiento social, político o ideológico; reconociendo de esta
forma la exclusividad de la participación social dentro de los cauces
de la representatividad. Sin embargo, en los últimos meses ha tomado
especial relevancia en el Estado español el panorama político y
social.

En un país en el que parecía que las inquietudes sociales y políticas
habían quedado relegadas a una serie de profesionales, ha emergido un
movimiento popular, considerado propiamente como “ciudadano”, que puso
en las primeras páginas de los periódicos oficiales la denuncia de una
serie de irregularidades que en los últimos tiempos están tornándose
insoportables para la clase proletaria; que, en nuestra opinión, son
fruto inherente de los sistemas jerárquicos.

Este movimiento ha dado una especial importancia, desde nuestro punto
de vista inmerecida, a la actitud que hemos de tomar los individuos
ante las elecciones; municipales en su momento, generales en la
actualidad. Y han intentado, desde nuestra opinión, reconducir el
descontento de les trabajadores y demas proletaries hacia los cauces
democráticos, continuando y asumiendo el discurso establecido desde el
Sistema. Se han puesto en la palestra opciones hasta el momento
ampliamente minoritarias como el voto nulo o el voto en blanco,
intentando asumir para la democracia representativa a aquellos
sectores descontentos con la política actual, en una especie de
regeneración de la representatividad.

De esta forma se da una nueva imagen al Sistema, los sectores
descontentos con los políticos parece que ya no están en desacuerdo
con el Sistema por éstos generado, y base de todas las atrocidades
cometidas contra les proletaries. Simplemente quieren que se vayan
unos políticos para que vengan otros a hacer lo mismo, una especie de
ensayo conductista que parece tener como intención desmovilizar a la
clase proletaria por agotamiento o desilusión.

Ni que decir tiene que ha sido fundamental el papel jugado por los
profesionales de la política ante esta situación. Por un lado el
Partido Socialista, autointitulado como representante mayoritario del
progresismo ha intentado maquillar su discurso político con algunas
medidas populistas, intentando acercar a su seno a aquellos sectores
de la izquierda más simplona que se camuflan bajo aquel tradicional
lema del “voto útil”. Por otro lado, Izquierda Unidad y otros partidos
aún más minoritarios, han intentado aglutinar adeptos bajo su programa
político a través de la materialización del viejo dicho de “pescar en
río revuelto”.

En todos los casos, lo que se intentó de forma generalizada fue asumir
como propio un movimiento que, en la teoría, estaba desideologizado y
despolitizado; demostrando, en realidad, que asumía la ideología del
sistema y hacía el juego a partidos extra o cuasi-extraparlamentarios,
poniendo en tela de juicio la veracidad de su apolitización. De esta
forma, parecía que todes tenían cabida bajo el lema de reivindicación
de una democracia real. Desde les que defienden la dictadura de los
mercados hasta les que defienden la dictadura del proletariado,
incluso, y a nuestro pesar, parecía que aquelles que abogan por la
abolición del Estado y toda forma de autoridad también se sumaban a
las demandas de una democracia más eficaz para ponerla al servicio de
los intereses de una clase consumista.

Nosotres, rehusando cualquier tipo de posibilismo, nos declaramos
abiertamente antidemócratas. Estamos en contra de la democracia
representativa, porque no creemos en ningún tipo de delegacionismo y
estamos convencidos de que éste siempre deriva en la usurpación del
interés personal. Del mismo modo estamos en contra de la llamada
democracia directa, porque esta, por no erradicar el sistema de
votación, deriva en la sumisión del individuo a la llamada voluntad
colectiva que no tiene porqué representarle. Toda democracia supone la
imposición de una mayoría, a lo sumo, sobre un minoría.

Así, dentro de ese obnubilamiento intelectual que genera la democracia
a su alrededor, y bajo el cual férrees defensores de estructuras
diferentes, dentro de los Sistemas jerárquicos, se autointitulan como
incondicionales defensores de los valores democráticos; nosotres nos
negamos a sumarnos a esa corriente unitaria y tendenciosa. La
democracia, en realidad, no se diferencia, al menos en este aspecto,
de otros regímenes totalitarios. Pues si bien en estos se condena a
través del castigo físico a sus detractores, en la democracia, además,
se les condena a través del ostracismo ideológico, siendo considerades
una especie de detractores del género humano.

A nosotres no nos vale la reforma del sistema electoral o la creación
de listas abiertas, no nos vale con mejorar un Sistema con el que no
estamos de acuerdo. Nos es indiferente el valor que el Sistema quiera
dar a nuestra voz, porque lo que pretendemos es que nadie pueda
cuantificar nuestra opinión cuantitativamente; sino que sea
considerada cualitativamente por nuestros iguales. Cuestión ésta que
no puede conseguirse en ningún sistema de votación, sino en un sistema
de asambleas horizontales que funcionen por consenso unánime.

Porque no creemos que sea posible, en ningún modo, que la delegación
en una serie de individuos suponga otra cosa que la enajenación del
interés de los individuos a merced del interés propio de un individuo,
sujeto, de forma generalizada, no sólo a presiones externas, como
mercados o intereses de grandes emporios, sino también a favores
personales.

