CultivoAl igual que es innecesario ser un catedrático y licenciado en ciencias políticas para hablar de anarquismo, tampoco hace falta ser estudiante de biología para tratar sobre este asunto, pues en los libros de texto dan conocimientos muy parciales y santifican la bio-tecnología como panacea. La falacia del progreso tecnológico ha contaminado a la biología. Y con el pretexto de acabar con el hambre en el mundo -qué bonito-, da a la opinión pública que modificar los genes de un organismo para que adquiera ciertas características, como resistencia a pesticidas y plagas así como un mayor crecimiento, no afecta a la biodiversidad ni a nuestra salud.

Cualquiera sabe que un transgénico es un organismo al cual se le introdujo un gen de otro para que éste adquiera una determinada característica que pueden ser, desde una mayor resistencia a pesticidas hasta variar su rendimiento. No obstante, hay que hacer una distinción entre lo que es la obtención de una nueva variedad mediante los cruces y lo que es implantar un gen extraído de una bacteria, planta o animal. En el primer caso, el nuevo individuo resultado del cruce, contiene una mezcla del 50% de los genes de sus progenitores. Mientras que en el otro, esa nueva “variedad”, denominada OMG (Organismo Modificado Genéticamente) o ‘transgénico’, no proviene de la unión de dos gametos masculino y femenino sino que ha salido de un laboratorio con un nuevo gen en su ADN. Los defensores de la bio-tecnología dicen que la modificación genética es igual que el método de los cruces pero siendo este primero, un proceso más rápido.  Al contrario, no solo no tienen nada en común sino que es una falacia para justificar su industria.

Todo tiene sus pros y contras. Así pues, la manipulación genética permite crear plantas más resistentes a condiciones climáticas, pesticidas, herbicidas, aumentar su rendimiento, reducir la cantidad de abono necesario, etc… No obstante, todo ello responde a intereses económicos y la proliferación de los transgénicos tiene un gran impacto medioambiental. Como apunte antes de continuar, hay quienes alegan que los OMG en sí no son malos sino las multinacionales que monopolizan el mercado de las semillas transgénicas. Sin embargo, hoy por hoy nadie puede cultivar esas plantas porque están patentadas y porque dichos cultivos necesitan agroquímicos específicos para poder dar sus frutos y cosecharlos. Con lo cual, ese argumento no tiene validez alguna.

Volviendo al hilo, las vastas tierras de América del Sur, la India y parte de África se están convirtiendo -de hecho ya lo son- en enormes campos de monocultivo de soja, algodón, arroz, maíz y otros productos, destruyendo miles de variedades locales y amenazando gravemente la biodiversidad -viene a ser aproximadamente, la cantidad de especies y variedades de seres vivos que conforman un ecosistema, siendo cuanto más variedades haya, más estable, mejor se defiende ante posibles plagas y mayor probabilidad de supervivencia de las especies que habiten en la zona- de esos lugares porque el polen de las plantas transgénicas puede llegar a contaminar las variedades no modificadas genéticas que se encuentren cerca.  Añádase también, que los transgénicos son producidos mediante las técnicas de la agricultura moderna e industrial, es decir, utilizando inmensos campos de monocultivo, agroquímicos que contaminan suelos y aguas, además de degradar la tierra en donde se cultiva, haciendo imprescindible el uso de fertilizantes.

Pese a sus supuestos puntos a favor, no es nada comparable a sus nefastos efectos negativos. El cultivo de transgénicos, a parte de atentar contra la biodiversidad de la región, arruina a los pequeños y medianos agricultores, amenazando también a la agricultura tradicional y ecológica, y deja sin tierra a miles de campesinos y comunidades indígenas obligándoles a, o que trabajen para otro en sus tierras robadas, se mueran de hambre o se marchen lejos. Además, la mayoría de los OMG se destinan a la elaboración de piensos para alimentar al ganado industrial, con que, lejos de resolver el problema del hambre del mundo, lo agrava, puesto que es en países en vías de desarrollo donde más hectáreas ocupan.

Sobre todo, el modelo de agricultura industrial junto a la proliferación de transgénicos ha supuesto la pérdida de la soberanía alimentaria del pueblo, esto es, nuestra capacidad de decidir qué y cómo obtener nuestros propios alimentos sin depender de otra institución u otros individuos. Hoy tenemos abundancia de alimentos y en Occidente se tiran toneladas de comida para mantener los precios mientras en el Sur muchos mueren de hambre. No obstante, el día de mañana todos pagaremos caro el precio tanto de la manipulación genética en laboratorios como su modelo industrial. Recuperar la soberanía alimentaria consiste en fomentar la agricultura ecológica, la permacultura, los huertos urbanos,  apostar por la alimentación vegana, entre otras muchas cosas más. Y por supuesto también, luchar contra los OMG.

Luis Pascual
http://www.mundolibertario.org/secciontumornegro/
 
 

Otoño de agitación libertaria.

Matxinada libertarioaren udazkena.

Os presentamos las jornadas “Otoño de agitación libertaria”, organizadas por la asamblea Nafar Libertarioak y que se desarrollarán durante parte de este mes de noviembre y principios de diciembre. Pretendemos que estas jornadas sirvan para abordar las posturas anarquistas respecto a diversos temas como la educación, el desarrollismo, la territorialidad, la economía…

Pero antes es preciso explicar qué es Nafar Libertarioak:

Hemos querido que estas jornadas sirviesen a modo de presentación de la coordinadora. Nafar Libertarioak surge de la necesidad que veíamos lxs libertarixs de Nafarroa de crear algo en común, un proyecto al que, por encima de nuestras diferentes visiones del ideal anarquista, pudiésemos dar voz y mostrarlo ante la sociedad como un potencial cambio real desde una base autogestionaria, asamblearia y horizontal.