Tampoco creemos que sea viable el ideal de democracia. Pues, a pesar
que entendemos que las situaciones actuales de corrupción y
desentendimiento de la clase política son inherentes al sistema de
representación, no damos por bueno ningún tipo de delegación que no
sea asumido bajo un mandato conciso, emanado de una asamblea
horizontal y siempre con la posibilidad de revocación. Es decir, solo
entendemos la delegación cuando ésta no tiene ningún margen de
actuación fuera de lo emanado de forma consensuada. Pues es ésta la
única posibilidad de que los intereses de los individuos permanezcan
blindados ante cualquier intento de enajenación o desvirtuamiento.

No nos vale, pues, con actuar dentro de los cauces legalmente
establecidos, no atendemos a ningún tipo de imposición ajena a
nosotres mismes y a la propia razón. Hacemos un llamamiento a la
reflexión, a la coherencia, a la abstención, al boicot y al sabotaje
de todo tipo de elecciones y al fortalecimiento de las organizaciones
anarquistas para seguir recorriendo el camino de la revolución social
hacia el Comunismo Libertario.

¡Salud, Organización y Revolución Social Anarquista!

Federación Ibérica de Juventudes Anarquistas (F.I.J.A.)

www.nodo50.org/juventudesanarquistas/

Conspiración de las Células del Fuego (CCF) fracción de la Federación Anarquista Informal de México (FAI-M)

“Compañerxs a llegado el momento del ataque, lxs que no se sumen que no estorben. Esta lucha es hasta las ultimas consecuencias, hasta la Liberación total”

fuego a walmart

Celulas del fuego reivindican incendio contra un walmart en Veracruz.


A lxs incendiarixs y antagonistas afines
Cuarto comunicado de la CCF-FAI, México:
¡Ni enojadxs ni indignadxs ni pedinches! ¡Incendiarixs en guerra contra toda autoridad!
¡Toda nuestra solidaridad con el compañero Gabriel Pombo da Silva!
¡Celebramos dos meses de ataques directos al capital y el Estado!
¡Contra el sistema de dominacion!
¡Por la Liberaccion Total!

A las 6.23 PM del día de ayer, nuevamente el fuego liberador ardio donde mas les duele, destruyendo la mercancía. La Conspiracion de las Células del Fuego (CCF) fraccion de la Federacion Anarquista Informal de México (FAI-M) seccion veracruz dio vida al fuego liberador en el Wall Mart ubicado en Universidad y avenida Las Palmas en el corazón de Coatzacoalcos, Veracruz. Con este nuevo ataque reivindicamos al compañero Gabriel Pombo da Silva (secuestrado en la carcel de Aachen) y exigimos al estado aleman y español su pronta liberacion. Tambien nos solidarizamos con nuestra compañera Tamara, con lxs compas del Caso Bomba en $hile, con lxs compas prisioneros de la Conspiracion de las Células del Fuego en Grecia y con todxs nuestrxs compañerxs secuestradxs por el Estado en México y el mundo.

En 45 dias de conformarse esta nueva coordinacion de lucha antagonista hemos gopeado al sistema de dominacion enseñando que la lucha es posible porque el sistema es vulnerable. Dejemos atras el miedo y la indignacion de lxs pedinches. Pasemos a la lucha decidida contra la dominacion. No queremos trasformar al capital y al Estdo, no queremos trasformar sus leyes, no queremos mejoras, no queremos trasformar la tecnologia, no queremos transformar la dominacion QUEREMOS DESTRUIRLA!!!!!

No nos importan las disque diferencias entre los partidos electoreros ni las mentiras y promesas de Peña Nieto, AMLO, Marcelo o Vasquez Mota PARA NOSOTRXS NO HAY DIFERENCIAS PORQUE LUCHAMOS CONTRA LA DOMINACION SEA DE DERECHA DE IZUIERDA, POPULISTA o REVOLUCIONARIA.

Compañerxs a llegado el momento del ataque, lxs que no se sumen que no estorben. Esta lucha es hasta las ultimas consecuencias, hasta la Liberacion total

¡Ni enojadxs ni indignadxs ni pedinches somo Incendiarixs!

¡Todxs somos la Conspiración de las Células del Fuego!

La CCF no es una ORGANIZACION ni tampoco una unica agrupacion sino la expression de la rabia y el desprecio de lxs antagonistas hacia la dominacion y sus intituciones.

Extiende la Conspiracion de la Células del Fuego solo necesitas tener ganas de luchar por la liberacion total, gasolina y cerillos.

Hemos iniciado la guerra contra el orden existente

¡Viva la lucha antagonista!
CCF/FAI-México

Cronologia de acciones:

15 de septiembre, se conformó la Conspiración de las Células del Fuego (CCF) fracción de la Federación Anarquista Informal de México (FAI-M) entre grupos de afinidad y afines de varios estados mexicanos.

16 de septiembre, la Célula Incendiaria de la CCF-edo.méx.realiza 3 incendios simultáneos en la colonia alce Blanco de la zona industrial del municipio de Naucalpan. El fuego liberador destruyó la mercancia quedando consumida por las llamas Textiles Suburbia,CV Directo y TF Victor.

27 de septiembre, las células del Distrito Federal dieron vida al fuego liberador en la bodega ubicada en Avenida Pacífico, entre Miguel Ángel de Quevedo y Eje 10 Sur, delegación Coyoacán, Distrito Federal.
28 de septiembre, ataque incendiario contra el Conalep, plantel Aeropuerto, ubicado en calles de la Tercera Sección de Arenal, delegación Venustiano Carranza, Distrito Federal. CCF-df

30 de septiembre, en una acción coordinada entre las células del df y las células del estado de Jalisco, la Conspiración de las Células del Fuego-de(CCF) atacó simultanemente al capital en el DF y Jalisco, incendiando el Wall Mart ubicado en la calle Luis Donaldo Colosio, colonia Buenavista, delegación Cuauhtémoc en el DF y el centro comercial Pabellón de la avenida Patria en Guadalajara, Jalisco.

6 de octubre, ataque incendiario a bodega maderera de la avenida Industria Nacional de la colonia Alve Blanco en la zona industrial del municipio de Naucalpan, estado de México.

25 de octubre, en una acción coordinada entre las células del edo. méx y las células del estado de Veracruz, la Conspiracion de las Células del Fuego(CCF) ataco simultánemente en Naucalpan, edo. mex y Coatzacoalcos,Veracruz, incendiando la Fábrica Butonia, nuevamente en la zona industrial Alce Blanco en el municipio de Naucalpan y el Wall Mart en la ciudad de Coatzacoalcos, Veracruz

Con nuestras acciones de propaganda por los hechos reivindicamos al compañero Gabriel, al compañero Tortuga, a la compañera Tamara, a nuestrxs compañerxs presxs en México y el mundo.

¡Saludos a lxs compañerxs de las Células Autonomas de la Revolución Inmediata( CARI-PG),a lxs compañerxs de Individualidades Tendiendo a lo Salvaje (ITS)y a todos los grupos de acción anarquista!

¡Vivan los grupos insurreccionalistas y eco-anarquistas en lucha!
Comenzo la lucha, hagamos que se extienda a todos los rincones
¡Todxs somos complices de la Conspiracion de las Células del Fuego!
¡Viva la Conspiracion de las Células del Fuego! (CCF)
¡Viva la Federación Anarquista Informal de México!
¡Viva el fuego liberador y la polvora vindicadora!
¡Fuerza, compañerxs secuestradxs por el “Caso bombas”!
¡Fuerza, compañerxs encarceladxs de la Conspiracion de las Células de Fuego!
¡Fuerza, compañerxs de Epanastatikos Agonas!
¡Fuerza, compañero Tortuga!
¡Fuerza, compañera Tamara!
¡Fuerza, compañero Gabriel!¡Estamos contigo!
¡Contra el sistema tecnológico de dominación!
¡Por la demolición de las prisiones!
¡Por la Liberacion Total!
¡Por la coordinación internacional anarquista!
¡Por la Anarquía!

Conspiracion de las Células del Fuego/Federacion Anarquista Informal (CCF-FAI)-México.

26 de octubre 2011.

Culmine.

yaoyotl

Yaoyotl.

Publicación por la liberación animal y de la tierra # 1

Esta es una revista enfocada hacia el movimiento de liberacion de la tierra y animal.El contenido es variado con temas sobre seguridad activista, historia del FLT/ELF, criticas constructivas, problemas locales y mas. Este zine esta hecho por la liberacion total.

Editorial:

Lo que tienes aquí presente es el primer numero de esta publicación que lleva por nombre “Yaoyotl” que significa “Guerra” en la lengua náhuatl, ya que esta revista pretende ser un medio de guerra declarada contra la dominación y explotación de la naturaleza y quienes habitamos en ella. La inquietud de editar una publicación de estos términos parte de la necesidad de difusión de las ideas y principios del FLT y FLA así como también la difusión de la lucha contra la explotación de la naturaleza y de los animales hecha desde diversas perspectivas y practicas. Incluimos en esta revista textos, criticas, historias, etc. sobre nuestr@s enemig@s que actualmente están asesinando al planeta y el deterioro ambiental que causan, experiencias de acciones y guerrer@s a nivel internacional y local, estrategia para la lucha, compañer@s pres@s que han caído en las garras del estado y reflexiones constructivas.

Algunos textos que conforman esta publicación fueron tomados y traducidos: de la revista estadounidense “Resistance” se extrajo el texto “Liberación de la Tierra: movimiento, estrategia y dirección”, y también el articulo titulado “seguridad del activista en la época digital”. El articulo sobre la cultura de seguridad es un extracto y traducido de un fanzine canadiense llamado “Security culture: a handbook for activists”, además el texto titulado “Frente de Liberación de la Tierra: historia, principios, dirección, objetivos” fue tomado del libro “Encendiendo la llama el ecologismo revolucionario”.

Esperamos esta publicación cumpla con su finalidad que es orientar e incitar a dar un paso mas en la lucha directa y objetiva por la liberación animal y de la tierra. Para cualquier colaboración puedes contactar escribiendo a la siguiente dirección de e-mail: revista_yaoyotl@riseup.net

Link mediafire:
http://www.mediafire.com/?gfp3c3odffuzi4r

___________________________

SOBRAS DE PRODUCCIÓN.

Crónicas parciales y reflexiones sobre la devastación de un territorio y las revueltas de Napoles (2006 – 2008).