Nafar Libertarioak está compuesto tanto por diferentes colectivos y organizaciones que existían previamente en Nafarroa (Subeltz y CNT en Iruñea, Última Alternativa en Estella, Colectivo Beltza en Basaburua, Sorginkale en Zizur Nagusia, Asamblea Libertaria en la UPNA….) como por distintas individualidades de Iruñerria, Sakana, Ribera, Zona Media…

Este proyecto surge en paralelo a EHKL (Euskal HerrietaKo Libertarioak), una coordinadora compuesta por las diferentes asambleas que, a semejanza de Nafar Libertarioak, se han conformado en las diferentes regiones o herrialdes de Euskal Herriak. EHKL nace bajo una organización y unos principios básicos como son el asamblearismo, el federalismo, el apoyo mutuo o la autogestión. Para ampliar la información sobre

EHKL:ehlibertarioak.wordpress.com/

Por ahora, tanto Nafar Libertarioak como EHKL, están en una fase de organización y consolidación pero con la convicción firme de trabajar por una sociedad sin capitalismo, sin estado y sin autoridad. Si te identificas con esta lucha y este objetivo y si tienes ganas de trabajar por él, no lo dudes y ponte en contacto con nosotrxs.

Salud!

Nafar Libertarioak
Euskal HerrietaKo Libertarioak

nafar.libertarioak@gmail.com

http://ehlibertarioak.wordpress.com

Egitaraua:

-Azaroak 11: 6.30tan Zizur Nagusian “Anarkismoa eta euskal nortasuna” Jakue Pascualekin.

-Azaroak 12: eguerdiko 12tatik aurrera Bilbon abstentzio aktiboaren aldeko manifestazioa + janaria Izarbeltzen. Iruñetik joateko autobusa izanen da.

-Azaroak 13 Aizarotzen 18tatik aurrera bideo emanaldia: “La MAT a donde va el progreso?”

-Azaroak 14tik 27ra: Patxi Buldainen arte esposizioa “Los del 27″

  • Kultur Gunea, Loza Kalea z, 1-3 (Antsoain)
    • Arratsaldero 5etatik 9ak arte
    • larunbatak 11etatik 2etara eta 5etatik 9ak arte
    • igandeak 11etatik 2ak arte
  • Egilearekin topaketa azaroak 14an 7tatik aurrera

-Azaroak 16: NUPen hitzaldia 19tatik “Abstencion Anarkista” Alfredo Gonzalezekin.

-Azaroak 17: subeltzen 19tatik aurrera “Breve historia del anarquismo vasco” Juantxo Estebaranzen liburu aurkezpena

-Azaroak 18: elekzioen aurkako konzentrazioa. Paseo Sarasaten, Diputazio parean. Ondoren manifestaldia “¡Hazles Frente!. Greba Orrokoraruntz! Lemapean.

-Azaroak 19: Bilera orokor irekia + janaria + kontzertua Los Mala Suerterekin Subeltzen. Subeltzen 11etatik aurrera.

-Azaroak 23: ”El capitalismo no esta en crisis, es así. Las mentiras del capitalismo. Soluciones económicas y sociales” Jose Luis Velascorekin, doctrina economikoen historialaria. Hormiga Atomikan 19tatik aurrera

-Azaroak 25: NUPen Tximeletaren eskutik “Las pedagogías libres y su aplicación” 19tatik aurrera

-Azaroak 26: Sorgin Gaua zizurren. Informazio gehio http://sorginkale.wordpress.com/

-Abenduak 1: Altsasuko Gaztetxean 18.30tatik “Breve historia del anarquismo vasco” Juantxo Estebaranzen liburu aurkezpena

-Abenduak 2: Animali askapenaren hitzaldiaAuzotegin Txantrean 18.30tatik aurrera

Programa:

– 11 de Noviembre: ”Anarquismo y cuestión nacional” con Jakue Pascual. En el gaztetxe Esparru Zizur Nagusia a las 18:30h.

– 12 de Noviembre: Manifestación por la abstención activa + Comida en Izarbeltz. En Bilbo, desde las 10:30h. Se organizará un autobús desde Iruña. (Bonos a la venta en Subeltz C/ Curia 29)

– Domingo 13: Proyeccion del documental “La MAT ¿a donde nos lleva el progreso?”. En la casa de cultura de Aizarotz, a las 18:00h.

-Del 14 al 27 de Noviembre: exposición de Arte de Patxi Buldain. “Los del 27”

  • Espacio Cultural, Calle loza nº 1- 3 (Ansoain)
    • Todas las tardes de 5 a 9h.
    • Sábados de 11 a 2 y de 5 a 9h.
    • Domingos de 11 a 14h.
  • Encuentro con el autor: el lunes 14 a las 7 de la tarde.

-16 de Noviembre: Charla: “Abstención Anarquista” viene Alfredo González de la FAI. En la Upna a las 19:00h

– 17 de Noviembre: presentación del libro: “Breve historia del anarquismo vasco” de Juantxo Estebaranz. En Subeltz a las 19h.

– 18 de Noviembre: Concentra antielectoral. En el paseo Sarasate frente a la diputación. A continuación saldra una mani con el lema “¡Hazles frente!, greba orrokoraruntz!”

– 19 de Noviembre: Asamblea General abierta + comida + Concierto de Los Mala Suerte. En Subeltz. desde las 11h.

– 23 de Noviembre: ”El capitalismo no esta en crisis, es así. Las mentiras del capitalismo. Soluciones económicas y sociales”, a cargo de Jose Luis velasco, historiador de las doctrinas económicas. En la Hormiga Atómica a las 19h.

– 25 de Noviembre: Charla “Las pedagogías libres y su aplicación” a cargo de Tximeleta, en la UPNA a las 19h.

– 26 de Noviembre: Sorgin Gaua. Más información: http://sorginkale.wordpress.com

-1 de diciembre: presentación del libro: “Breve historia del anarquismo vasco” de Juantxo Estebaranz. En el Gaztetxe de Altsasu a las 18:30h.

– 2 de Diciembre: Charla sobre liberación animal, en el Auzotegi de la Txantrea a las 18:30

 

Chomsky: Ocupemos el futuro.

Este artículo está adaptado de una charla de Noam Chomsky en el campamento Occupy Boston como parte de una serie de conferencias en memoria de Howard Zinn (historiador, activista y autor de A People’s History of the United States).

Pronunciar una conferencia Howard Zinn es una experiencia agridulce para mí. Lamento que él no esté aquí para tomar parte y revigorizar a un movimiento que hubiera sido el sueño de su vida. En efecto, él puso buena parte de sus fundamentos.

Si los lazos y las asociaciones que se están estableciendo en estos notables eventos pueden sostenerse durante el largo y difícil periodo que les espera –la victoria nunca llega pronto–, las protestas de Occupy podrían representar un momento significativo en la historia estadounidense.

Nunca había visto nada como el movimiento Occupy, ni en tamaño ni en carácter. Occupy está tratando de crear comunidades cooperativas que bien podrían ser la base para las organizaciones permanentes que se necesitarán para superar las barreras por venir y la reacción en contra que ya se está produciendo.

Que el movimiento Occupy no tenga precedentes es algo que parece apropiado, pues esta es una era sin precedentes, no sólo en estos momentos, sino desde los años setenta.

Los años setenta fueron decisivos para EEUU. Desde que se creó el país, este ha tenido una sociedad en desarrollo, no siempre en el mejor sentido, pero con un avance general hacia la industrialización y la riqueza.

Aun en los periodos más sombríos, la expectativa era que el progreso habría de continuar. Apenas tengo la edad necesaria para recordar la Gran Depresión. A mediados de los años treinta, aunque la situación objetiva era mucho más dura que hoy, el espíritu era bastante diferente. Se estaba organizando un movimiento obrero militante –con el Congreso de Organizaciones Industriales (CIO) y otros– y los trabajadores organizaban huelgas con plantones, a un paso de tomar las fábricas y manejarlas ellos mismos.

Debido a las presiones populares, se aprobó la legislación del New Deal. La sensación que prevalecía era que saldríamos de esos tiempos difíciles.

Ahora hay una sensación de desesperanza y a veces de desesperación. Esto es algo bastante nuevo en nuestra historia. En los años treinta, los trabajadores podían prever que los empleos regresarían. Ahora, los trabajadores de manufactura, con un desempleo prácticamente al mismo nivel que durante la Gran Depresión, saben que, de persistir las políticas actuales, esos empleos habrán desaparecido para siempre.

Ese cambio en la perspectiva estadounidense ha evolucionado desde los años setenta. En un cambio de dirección, varios siglos de industrialización se convirtieron en desindustrialización. Claro, la manufactura siguió, pero en el extranjero; algo muy lucrativo para las empresas, pero nocivo para la fuerza de trabajo.

La economía se centró en las finanzas. Las instituciones financieras se expandieron enormemente. Se aceleró el círculo vicioso entre finanzas y política. La riqueza se concentraba cada vez más en el sector financiero. Los políticos, ante los altos costes de las campañas, se hundieron más profundamente en los bolsillos de quienes los apoyaban con dinero.

Y, a su vez, los políticos los favorecieron con políticas beneficiosas para Wall Street: desregulación, cambios fiscales y relajamiento de las reglas de administración corporativa, lo cual intensificó el círculo vicioso. El colapso era inevitable.

En 2008, el Gobierno salió una vez más al rescate de empresas de Wall Street que supuestamente eran demasiado grandes para quebrar, con dirigentes demasiado grandes para ser encarcelados.
Ahora, para la décima parte del 1% de la población que más se benefició de todos estos años de codicia y engaños, todo está muy bien.
En 2005, Citigroup –que, por cierto, ha sido objeto en repetidas ocasiones de rescates por parte del Gobierno– vio en el lujo una oportunidad de crecimiento. El banco distribuyó un folleto para inversionistas en el que los invitaba a poner su dinero en
algo llamado el índice de la plutonomía, que identificaba las acciones de las compañías que atienden al mercado de lujo.
“El mundo está dividido en dos bloques: la plutonomía y el resto”, resumió Citigroup. “EEUU, Gran Bretaña y Canadá son las plutonomías clave: las economías impulsadas por el lujo”.

En cuanto a los no ricos, a veces se los llama “la periferia”: el proletariado que lleva una existencia precaria en la periferia de la sociedad. Esa periferia, sin embargo, se ha convertido en una proporción sustancial de la población de EEUU y otros países.

Así, tenemos la plutonomía y el precariado: el 1% y el 99%, como lo ve el movimiento Occupy. No son cifras literales, pero sí es la imagen exacta.

El cambio histórico en la confianza popular en el futuro es un reflejo de tendencias que podrían ser irreversibles. Las protestas de Occupy son la primera reacción popular importante que podría cambiar esa dinámica.

Me he ceñido a los asuntos internos. Pero hay dos peligrosos acontecimientos en la arena internacional que opacan todo lo demás.