“Aquí, en la región de Campania,(Nápoles) el problema es más evidente porque vivimos literalmente sumergidos en la basura, pero en otras zonas la situación no es mucho mejor. Los vertederos están casi saturados en todo el territorio nacional, zonas enteras del país han sido contaminadas y las enfermedades relacionadas con la exposición a productos tóxicos aumentan con un ritmo alarmante. En conclusión, el capitalismo nos está exterminando.”

_______________________________________________________


La caldera griega.

junio 23, 2011

Este movimiento no puede ser reducido a una protesta moral. Es, al contrario, revelador de una profunda crisis de legitimidad del sistema político y del estado como tales.S
tathis Kuvelakis.

Grecia está de nuevo en primer plano de la actualidad internacional: el hecho no tiene ya nada de sorprendente. Esta vez no se trata simplemente de la deuda o de las entregas de la llamada “ayuda” de la Unión Europea y del FMI, sino de las reacciones que esas realidades esconómicas suscitan entre una población traumatizada por un año de “terapia de choque” neoliberal.

En esto también, nada hay de extraño: Grecia tiene una rica tradición de protesta social y de insurrecciones. Resistencia masiva contra la ocupación nazi, luchas contra el feroz Estado policial que sucedió a la guerra civil de 1944-1949, levantamiento de los estudiantes y los trabajadores contra el régimen militar en noviembre de 1973, otros tantos jalones que modelan la memoria popular. En diciembre de 2008, anunciando los movimientos en curso, la juventud de Atenas y de los centros urbanos se rebeló como consecuencia del asesinato de un estudiante de bachiller por la policía, expresando la extensión del malestar social, antes incluso de que estallara la crisis de la deuda.

Los acontecimientos de la semana pasada, y más en particular la movilización en la calle del 15 de junio de 2011, que han hecho vacilar al gobierno, se explican por la conjunción de dos fenómenos. De un lado, una movilización sindical clásica, culminando en una jornada de huelga general de los sectores privado y público convocada por las confederaciones sindicales, burocratizadas pero aún bastante poderosas (afilian a alrededor de un asalariado de cada cuatro). Ciertamente, desde el voto por el Parlamento, el 6 de mayo de 2010, del famoso “memorándum” concluido entre el gobierno griego, la UE, el FMI, el país ha contado con no menos de once jornadas similares, con una participación a menudo importante, pero resultados poco más o menos nulos. Si esta última jornada del 15 de junio fue un éxito impresionante (de fuente sindical, la participación habría oscilado según los sectores entre el 80% y el 100%), y los cortejos imponentes, la razón hay que buscarla del lado de un nuevo actor, que ha entrado en escena el 25 de mayo pasado.

Ese día, como consecuencia de un llamamiento inspirado en los “indignados” de España, decenas de miles de personas afluyeron a las principales plazas del país y permanecieron en ellas hasta el amanecer. Una multitud heterogénea, mayoritariamente constituida por electores decepcionados de los dos grandes partidos (conservador y socialista) que se alternan en el poder desde hace más de tres decenios, sale por primera vez a la calle para clamar su cólera contra el gobierno y el sistema político.

Las consignas apuntan ante todo al “memorándum” mencionado antes, la “troika” (UE, BCE, FMI) y las medidas de austeridad que pilota y que, en menos de un año, han reducido un cuarto los salarios y las jubilaciones (tradicionalmente las más bajas de Europa occidental después de Portugal), hecho subir la tasa de paro oficial al 16,2% y llevado a la quiebra a hospitales, universidades y servicios públicos básicos.

Poco subrayado hasta recientemente por los medios internacionales, cuando es de una amplitud y un enraizamiento social mucho más significativos que su “primo” español, este “movimiento de las plazas” como se denomina él mismo, es seguramente diferente de las formas anteriores de acción colectiva.

De ahí sin duda algunos malentendidos: este movimiento no puede de forma alguna ser reducido a una protesta moral. Es, al contrario, revelador de una profunda crisis de legitimidad no solo del partido en el poder, sino del sistema político y del estado como tales. Enarbolando banderas griegas, a veces acompañadas de banderas tunecinas, españolas o argentinas, el “pueblo de las plazas” hace secesión y deja estallar su hartazgo frente a la revocación del “contrato social” fundamental entre el Estado y los ciudadanos. Como proclama la banderola central que atraviesa desde hace semanas la plaza central de Atenas, Syntagma, la “plaza de la Constitución”: “No estamos indignados, estamos determinados”.

Es en efecto una exigencia de democracia real, combinada a la toma de conciencia de que ésta es incompatible con políticas de demolición social, lo que constituye el motor del movimiento en curso. Todas las tardes, en las plazas de varias decenas de ciudades del país se celebran asambleas populares masivamente seguidas de un tipo inédito de actividades: circulación de la palabra, discusión de las propuestas preparadas por las comisiones de trabajo, decisiones sobre las modalidades y los objetivos de las futuras acciones.