Por primera vez en la historia, hay amenazas reales a la supervivencia de la especie humana. Desde 1945 hemos tenido armas nucleares y parece un milagro que hayamos sobrevivido. Pero las políticas del Gobierno de Barack Obama y sus aliados están fomentando la escalada.

La otra amenaza, claro, es la catástrofe ambiental. Por fin, prácticamente todos los países del mundo están tomando medidas para hacer algo al respecto. Pero EEUU está avanzando hacia atrás. Un sistema de propaganda, reconocido abiertamente por la comunidad empresarial, declara que el cambio climático es un engaño de los liberales. ¿Por qué habríamos de prestarles atención a estos científicos?

Si continúa esta intransigencia en el país más rico y poderoso del mundo, no podremos evitar la catástrofe.
Debe hacerse algo, de una manera disciplinada y sostenida. Y pronto. No será fácil avanzar. Es inevitable que haya dificultades y fracasos. Pero a menos que el proceso que está ocurriendo aquí y en otras partes del país y de todo el mundo continúe creciendo y se convierta en una fuerza importante de la sociedad y la política, las posibilidades de un futuro decente serán exiguas.

No se pueden lanzar iniciativas significativas sin una base popular amplia y activa. Es necesario salir por todo el país y hacerle entender a la gente de qué se trata el movimiento Occupy; qué puede hacer cada quién y qué consecuencias tendría no hacer nada.

Organizar una base así implica educación y activismo. Educar a la gente no significa decirle en qué creer: significa aprender de ella y con ella.

Karl Marx dijo: “La tarea no es sólo entender el mundo, sino transformarlo”. Una variante que conviene tener en cuenta es que, si queremos cambiar el mundo, más nos vale entenderlo. Eso no significa escuchar una charla o leer un libro, si bien eso a veces ayuda. Se aprende al participar. Se aprende de los demás. Se aprende de la gente a la que se quiere organizar. Todos tenemos que alcanzar conocimientos y experiencias para formular e implementar ideas.

El aspecto más digno de entusiasmo del movimiento Occupy es la construcción de vínculos que se está dando por todas partes. Si pueden mantenerse y expandirse, el movimiento Occupy podrá dedicarse a campañas destinadas a poner a la sociedad en una trayectoria más humana.

 

 

 

  Compañeros, compañeras:
Está llegando el momento de encontrarnos, acercarnos, compartir experiencias, profundizar y sumar fuerzas para seguir la lucha.

    La propuesta para el encuentro es el de realizar talleres, debates y exposiciones con el propósito de profundizar sobre temas relacionados a la lucha por la Tierra y lograr la autoorganización social para detener al proyecto de Aratirí.

    Temas centrales:

    La lucha social contra Aratirí, la lucha en defensa de la tierra y contra los megaproyectos.

    Desde el colectivo Acción sin Fronteras vemos como fecha tentativa el Domingo 27 de Noviembre. La presencia de todos los colectivos, organizaciones o individuos preocupados en estos temas es fundamental. Es importante que confirmen su presencia y envíen su nombre y si van a realizar alguna exposición es importante contar lo antes posible con el nombre de la misma para mejor organización del encuentro.

    Otras propuestas:

    1. Reconocer, apoyar e impulsar a los distintos núcleos departamentales que están vinculados a los temas antes mencionados generando una red de distribución de materiales, experiencias y fraternos encuentros que aceiten el funcionamiento colectivo sin perder jamás la autonomía y libre iniciativa de cada uno.
2. Buscar darle proyección a la lucha concreta contra la minería al mismo tiempo que se experimentan las formas de relacionamiento sano y libre en la lucha.
3. A la vez, potenciar las ideas que son motor, el motivo de la lucha contra Aratirí como factor fundamental a desarrollar y a la vez las ideas que entendemos harían un mundo mejor, el mundo que queremos, ese mundo heterogéneo que se perfila en nuestras prácticas cotidianas, ese mismo mundo que nosotros lo imaginamos sin el factor de la mercancía como máxima de relacionamiento entre las personas.

    Propuesta tentativa para el encuentro:

    – Presentación de los participantes y de la jornada.

    -Trabajo en talleres:
Intercambio y discusión de la situación y experiencias, logros y dificultades referidas a las diferentes luchas en defensa de la Tierra.
Propuestas para fortalecer las prácticas entre las organizaciones.

    – Intercambio de los talleres.
– Exposiciones.
– Discusión. Propuesta de instrumentación de la lucha.
– Propuestas de acciones a futuro.

    Los esperamos, la lucha depende de cada uno de nosotros.
Nos reunimos los miéroles en FUCVAM a las 20:00 hs. para seguir coordinando el encuentro. ¡Los esperamos!

Acción sin Fronteras.

 

Planta nuclear de Garoña

Garoña firma un acuerdo para operar a largo plazo como si no tuviera fecha de cierre.

RAFAEL MÉNDEZ – Madrid – 02/11/2011

Elputopais.*

General Electric anuncia que ha pactado con Iberdrola el mantenimiento para seis años pese a que debe presentar un plan de clausura en dos meses.- La central se desmarca y niega que pretenda torcer la decisión del Gobierno

Las eléctricas propietarias de la central nuclear de Garoña (Endesa e Iberdrola al 50% a través de Nuclenor) dan la impresión de trabajar como si la nuclear no tuviera fijada la fecha de cierre para julio de 2013. A pesar de que antes de fin de año la planta debe presentar al Ministerio de Industria un plan de cierre, General Electric Hitachi (GEH) anuncia que ha firmado un contrato con Iberdrola para “mantener la disponibilidad a largo plazo” de esta nuclear y de Cofrentes, con lo que parece dar por hecho que el nuevo Gobierno que salga de las urnas prorrogará la vida de la central burgalesa. Sin embargo, tras leer la noticias, un portavoz de Nuclenor negó que la central esté maniobrando para funcionar más allá de esa fecha: “No queremos ni podemos hacer nada que se pueda interpretar como que Nuclenor quiere operar más allá de 2013”.

José Aycart, responsable de la división nuclear de GE España, ha explicado que el acuerdo apuesta por operar a largo plazo “con todas las consecuencias”. El contrato es para seis años ampliables a 10, aunque si finalmente el Ejecutivo decide mantener el cierre en 2013, el acuerdo sería “flexible” y el contrato “se quedaría en el aire”.

Los trabajos incluyen “el montaje y desmontaje de la tapa de la vasija del reactor, trabajos de mantenimiento de la vasija e inspecciones visuales y por ultrasonidos”. Las compañías no han desvelado la cuantía del contrato, que dependerá en parte de los trabajos que se vayan realizando. Nuclenor insistió pese al comunicado de GE que es un contrato solo para una parada de recarga y que no va más allá de 2013. La orden ministerial de cierre advierte a la planta de que no entorpezca el cierre.

El PP se ha comprometido a mantener abierta Garoña hasta 2019, la fecha que avaló el Consejo de Seguridad Nuclear. Sin embargo, el programa electoral del PP no cita Garoña, aunque sí apunta -con un lenguaje un tanto alambicado- que el Gobierno del PP aceptaría las decisiones del CSN sobre las prórrogas. Que el acuerdo llegue un día después del programa electoral del PP es casualidad, según las empresas, que explican que tenían previsto publicarlo el viernes pero decidieron dejar pasar el puente para hacerlo público.

La nuclear se conectó en la red en 1971, por lo que ya ha superado los 40 años para los que fue diseñada inicialmente, aunque en Estados Unidos hay plantas gemelas a Garoña con permiso para funcionar hasta 60 años.

El contrato tiene su interés incluso si solo fuera parte de la presión de las eléctricas para mantener abierta Garoña. Hasta ahora, Endesa a Iberdrola no han escatimado en inversiones para conseguir que la planta supere los 40 años de vida y abra la puerta al resto de nucleares. Como no hay necesidad de construir nuevas plantas atómicas en España, la central burgalesa es el epicentro de la polémica nuclear. La banca suiza de inversión la situó hace medio año en su lista negra de centrales que cerrarían porque es idéntica al reactor número 1 de Fukushima. La fiscalía investiga, a petición de Greenpeace, si la central calienta un embalse del Ebro más de lo permitido. Centrales idénticas a esta han tenido denuncias similares en EE UU.

JPG - 96.3 KB
El lendakari Patxi López visitando las prospecciones en Texas.

La pasada semana el lehendakari vasco Patxi López anunciaba en Dallas, “a pie de uno de los pozos de extracción” –según explicaba el diario El País– que el próximo año se llevarán a cabo las dos primeras perforaciones en Euskadi para extraer “shale gas” (gas de pizarra) con la técnica denominada fractura hidráulica (fracking en su acepción coloquial en inglés).

En todo el Estado proliferan los permisos para aplicar esta técnica con fuertes impactos medioambientales, que profundiza en el modelo energético basado en los combustibles fósiles. En cambio, ha sido prohibida en Francia y se han dictado moratorias en diversos condados de EE UU, Canadá, Suiza e Inglaterra.

Gas “no convencional”

El “gas no convencional” es gas natural que no se halla en grandes bolsas, sino mucho menos concentrado, por lo que resulta complicado extraerlo. El gas de pizarra (también denominado gas de esquisto), que pertenece a este tipo, se encuentra a mucha profundidad y distribuido en pequeñas burbujas no conectadas entre sí. El fracking es la técnica utilizada para extraerlo. Primero se hace una perforación vertical hasta llegar a la capa de pizarra para, a continuación, perforar horizontalmente e inyectar millones de litros de agua a mucha presión, mezclados con arena y aditivos químicos –hasta 500 sustancias entre las que se figuran elementos cancerígenos y muta- génicos–. Así se libera el gas que, junto con el agua, la arena y los aditivos, retorna a la superficie, pudiendo arrastrar otras sustancias como metales pesados, radón o radio.

Los riesgos medioambientales y para la salud pública de este método de extracción son una evidencia para las poblaciones de EE UU en las que la contaminación de los acuíferos se ha producido ya. “Lo que hemos observado”, explica Josh Fox, director del documental Gasland, “es que está relacionado con casos desde cáncer, a problemas respiratorios, daños cerebrales, desórdenes neurológicos, hipersensibilidad a químicos, y todo tipo de extrañas alergias”.

¿Una nueva burbuja?

Pese a la propaganda de la Administración Obama, que apuesta por extender la explotación de gas no convencional en todo el mundo, la serie de artículos “Drilling” (Perforación) publicados por The New York Times ha sacado a la luz decenas de correos electrónicos y documentos internos de funcionarios de la Administración de Información de la Energía estadounidense que plantean un “fundado escepticismo” sobre la industria de gas de pizarra. Los correos apuntan a una posible “burbuja energética”, dado que –dice un alto funcionario– “las estimaciones de la industria podrían exagerar la cantidad de gas que las empresas pueden obtener de la tierra a un precio asequible”. Se afirma “el carácter impredecible de la perforación de gas de pizarra”, y que es difícil saber “cuánto tiempo serán productivos los pozos”.