El espacio urbano reconquistado se convierte así en el lugar de la protesta y el símbolo de esta reapropiación popular de la política. A pesar de dejar de lado las afiliaciones partidarias, por temor a manipulaciones y divisiones estériles, los militantes de las formaciones de la izquierda radical afluyen rápidamente. Las concentraciones del fin de semana, particularmente las del 5 de junio, reúnen a varios centenares de miles de manifestantes en todo el país, de ellos cerca de 300.000 en Atenas. Se opera una decantación política: en un ambiente que recuerda el de los Foros Sociales Europeos de su mejor momento, las asambleas llaman a la convergencia con los sindicatos y al cerco del parlamento (en Atenas) y de otros edificios públicos (en provincias) en la perspectiva del voto, previsto para fin de mes, del nuevo paquete de austeridad negociado con la UE. Es exactamente lo que ocurre en la jornada bisagra del 15 de junio, cuando el encuentro de los cortejos sindicales y de los del “pueblo de las plazas” toma aires insurreccionales y se enfrenta a la represión policial, particularmente alrededor del parlamento y de la plaza Syntagma.

Durante largas horas, la mayor confusión se instala en la cúspide del estado. En una capital presa del caos, el primer ministro Georges Papandreu negocia ampliamente con la oposición de derechas la formación de un gobierno de “unión nacional” del que él mismo no formaría parte. Al fin de la noche, ante una opinión y medios estupefactos , anuncia el fracaso de estas tentativas y una sencilla remodelación ministerial (el ministro de Defensa toma el puesto del de Economía).

Pero es demasiado tarde: habiendo él mismo admitido la ilegitimidad de su poder, afectado por nuevas deserciones de diputados de su partido, Papandreu juega contra reloj, esencialmente preocupado por la aprobación a la fuerza del acuerdo realizado con la UE.

Un acuerdo al que una calle revigorizada está más que nunca determinada a hacer –físicamente- barrera. A la crisis social y económica se ha añadido una crisis política generalizada, que no podrá ser resuelta por la convocatoria de elecciones anticipadas. ¿La caldera griega en ebullición se acercaría al momento de su explosión? Las semanas que vienen serán decisivas. Una cosa es segura: la onda de choque que ha salido de este país sacude ya en profundidad el actual edificio europeo.

* Stathis Kuvelakis es autor, entre otros, de La France en révolte (Textuel, 2007). Es profesor en el King’s College (Londres).
Á l’encontre, 20-6-2011. Tradución de Faustino Eguberri para Viento Sur. Correspondencia de Prensa: germain5@chasque.net

El siguiente texto es una traducción personal de un texto extraído de la web Contrainfo, dedicada a la traducción a varios idiomas de los comunicados y sucesos más importantes relacionados con el movimiento libertario griego, y heredera del ya inactivo blog Grecia Libertaria. El texto original en griego puede leerse aquí, y su versión en inglés aquí. La traducción podría contener algún error en alguna expresión, de ser así ruego que se avise en los comentarios de la noticia.)

¿Cuántos amigos tiene el pacifismo compulsivo en Facebook?

El 25 de mayo, desde la tarde hasta el amanecer, cerca de 40.000 neo-Greeks [neo-Griegos, juego de palabras haciendo alusión a Geek, que significa friki] de todo tipo llenaron la Plaza Syntagma para legitimar de la peor manera el memorándum de la Troika, las medidas de austeridad y el privilegio exclusivo de la fuerza por parte del Estado.

La reunión necrofílica y pequeño-burguesa de ayer tuvo lugar justo dos semanas después del feroz ataque del Estado contra la manifestación de la huelga del 11 de mayo con un récord de cientos de cabezas sangrando y el manifestante Yannis Kafkas hospitalizado y en coma; y sólo unos días después de la escalada de violencia racista y canibalismo social sin precedentes un poco más lejos de Syntagma – en el otro centro, el degradado, de Atenas: con repetidos ataques policiales y fascistas contra casas y tiendas de inmigrantes o contra centros sociales okupados anarquistas, con adeptos del fascismo abusando del brutal asesinato de Manolis Kantaris mientras grupos neonazis llevaban a cabo pogromos hiriendo a cientos de inmigrantes, y apuñalando hasta la muerte al bangladeshí Alim Abdul Manan.

La reunión pacífica en Syntagma se mantuvo más o menos al mismo tiempo que algunos compañeros se reunían en la Plaza Victoria para resistir activamente contra el terrorismo de Estado, la segregación racial y “the scums of the national backbone” [ignoro a qué se refiere esto o como traducirlo].

De acuerdo con los principios del patético movimiento “Democracia Real Ya” de los reformistas españoles y “Geração à rasca” de los pacifistas portugueses, otro encuentro apolítico más fue convocado a través de Facebook, frente al Greek Kynovoulio esta vez (Kynovoulio, perrera, en vez de Koinovoulio, Parlamento: un juego de palabras intraducible). La simbólica presencia de policías frente al monumento al soldado desconocido no debería engañarnos. No eran sólo los antidisturbios los que defendieron los símbolos del Poder, fue principalmente el gran número de “ciudadanos indignados” el que declaró por todos los medios su lealtad a los patrones y el Estado.

El pacifismo convulsivo de un pseudo-movimiento de resistencia fue, es y será una versión más de la violencia del Estado. Los partidarios del sistema parlamentario, donde quiera que estén, proponen pacifismo con la esperanza de manipular a la muchedumbre y canalizar la rabia del pueblo en vías reformistas del sistema existente en lugar de su derrocamiento. Después de todo, el perfil de manifestante demócrata pacífico es lo que el Estado y el Capital demandan también.