Para Daniel Gómez, miembro de la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos, “la fiebre del gas pizarra estará llenando los bolsillos de aquellos que cuentan con la información adecuada”. Según Gómez, “en el momento justo se saldrán del negocio, dejando a los incautos inversores en la cuneta, y buscarán otra fiebre”. En esa misma línea, el consultor geológico estadounidense, Arthur Berman, miembro del sitio web de discusión sobre energía The Oil Drum, señala que “las reservas han sido considerablemente exageradas”, que las estimaciones que se están manejando tienen “una probabilidad del 5% de ser ciertas”, y que nadie habla de los pozos secos, de los que produjeron y ya están inactivos, y de los que están produciendo “una cantidad ridículamente baja de gas”.

En la Unión Europea, parejo a la “fiebre” por el gas no convencional, se ha iniciado un debate sobre el impacto ambiental del fracking. En julio de este año, Francia prohibía esta técnica debido a los peligros medioambientales que entraña. Los titulares de permisos han tenido que comunicar a la administración las técnicas “utilizadas o previstas”, y ello ha supuesto la derogación de tres permisos este mes. En Lancashire (Reino Unido), la pasada primavera se interrumpieron las perforaciones en dos pozos al producirse seísmos a unos 500 metros de los mismos. El Servicio Geológico Británico ha conectado los seísmos con el fracking. En cambio, en el extremo opuesto, Polonia se ha convertido en la máxima defensora de la técnica.

La fiebre llega a España

En un reciente viaje a Amsterdam, Ben van Beurden, jefe de Shell Chemical, ala química de petróleo y gas de Shell, ha señalado que pese a la “fiebre europea” por el gas de pizarra, las posibilidades de este tipo de negocio en Europa son limitadas pues “se trabaja mucho mejor si los derechos sobre los minerales pertenecen a los propietarios de la tierra”, dado que “los propietarios privados tienden a ceder al significar dinero en el bolsillo”. En Europa el subsuelo es competencia de las administraciones públicas.

El anuncio de Patxi López, –relativo al permiso Enara, de 2006–, ha seguido la tónica de otras presentaciones, haciendo hincapié en el “autoabastecimiento”, mantra que repiten, pese al carácter aproximado de las estimaciones, doquiera se pretende introducir el fracking. Aunque dicen haber encontrado “significativos indicios”, aún deben invertir cien millones de euros en dos nuevas prospecciones “para confirmar definitivamente el hallazgo”.

Actualmente, hay solicitados, y en varios casos concedidos, permisos para casi todas las comunidades autónomas: País Vasco, Cantabria, Asturias, Castilla León, Castilla La Mancha, La Rioja, Navarra, Cataluña, Comunidad Valenciana, Aragón y Andalucía ya están en el mapa del fracking. En la mayor parte de los casos ni las poblaciones ni, a menudo, los alcaldes tienen conocimiento de ello.

En Cantabria, la Asamblea contra la fractura hidráulica surgió al conocerse por la prensa la existencia del permiso Arquetu, tramitado para una zona contigua a la reserva natural del Saja-Besaya. Ni siquiera los alcaldes lo sabían. Esta asamblea ha presentado ante la Dirección General de Industria un recurso y algunos ayuntamientos, tras ser informados, se han animado a presentar mociones de rechazo.

Para Ecologistas en Acción es relevante señalar que “caminar hacia una cobertura 100% renovable es incompatible con el apoyo a la explotación y uso de los combustibles fósiles”. El gas no convencional, y el modelo extractivo que implica, en cambio, parece seguir en los planes del Gobierno estatal que, en septiembre, afirmaba que “las actividades de prospección de hidrocarburos tienen un interés estratégico y económico evidente”.

Diagonal Periódico – Patricia Manrique Fernández (Redacción Cantabria).

yaoyotl

Yaoyotl.

Publicación por la liberación animal y de la tierra # 1

Esta es una revista enfocada hacia el movimiento de liberacion de la tierra y animal.El contenido es variado con temas sobre seguridad activista, historia del FLT/ELF, criticas constructivas, problemas locales y mas. Este zine esta hecho por la liberacion total.

Editorial:

Lo que tienes aquí presente es el primer numero de esta publicación que lleva por nombre “Yaoyotl” que significa “Guerra” en la lengua náhuatl, ya que esta revista pretende ser un medio de guerra declarada contra la dominación y explotación de la naturaleza y quienes habitamos en ella. La inquietud de editar una publicación de estos términos parte de la necesidad de difusión de las ideas y principios del FLT y FLA así como también la difusión de la lucha contra la explotación de la naturaleza y de los animales hecha desde diversas perspectivas y practicas. Incluimos en esta revista textos, criticas, historias, etc. sobre nuestr@s enemig@s que actualmente están asesinando al planeta y el deterioro ambiental que causan, experiencias de acciones y guerrer@s a nivel internacional y local, estrategia para la lucha, compañer@s pres@s que han caído en las garras del estado y reflexiones constructivas.

Algunos textos que conforman esta publicación fueron tomados y traducidos: de la revista estadounidense “Resistance” se extrajo el texto “Liberación de la Tierra: movimiento, estrategia y dirección”, y también el articulo titulado “seguridad del activista en la época digital”. El articulo sobre la cultura de seguridad es un extracto y traducido de un fanzine canadiense llamado “Security culture: a handbook for activists”, además el texto titulado “Frente de Liberación de la Tierra: historia, principios, dirección, objetivos” fue tomado del libro “Encendiendo la llama el ecologismo revolucionario”.

Esperamos esta publicación cumpla con su finalidad que es orientar e incitar a dar un paso mas en la lucha directa y objetiva por la liberación animal y de la tierra. Para cualquier colaboración puedes contactar escribiendo a la siguiente dirección de e-mail: revista_yaoyotl@riseup.net

Link mediafire:
http://www.mediafire.com/?gfp3c3odffuzi4r

___________________________

SOBRAS DE PRODUCCIÓN.

Crónicas parciales y reflexiones sobre la devastación de un territorio y las revueltas de Napoles (2006 – 2008).


“Aquí, en la región de Campania,(Nápoles) el problema es más evidente porque vivimos literalmente sumergidos en la basura, pero en otras zonas la situación no es mucho mejor. Los vertederos están casi saturados en todo el territorio nacional, zonas enteras del país han sido contaminadas y las enfermedades relacionadas con la exposición a productos tóxicos aumentan con un ritmo alarmante. En conclusión, el capitalismo nos está exterminando.”

_______________________________________________________


El_eje_carpetoveton-lusitano.

Cicatrices_del_mercado..

octubre 27, 2011

Los Cornudos de la Mundialización: el AVE por Extremadura.

El AVE no llegará a la frontera portuguesa en 2010 ni en 2012, pero las líneas fundamentales del capitalismo en Extremadura están trazadas y únicamente una movilización de sus habitantes podría anularlas. Ello significaría que la población extremeña es consciente de los males del modo de vida que se avecina y exige otro transporte, otro estilo, otra sociedad, comunitaria, horizontal, más acorde con la naturaleza y fuera de los mercados. Más equilibrada, más justa, más humana, sin Estado.

En cualquier rincón del Estado las oligarquías político empresariales desean globalizarse cuanto antes, a gran velocidad, valga la redundancia, cosa que por otra parte no podrían evitar aun sin quererlo, pues, como demuestran la existencia de multinacionales españolas desde los años noventa y el euro, la economía nacional forma parte de la economía mundial. Lo característico de su frenesí desarrollista reside en la creencia inconmovible de que la llave de la puerta de los mercados transnacionales es el TAV, mero reflejo de la apuesta político estatal por un crecimiento depredador sin miramientos. España es el estado de la Unión Europea con más pantanos y más kilómetros de autopistas; pronto tendrá el dudoso honor de contar con más líneas de Alta Velocidad que nadie. Igual que en el resto del Estado, el TAV desempeña en Extremadura el papel de interés general, cuya realización llevará a sus habitantes al cielo de la economía, permitiéndoles una vida completamente sometida a los imperativos del crecimiento global, con altos niveles de narcisismo, motorización, consumo y endeudamiento.

La ideología caciquil moderna, o sea, la ideología de la clase dominante, es –como en tiempos de Franco– furiosamente desarrollista; manifiesta una fe sin fisuras en el crecimiento económico y la colonización tecnológica como solución a los problemas derivados de un supuesto “atraso” local, es decir, de una “posición periférica respecto a los ejes de desarrollo europeos.” Si hasta ayer las lecciones de los viejos ministros del Opus Dei guiaban las decisiones de las jerarquías, hoy los caciques autóctonos han aprendido la lección china e hindú: dejar de centrarse en el mercado interior y dedicarse a las exportaciones “en la perspectiva del Mercado Único Europeo”. Esa vuelta de tuerca del capitalismo no es fácil, porque requiere profundas transformaciones culturales, productivas y territoriales, y sobre todo, porque éstas han de financiarse con el gasto público. En Extremadura se parte de una economía fundada principalmente en la agricultura, con bajo nivel tecnológico y escasa densidad de población, pero los expertos de la oligarquía cuentan con tres bazas para iniciar la reconversión: la situación geográfica entre Madrid y Lisboa, un ambicioso programa de infraestructuras a medio hacer y un apoyo estatal preferente garantizado por una política tradicionalmente centralista. La pieza fundamental de esa “estrategia de futuro” es, claro está, el AVE. El tren de alta velocidad es el “catalizador de crecimiento económico” que, mejorando “las conexiones con Portugal”, aportará “un gran desarrollo” y pondrá a Extremadura “en la vanguardia”, con “un sistema productivo mejor vertebrado y equilibrado con su entorno.” Su construcción quedó pactada en 2003, durante la entrevista Aznar-Durao Barroso en Figueira da Foz, pero debido a problemas financieros y a otros derivados de las expropiaciones, las obras, con todas las declaraciones de impacto ambiental favorables, no comenzaron hasta el año pasado. Y a principios de verano, el ministro de fomento calificó la línea de “prioritaria para el Gobierno”, lo que con Portugal de por medio significa que la aventura capitalista va en serio, que no hay marcha atrás.