Estas particulares primeras reuniones en la Plaza Syntagma en Atenas, así como en lugares céntricos de otras ciudades en Grecia han dado un voto no oficial de confianza a un sistema podrido desde sus cimientos. Vemos a nivel europeo movimientos similares funcionando como válvulas de escape para relajar la guerra de clases social. Lo que la porra de un policía y el cuchillo de un fascista no son capaces de lograr, es alcanzado por la propaganda reformista de los apolíticos de Facebook.

El movimiento antagonista y los disidentes radicales deberían desvelar la naturaleza reaccionaria y contra-revolucionaria de estas falsificaciones de las revueltas en el mundo árabe. Una de las características fundamentales del capitalismo es su poder para transformar y absorber las voces de rebeldía. Quitando significado a palabras como rabia, revuelta o revolución, el sistema y sus partidarios esperan degradar el movimiento de liberación social y desviarlo a formas menos perjudiciales para ellos.

Los consejos dados por los madrileños a los acampados de Syntagma, como “no hagáis disturbios”, han llegado a mucha gente. Los medios de comunicación globales del régimen reproducen, invisten y adornan los argumentos de los pacifistas, y los venden como la única perspectiva “esperanzadora”.

Mientras no luchemos por tomar los medios de producción, la abolición de la propiedad, la rebelión multirracial y el establecimiento de estructuras de apoyo mutuo y auto-organización, y en su lugar rindamos nuestras banderas y armas en Syntagma (también Constitución) o en cualquier otro lugar escuchando y cantando el himno nacional; mientras permanezcamos en ambientes festivos con guitarras y canciones empalagosas en lugar de hacer acopio de piedras, seguiremos siendo esclavos en manos de nuestros amos.

 

 

Lamentar nada.
Construir todo.
Confiar nada.
Dinamitar todo.

ESPECIAL MOVIMIENTO 15M.

Desde Reflexiones para la Revuelta intentamos que los conatos de revuelta tengan una base teórica y de debate importante. Hasta tal punto consideramos importante la discusión de ideas, acciones, contenido de las mismas y sentido de los diferentes movimientos, que intentaremos recopilar en esta modesta página todo lo relacionado con el movimiento surgido a raíz de las ocupaciones de plazas.

Desde nuestro punto de vista este movimiento pone sobre la mesa diferentes realidades: unas novedosas y que apuntan a la autoorganización de la lucha desde una perspectiva asamblearia y (aunque no siempre) horizontal; y otras realidades venidas de la falta de “gimnasia revolucionaria” que no hacen más que plasmar la falta de contenidos de la vida cotidiana en una falta de contenidos de las luchas espontáneas.
Precisamente, esta espontaneidad es la que debe ser superada para dar paso a la continuidad y la extensión permanente. Solo en la lucha continua se pueden debatir las diferentes reflexiones que vayan surgiendo y profundizar contenidos, formas y procesos. Perfeccionar el noble arte de la revuelta, en ocasiones mayoritaria, en ocasiones minoritaria, pero siempre necesaria.

Como siempre, invitamos a todo el  mundo a que haga su aportación mandándola al mail: reflexionrevuelta@gmail.com

Los peligros de infantilización del movimiento

La revolución pasiva de Democracia Real Ya. No es oro todo lo que reluce

¡QUE SE VAYAN TODOS!

15-M. Abstencionistas y desobedientes

¿Qué interés tiene el sistema con Democracia Real Ya?

Comunicado del Bloque Libertario y Autónomo. Por la extensión de las revueltas. Todo el poder para las asambleas

Carta de una feminista en Sol

Carta al Movimiento Libertario de Valencia sobre las Movilizaciones del 15-M

[Valencia] ¿Y ahora qué? Algunas propuestas

[Valencia] Sobre las asambleas de barrio

Más indignación y menos circo, autocrítica sobre la Acampada en Sol

A QUIENES DURANTE ESTOS DÍAS HAN PARTICIPADO EN LA ORGANIZACIÓN DE LA OCUPACIÓN DE LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA

[Manuel Delgado] 15M, El peligro ciudadanista

Agustín García Calvo en la Puerta del Sol

¿Qué tiene de positivo el 15-M desde un enfoque libertario?

POR UNA DEMOCRACIA SUSTANCIAL

Propuesta de borrador para reemplazar al manifiesto “DEMOCRACIA REAL YA”

Lo más violento de todo seria volver a la normalidad (Acampada BCN)

El Sol sale por todas partes. Por la liberación de espacios

Carta abierta a las asambleas

Sobre los puntos mínimos del 15M y su riesgo de manipulación

El pasado 15 de mayo se celebró en Madrid una manifestación ciudadanista con el lema Democracia Real Ya, pese a las evidentes diferencias con los organizadores y sus gastados lemas, algunos libertarios y autónomos convocamos un Bloque dentro de la manifestación. La participación en este bloque fue masiva, cálida y contundente en sus consignas. Han pasado solo unos días pero tan deliciosos que semejan siglos.

Viendo todo lo que ha tenido lugar desde el domingo, creemos que no nos equivocamos al estar presentes en la manifestación. Como no nos equivocamos al participar en todo lo que ha sucedido después. Entre las personas detenidas hay varios compañeros que necesitan toda nuestra solidaridad. Queremos a todos y a todas las detenidas libres de cargos ya. Y también había algunos de nosotros entre los primeros que acudieron a la Puerta del Sol y plantearon tomar la plaza, entre quienes empezaron a mover el apoyo a los detenidos, entre los que se unieron a las asambleas y comenzaron a formar comisiones.

La pasma desalojó la plaza el martes a las 5:30 de la madrugada, pero esa misma tarde volvió a ser ocupada y se levantó un campamento aún más grande. Acudió aún más gente y, como comentaba un amigo, era difícil salir de allí, un imán nos atraía y dábamos vueltas alrededor de las fuentes, charlando, encontrando amigos, participando en una asamblea o aportando ideas para acciones. Era un momento hermoso.

Comisiones de trabajo, asambleas abiertas, autoorganización, el auténtico poder popular, aunque sea a la escala reducida de una plaza.

Son muchas las diferencias con parte de la gente que participa en estas asambleas, pero nos reconocemos iguales en la lucha y creemos que al calor de las experiencias pueden surgir nuevos amores para los viejos revolucionarios. Llega un momento en el que cuanto más te golpean más fieramente miras a los ojos del amo, cerca de ese punto se encuentra mucha gente que aún no ha encontrado un lenguaje propio, una estrategia y una dirección. Quizás se puedan cruzar nuestros senderos.

Pero no podemos obviar el peligro que acecha a este movimiento, el de la cooptación por parte de los partidos políticos y de los sindicatos (¡hasta el presidente del Círculo de Empresarios se ha mostrado comprensivo con la acampada de Sol!) y la recuperación ciudadanista, cuyos lemas están tratando de imponer en una movilización que se les fue de las manos, cuya estela perdieron el primer día y que ahora tratan de rentabilizar. Se celebran fiestas cuando debería llamarse a la multiplicación de las asambleas y las comunas en todos los barrios y ciudades.

Asimilación. Ése es el verdadero peligro para el naciente movimiento asambleario y no el que esgrime la prensa hablando de violentos que pretender reventar las protestas pacíficas, cuando lo cierto es que esos violentos y radicales estuvieron en el comienzo de todo lo sucedido, junto a muchas otras personas. A izquierda y derecha el miedo es generalizado. Especialmente la izquierda está tratando ya de absorber y recuperar este movimiento. No podemos permitir que se apropien de él. Tenemos que defender nuestra libertad de los perros del poder, vistan de uniforme o enarbolen la bandera verde o roja.

Por ello, creemos necesario avanzar en las propuestas prácticas, que reflejen el sentir generalizado de la gente, que no se queden en la pura fachada del problema y que apunten al corazón de la bestia.

– Exigencia de la retirada inmediata de la reforma laboral y de la reforma de las pensiones.

– Autoorganización por medio de las Asambleas, único poder que reconocemos, y multiplicación de las mismas en barrios y curros.

– Fuera políticos de las Asambleas.

– Ningún diálogo con el Crimen Organizado.

– Multiplicación de las acciones, huelgas y deserciones.

Hacemos un llamamiento explícito a los compañeros y compañeras, amigos y amigas de todo el mundo: Solidaridad urgente con la revuelta. En Túnez, en Siria, en Grecia o en España, nuestra lucha es una y la misma. Que el fuego prenda de ciudad en ciudad, de país en país y de continente a continente.

Libertarios, autónomos y antiautoritarios: nuestro lugar está en las Asambleas. Hay que sumar y aportar empuje, buscando el equilibrio entre la crítica radical y el trabajo compartido con el resto de personas y grupos que forman este movimiento.

Esto es sólo el comienzo de una hermosa puesta de sol…

Por la extensión de las revueltas:Asambleas antiautoritarias y anticapitalistas en todas las ciudades

Todo el poder para las asambleas!

Libertarios y Autónomos de Madrid.

La Libertad política sin la igualdad económica es una pretensión, un fraude, una mentira; y los trabajadores no desean mentiras.

Los trabajadores se esfuerzan luego, necesariamente, en una transformación fundamental de la sociedad, el resultado de la cual debe ser la abolición de las clases, igualmente en lo económico como en sus aspectos políticos: un sistema social en el cual todos los hombres entrarán en el mundo bajo condiciones especiales, podrán desplegarse y desarrollarse, trabajar y gozar de las cosas buenas de la vida. Éstas son las demandas de la justicia.

¿Pero cómo podría, desde ese abismo de ignorancia, de miseria y esclavitud, en que los trabajadores sobre la tierra y en las ciudades son hundidos, llegar a aquel paraíso, los logros de justicia y humanidad? Para ello los trabajadores tienen un medio: la Asociación de Consejos.

A través de la Asociación ellos se refuerzan, mutuamente se mejoran el uno al otro y, a través de sus propios esfuerzos, hacen a un lado esa ignorancia peligrosa que es el sustento principal de su esclavitud. Por medio de la Asociación ellos aprenden a ayudar y apoyarse entre si. Por eso ellos convocarán, finalmente, un potencia que se demostrará más poderosa que todo el capital burgués confederado y poderes políticos reunidos.