El AVE ha venido precedido de la construcción de autovías, rondas, obras hidráulicas y centrales térmicas, a las que se añadirán, según el “Plan especial” del 2007 para la región extremeña, un aeropuerto y la plataforma logística “del Suroeste ibérico”. De por sí se define el modelo territorial al que se aspira, basado en la concentración urbana, la hipermovilidad y el despilfarro energético. ¡Menudo equilibrio con el entorno!. Sin embargo, Extremadura goza de una distribución racional de la población, repartida por el territorio alrededor de un puñado de ciudades medianas: ese privilegio, que para los expertos significa “falta de centralidad”, es lo primero con lo que hay que acabar. La población tendrá que amontonarse en el triángulo Badajoz-Mérida-Cáceres, seguramente con una contribución demográfica portuguesa y africana, mano de obra que rellenará las bolsas de trabajo precario creadas por la nueva economía y con el tiempo conformará una subclase marginada de explotados. Allí quedarán ubicados los servicios logísticos –almacenaje, empaquetamiento y distribución de mercancías—vertebrando las cuentas oligárquicas. El resto del país, cortado en dos por el AVE, Este y Oeste, casi aislada una parte de otra por la barrera de vallas, cajones de cemento, terraplenes, viaductos y taludes del tren, se destinará al turismo rural. Esa será la tierra prometida por la movilización “de la capacidad de iniciativa y de desarrollo rural y local” provocada por el TAV: el crecimiento de la infraestructura hotelera en comarcas enteras reducidas a destino turístico. Así pues, la nueva ordenación territorial impuesta por el desarrollismo caciquil extremeño tiene poco de equilibrada y vertebrada. Por un lado, despoblamiento de pueblos pequeños, a merced de las hordas estivales huidas de metrópolis foráneas; por el otro, expansión de núcleos urbanos, sobre todo de los que tengan estación. El resultado ha de ser ineluctablemente un territorio partido, con dos pedazos a su vez fragmentados y desarticulados orbitando alrededor de un eje ferroviario, centrado éste por una futura conurbación todavía por construir, una mina de “promociones residenciales” con su correspondiente “proyecto de parque temático”. El modelo económico nacido de esos “nuevos proyectos de inversión y negocio” que el TAV debe fomentar no tiene nada de original, y menos de “sostenible”, pues a fin de cuentas está basado en los dos pilares del fracasado desarrollo-basura español, la construcción y el turismo, y en la voluntad poco brillante de llegar a ser parada y fonda, o sea, una etapa de la circulación mercantil, entre Portugal y España. Modelo vulnerable a las burbujas bursátiles e inmobiliarias no por alejarse de los mercados, sino por estar bien integrado en ellos. Tampoco resulta demasiado novedoso el modelo social que se desprende de los anteriores. Una masa amorfa de votantes satisfechos con un montón de pobres por debajo, y, por encima, una oligarquía dirigente con fuerte componente político, ya que el Estado es el mayor proveedor de fondos, consolidada con la nueva economía “de flujos” y como todas sus homólogas regionales, con las inclinaciones totalitarias que se desprenden de su obsesión por la seguridad y su intolerancia ante la protesta real.

Para desmontar toda la demagogia expertocaciquil sobre “las condiciones de una economía diversificada y competitiva” que se supone salvarán a Extremadura del subdesarrollo tercermundista, escapando por así decir a una dieta exclusiva de bellotas y a un alumbrado de candil, bastará con traducir en correcto castellano el discurso técnico sobre el TAV, elaborado para uso de políticos y directivos empresariales. El lenguaje es relativo y en boca de los dirigentes una palabra puede significar lo contrario de lo habitual. Así sucede con el adjetivo “sostenible”, aplicado al AVE simplemente por no haber arrasado el parque nacional de Monfragüe como prescribían las leyes de la eficacia y la rentabilidad. Se pasan por alto el gran impacto ambiental al que obligan su rigidez geométrica y las exigencias de seguridad, los enormes consumos de suelo y energía que le son consustanciales o la concentración poblacional que resulta potenciada por él. ¿A quién le interesa viajar de Madrid a Badajoz en dos horas y doce minutos? Sólo a los “profesionales” y hombres de negocios. EL TAV no responde a las necesidades de movilización de todos los extremeños, sino sólo a las de sus dirigentes. En otros lugares compite con el avión, medio de transporte habitualmente usado por ejecutivos, políticos y demás “viajeros pendulares” o “commuters”; en Extremadura, se presenta como alternativa al vehículo privado, para el que no faltan autovías. Según los expertos, el TAV, la enormemente costosa “vanguardia del transporte terrestre de viajeros”, originará “un cambio drástico en las comunicaciones regionales y con Madrid.” Por supuesto que el cambio será drástico, pero en peor. Ya se ha visto que los trenes de largo recorrido han de suprimirse para forzar a los viajeros a subir al AVE, pagando un billete mucho más caro a fin de volverlo menos oneroso para el Estado. También se ha visto que los sistemas de cercanías han sido descapitalizados, cuando no directamente sacrificados si su trazado se solapaba con el TAV. El efecto desvertebrador es innegable pero los expertos disponen de una palabra para conjugarlo: “intermodalidad”. Con ella se designan los diferentes medios de transporte que comunican el territorio y lo reestructuran, que en la práctica, tanto en el caso extremeño como en los otros, se reducen a uno solo: el automóvil. Todas las demás modalidades de transporte han sido desechadas en aras de la alta velocidad, entre semana al servicio de los dirigentes y al de los turistas los fines. Prestando oídos a los expertos, lo que nos están diciendo es que coche y TAV son dos de los puntos cardinales del modelo de movilidad más ecológico. Es de esperar que los otros dos sean las centrales nucleares y los combustibles fósiles, fuentes energéticas idóneas para esa clase de ecología. Pues de acuerdo con los parámetros del moderno capitalismo, una economía “verde” es aquella en que el exceso de residuos y la subida del nivel de contaminación son indicadores de la buena marcha de la productividad y el consumo. Aplicando la regla de “a más basura, mayor actividad”, la mala salud de la gente o del territorio que habita mide la buena salud de la economía. En eso se resume el “desarrollo sostenible”, cantinela del poder que acompaña sus obras faraónicas en perjuicio de sus súbditos, entre resignados y crédulos.

Naturalmente, el capital no abunda en una economía en recesión, con un Estado deficitario, por lo que los plazos no se van a cumplir. El AVE no llegará a la frontera portuguesa en 2010 ni en 2012, pero las líneas fundamentales del capitalismo en Extremadura están trazadas y únicamente una movilización de sus habitantes podría anularlas. Ello significaría que la población extremeña es consciente de los males del modo de vida que se avecina y exige otro transporte, otro estilo, otra sociedad, comunitaria, horizontal, más acorde con la naturaleza y fuera de los mercados. Más equilibrada, más justa, más humana, sin Estado.

Miguel Amorós
Contribución a la lucha contra el TAV a su paso por Extremadura, terminada el 8 de septiembre de 2009.