El Consejo debe convertirse en la Asociación en la mente de cada trabajador. Debe convertirse en la contraseña de cada organización política y de agitación de los trabajadores, la contraseña de cada grupo, en cada industria en todas partes de la tierra. Indudablemente el consejo, es la muestra más grandiosa y esperanzada de la lucha proletaria, un presagio infalible de la próxima emancipación completa de los trabajadores.

La experiencia ha demostrado que las asociaciones aisladas no son más poderosas de lo que son los trabajadores aislados. Hasta la Asociación de todas las Asociaciones de Trabajadores de un país solo no sería suficientemente poderosa para levantarse en conflicto contra la combinación Internacional de toda ganancia que hace el capital mundial. La ciencia económica establece el hecho de que la emancipación del trabajador no es sólo una pregunta nacional. Ningún país, no importa cuan rico, poderoso, y bien servido sea, puede emprender -sin arruinarse y rendir a sus habitantes a la miseria- una alteración fundamental en las relaciones entre el capital y el trabajo, si esta alteración no es lograda, al mismo tiempo, al menos, en la mayor parte de los países industriales del mundo. Por consiguiente, la pregunta de la emancipación del trabajador del yugo del capital y sus representantes, los capitalistas burgueses es, ante todo, una pregunta Internacional. Su solución, por tanto, sólo es posible a través de un Movimiento Internacional.

¿Este Movimiento Internacional es una idea secreta, una conspiración? En absoluto. El Movimiento Internacional, el Consejo de Asociación, no dicta desde arriba o prescribe en el secreto. El federa desde abajo y va a mil cuartos. Habla en cada grupo de trabajadores y abraza la decisión combinada de todas las facciones. El Consejo vive la democracia: y siempre que la Asociación formula proyectos, esto lo hace abiertamente, y habla a todos quienes quieran escuchar. Su palabra es la voz del trabajo que recluta energías para el derrocamiento de la opresión capitalista.

¿Qué dice el Consejo? ¿Cuál es la demanda que hace a través de cada asociación de aquellos que trabajan y piensan, en cada fábrica, en cada país? ¿Qué pide? ¡Justicia! La justicia más estricta y los derechos de la humanidad: el derecho de hombres, mujeres y niños, independiente de toda distinción de nacimiento, de raza, o de credo. El derecho de vivir y la obligación de trabajar para mantener ese derecho. El servicio de cada uno a todos y de todos a cada uno. Si esta idea aparece espantosa y prodigiosa a la sociedad burguesa existente, tanto peor para esta sociedad. ¿Es el Consejo Acción una empresa revolucionaria? Sí y no.

El Consejo de Acción es revolucionario en el sentido que substituirá a la sociedad basada sobre la injusticia, la explotación, el privilegio, la pereza, y la autoridad, por una que se funde sobre la justicia y la libertad para toda la humanidad. En una palabra, quiere una organización económica, política, y social, en la cual cada persona, sin prejuicio alguno respecto de sus idiosincrasias naturales y personales, encontrará igualmente posible desarrollarse, aprender, pensar, trabajar, ser activa, y gozar de una vida honorable. Sí, esto desea; y repetimos una vez más, si ello es incompatible con la organización social existente, tanto peor para esta sociedad.

¿Es revolucionario el Consejo de Acción en el sentido de barricadas y de la sublevación o manifestación violenta? No; el Consejo manifiesta poco interés en esta clase de políticas; o, más bien, hay que decir que el Consejo no toma en absoluto parte en ellas. Los revolucionarios burgueses, ansiosos por algún cambio de poder, y los agentes policiacos, que encuentran ocupación en las explosiones pasajeras de ruido y furia, se fastidian enormemente con el Consejo de Acción debido a la indiferencia de este hacia sus actividades y esquemas de provocación.

El Consejo de Acción, la Asociación de aquellos que quieren y trabajan, comprendió, hace mucho, que el político burgués -no importa cuan rojo y revolucionario haya podido parecer- nada ha servido para la emancipación de los trabajadores,sino, mas bien, ha endurecido su esclavitud. Y aún cuando el Consejo no hubiese comprendido este hecho, el juego miserable, que ocasionalmente juegan, el burgués republicano e incluso el burgués socialista, habrían abierto los ojos de los trabajadores.

El Consejo de Acción, siempre desarrollándose más completamente en el Movimiento de los Trabajadores Internacionales, se sostiene con severidad a distancia de las tristes intrigas políticas, y conoce hoy sólo una política para cada grupo y para cada trabajador: su propaganda, su desarrollo y organización en la lucha y la acción. El día cuando la mayoría de los trabajadores del mundo se haya asociado a través del Consejo de Acción, se haya firmemente organizado a través del Consejo de Acción, y así, firmemente organizadas sus divisiones en una solidaridad común de movimiento, ninguna revolución, en el sentido de insurrección violenta, será necesaria. Así se verá que los anarquistas no apoyan la violencia abortiva que sus enemigos les atribuyen. Sin violencia, la justicia triunfará. La opresión será liquidada por el poder directo de los trabajadores por medio de la asociación. Y si aquel día hay impaciente suplica, y algún sufrimiento, esto será culpa de la burguesía que rechaza reconocer lo ocurrido con su maquinación. Para el triunfo de la revolución social en sí misma, la violencia será innecesaria.